Acacia: Especies en España, Características y Propiedades

Acacia

Sí, por supuesto.

Hay MUCHOS tipos de acacias.

Muchísimo.

Y si le sumamos las falsas acacias, ya ni te cuento.

Pero ojo, porque todas las acacias son parecidas, ¡pero a la vez distintas!

Así que aquí abajo te doy las claves para que conozcas los diferentes tipos de acacia, verdaderas y falsas. También te cuento sus numerosos y valiosos usos.

Y para terminar el artículo, te dejo también unos consejos para su cuidado, ¡por si quieres tener tu propia acacia! 🙂

Características comunes en todos tipos de acacia

La acacia es un género dentro de la familia de las leguminosas, subfamilia Mimosoideae, con unas 1.400 especies, la mayoría de origen australiano o africano.

Y ojo al dato:

¡En Australia hay cerca de 1.000 especies de acacia!

Las características comunes de las acacias son hojas de margen entero, abundantes flores amarillas y frutos que son legumbres con forma de vaina (generalmente aplanadas).

En todo lo demás, hay bastantes diferencias:

  1. Pueden ser árboles grandes, pequeños o arbustivos.
  2. Pueden ser espinosos o inermes (sin espinas). Por ejemplo, las africanas suelen ser espinosas y las australianas no.
  3. Pueden ser de hoja perenne o caduca. En general, las acacias australianas son perennifolias y las acacias africanas caducifolias.
  4. Las hojas pueden ser compuestas o reducidas solo a un filodio (peciolo plano y ensanchado).
  5. Las hojas compuestas pueden ser pinnadas (las hojuelas salen de dos en dos enfrentadas respecto al eje de la hoja) o bipinnadas (las hojuelas son también compuestas).
  6. Las hojas compuestas pueden tener, o no, filodio.

Ya ves que variedad existe entre las distintas especies de acacia.

Pero ahora voy a lo bueno. A la lista de especies.

Conoce 10 especies de acacia en la península ibérica

En España se pueden encontrar 10 especies de acacia que crecen de forma silvestre.

Algunas de ellas se han catalogado como especies invasoras por su facilidad de colonizar zonas que les resultan favorables.

1. Acacia baileyana

Acacia baileyana

La mimosa dorada o acacia de Bailey (Acacia baileyana) es originaria de Australia, muy resistente al calor y a la sequía, pero solo soporta heladas ligeras.

Como la mayoría de las acacias australianas, es un árbol de hoja perenne y no tiene espinas.

Tiene un crecimiento rápido, pero crece solo hasta los 8 metros de altura. Tolera sin problemas las podas de árboles, así que es muy apropiada para espacios que no sean no grandes.

Las hojas son pinnadas sin filodio de color verde glauco (azulado) y están compuestas por foliolos muy estrechos y juntos entre sí. Parecen una pluma.

Tiene una floración invernal en enero, ESPECTACULAR, cubriéndose completamente de racimos de flores de intenso color amarillo agrupadas en glomérulos (grupo denso con forma globosa de flores sin pedúnculo).

2. Acacia retinodes

Acacia retinodes

Se le llama acacia cuatro estaciones porque da flores durante casi todo el año, en racimos de glomérulos de color amarillo.

Es un árbol pequeño o arbustivo de origen australiano, hoja perenne, sin espinas, que alcanza normalmente hasta los 6 metros. Es muy resistente a las heladas, hasta -10 ºC, y también a las sequías.

Las hojas de la Acacia retinodes están reducidas a filodios linear-lanceolados, de hasta 20 cm de largo, de color verde azulado.

Como la Acacia baileyana tiene un crecimiento rápido, unos 35 cm al año, que puede ser mayor si la riegas en los periodos más calurosos y secos.

3. Acacia dealbata

Acacia dealbata

La mimosa común o Acacia dealbata es otra acacia australiana de hoja perenne, sin espinas y rápido crecimiento. Algo más grande que las anteriores, puede alcanzar hasta los 10 o 12 metros de altura.

Tiene un tronco liso y grisáceo con muchas ramas. Las hojas de la mimosa común son bipinnadas sin filodios, glabras (sin pelos) en el haz y tomentosas (con pelos cortos y suaves) en el envés.

Su floración invernal en febrero o marzo es todo un espectáculo, llenándose de glomérulos de flores de intenso color amarillo.

En ese sentido, a mí me recuerda al precioso arbusto Kerria japonica, que también florece en invierno con magníficas flores amarillas, junto a todas las fantásticas plantas que incluyo en mi listado de flores de invierno con nombres y fotos.

¡Y además huelen muy bien!

La Acacia dealbata está incluida en el Real Decreto 630/2013, del Catálogo de Especies Exóticas Invasoras (catálogo) por su facilidad para colonizar zonas.

4. Acacia decurrens

Acacia decurrens

La acacia o mimosa verde o negra es un arbol pequeño, de hora perenne, originario de las Montañas Azules de Nueva Gales del Sur en Australia.

Las hojas de la Acacia decurrens, como las de la dealbata, son bipinnadas sin filodios. Una característica muy curiosa es que sus hojas se cierran por la noche.

Florece al finales del invierno, con numerosos racimos de glomérulos florales de brillante color amarillo.

No está incluida en el catálogo de especies invasoras, por lo que se vende en lugar de la Acacia dealbata.

5. Acacia saligna

Acacia saligna

Como el sauce. Esto es lo que significa saligna.

Esto se debe a que sus hojas son filodios lanceolados, parecidas a las hojas de los sauces.

La acacia azul (Acacia saligna, sinónimo Acacia cyanophylla) es de origen australiano, hoja perenne y tamaño pequeño. Es muy ramificada desde la base por lo que parece un arbusto.

Sus hojas (filodios) son de color verde glauco (azulado). Por eso se le llama acacia azul. Florece en primavera en racimos de glomérulos de color amarillo anaranjado.

6. Acacia longifolia

Acacia longifolia

La mimosa dorada de Sídney es otra acacia australiana catalogada como invasora.

Las hojas de la Acacia longifolia son filodios de forma variable de linear-lanceolados a oblongo-elípticos. Se diferencia de las anteriores en que sus glomérulos florales son cilíndricos.

7. Acacia pycnantha

Acacia pycnantha

La flor del zarzo dorado es la flor nacional de Australia.

La Acacia pycnantha un árbol pequeño, de 6 a 8 metros de altura, no espinoso y de hoja perenne. Las hojas son solo filodios, asimétricos en la base y algo falciformes (forma de hoz).

Florece cuando terminan los fríos invernales con una explosión de racimos de glomérulos florales de color amarillo dorado.

8. Acacia melanoxylon

Acacia melanoxylon

La acacia negra o Acacia melanoxylon es característica porque los ejemplares jóvenes tienen las hojas bipinnadas con filodios, mientras que los adultos tienen solo filodios.

Es otra acacia australiana catalogada como especie invasora.

9. Acacia mearnsii

Acacia mearnsii

La mimosa negra, australiana, inerme y de hoja perenne, puede alcanzar hasta los 10 metros de altura con una copa con forma de dosel y ramas que cuelgan casi hasta el suelo.

Sus hojas son bipinnadas sin filodios. Se distingue por el color amarillo pálido de sus abundantes y redondos glomérulos florales.

10. Acacia karroo

Acacia karroo

El aromo de Sudáfrica o espina dulce es una acacia de origen africano de hoja caduca, con espinas de color blanco y de hasta 10 cm de largo.

Este tipo de acacia es un árbol pequeño, arbustivo porque ramifica desde muy abajo, con una amplia copa. Sus hojas son bipinnadas sin filodios, de color verde oscuro.

Florece a principios de verano con numerosos glomérulos esféricos de flores de color amarillo dorado, unidos por pedúnculos a la base de las hojas.

Otras acacias africanas, aunque no presentes en España, son la Acacia nilotica, la Acacia erioloba y la Acacia senegal.

Las 5 falsas acacias: Árboles que no son acacia pero lo parecen

No me quiero dejar a las falsas acacias, llamadas comúnmente acacias por su parecido, aunque estrictamente no pertenecen a ese género.

Son especies que se han utilizado o se utilizan mucho como árboles ornamentales, aunque algunas de ellas también se asilvestran fácilmente.

1. Robinia pseudoacacia

Falsas acacias en España - Robinia pseudoacacia

A la falsa acacia se llama en muchos pueblos «Pan y quesillo» porque sus flores son dulces y comestibles.

Tiene una corteza grisácea muy agrietada con una copa irregular, aunque hay variedades con la copa con forma de bola, y hoja caduca. Las hojas son imparipinnadas (número impar de hojuelas o pinnas) con hojuelas de forma ovalada.

Las flores son de color blanco pero hay una variedad de color rosa.

2. Gleditsia triacanthos

Gleditsia triacanthos

A la acacia de tres espinas se le llama así porque sus numerosas y largas espinas son trífidas, es decir, que tienen 3 puntas.

Es un árbol grande con un tronco de corteza lisa que con los años se fractura en placas. Las hojas son caducas y paripinnadas (número par de hojuelas). Los arboles jóvenes las suelen tener bipinnadas.

Los frutos son unas vainas muy largas y retorcidas, de color negruzco cuando están maduras, que cuelgan del árbol durante casi todo el invierno.

3. Albizia julibrissin

Falsas acacias - Albizia julibrissin

La acacia de Constantinopla o árbol de la seda es uno de los más ornamentales por sus flores rosas, sin pétalos, con largos estambres como hilos de seda que le dan una forma globosa.

También es muy característica su copa con forma de parasol y sus hojas compuestas bipinnadas con numerosos pares de hojuelas en los dos niveles.

4. Styphnolobium japonicum

Styphnolobium japonicum

La acacia de Japón es más conocida por su antiguo nombre científico Sophora japonica.

Tiene un tronco recto con la copa redondeada. Sus hojas son compuestas e imparipinnadas con foliolos oval-lanceolados (los de la robinia son más ovalados).

Florece en verano con grandes panículas terminales de flores de color crema. Sus frutos son vainas con las semillas marcadas, pareciendo un rosario. Se mantienen en el árbol durante el invierno, sirviendo de alimento para las aves.

5. Vachellia farnesiana

Acacia o Vachellia farnesiana

El huizache se denominaba anteriormente Acacia farnesiana, pero en el año 2005 fue asignado a un nuevo género Vachellia.

Es un arbolito o arbusto muy espinoso, de hoja semiperenne (perenne o caduca según el clima de la zona). Las hojas son bipinnadas sin filodios. Las flores salen agrupadas en glomérulos amarillos y son muy aromáticas.

Es originario del área tropical de América, pero actualmente se ha extendido por muchas zonas cálidas del planeta, aunque sean secas.

En España está catalogado como especie invasora.

Las acacias tienen muchos usos tanto ornamentales como otros más utilitarios.

Los muchísimos usos de la acacia

Usos de la mimosa

Las acacias se han utilizado mucho como árboles ornamentales por su frondosa copa de hojas perennes y sobre todo por su llamativa floración amarilla, en muchas especies en pleno invierno.

Fijación del terreno

Además, las acacias también sirven para fijar el terreno en taludes y zonas arenosas, porque sus raíces son muy fuertes, profundas y extensas.

Utilidades en perfumería

Y como sus flores son muy fragantes, de ellas se extraen aceites esenciales para su utilización en perfumería.

Forraje para el ganado

Las hojas y las vainas de la acacia tienen un alto contenido en proteínas por lo que son muy aprovechables como forraje para alimentar al ganado.

La dura madera de acacia

Igual que hay mucha variedad de acacias, sus respectivas maderas también son de distinto color y grano. En general es dura aunque se trabaja bien con ella.

Además, es duradera y resistente a la humedad y a los insectos, por lo que se utiliza mucho tanto en la construcción como en ebanistería para la fabricación de muebles e incluso de instrumentos musicales.

E-414

De la resina de varias especies de acacia se puede extraer la goma arábiga. La acacia la utiliza para cicatrizar sus heridas. Nosotros para elaborar el aditivo E-414, tan utilizado en la industria alimentaria como gelificante.

Los pocos cuidados de la acacia: ¡Un árbol muy agradecido!

La acacia necesita MUY POCOS cuidados.

Es genial.

Un árbol super agradecido…

Así que oye, si te gusta la apariencia de la acacia (imagino que sí, porque si no no estarías aquí) puedes hacerte con alguna que no esté incluida en el catálogo de invasoras.

Estos son los 4 cuidados que requiere una acacia:

  1. Clima: Aguantan muy bien las altas temperaturas pero algunas especies son muy sensibles a las heladas. Otras sí que resisten heladas moderadas.
  2. Suelo: No tiene exigencias con el suelo, puede desarrollarse hasta en suelos pobres en nutrientes.
  3. Ubicación: A pleno sol y alejada de muros y tuberías por sus fuertes y extensas raíces.
  4. Riego: Como árbol proveniente de zonas de escasa pluviometría no necesita riegos, solo alguna ayuda el primer año de vida.

Aparte, esta la típica pregunta de la multiplicación o reproducción de la planta…

Sobre la multiplicación de la acacia

La acacia se puede multiplicar fácilmente por semillas y por esquejes. La época más recomendable es la primavera para ambos métodos.

Si quieres multiplicar la acacia por semillas sigue estos pasos:

  1. Sumerge durante 1 segundo la semilla en agua hirviendo.
  2. Mantén la semilla durante 24 horas en agua a temperatura ambiente.
  3. Coloca la semilla en un semillero o maceta con cualquier sustrato universal.
  4. Cubre la semilla con un poco de tierra. No es necesario ni conveniente cubrirla mucho.
  5. Riega la maceta.

En una semana o poco más germinará la semilla.

Para ti, mi ebook gratis

Espero que este artículo sobre árboles te haya sido de utilidad, y por supuesto te animo a compartirlo porque así me ayudas a traer más personas a Gracias Naturaleza. ¡Muchas gracias!

Como extra, aquí te dejo un enlace para descargar gratis mi ebook: 10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *