Agrimonia: Propiedades medicinales y Contraindicaciones

Agrimonia

Agrimonia, la planta medicinal por excelencia.

Quizás la hayas oído nombrar.

Y déjame adivinar… te ha picado el gusanillo de la curiosidad.

Pues ya te confirmo que en efecto, la agrimonia es una planta medicinal de lo más completa.

Pero ojo, porque también tiene ciertas contraindicaciones.

Así que en este artículo te explico qué es la agrimonia, sus propiedades medicinales y sus usos más frecuentes. Sigue leyendo y entérate de todo. 😉

¡Vamos al lío!

Agrimonia, planta medicinal por excelencia

La agrimonia es conocida desde hace muchísimo como una planta medicinal.

  • Se cree que los griegos la usaban para tratar problemas en los ojos.
  • Sabemos que en la Edad Media la usaban para combatir el insomnio y para curar heridas, de ahí uno de sus nombres, «mermasangre».

Posteriormente se han ido descubriendo muchas más propiedades.

Campo de agrimonia con propiedades medicinales

Como otras plantas de la familia de las rosáceas, la agrimonia cuenta en su composición con gran cantidad de taninos, y por eso es astringente.

No obstante, hay bastantes más sustancias químicas en su composición.

Principales componentes químicos

Aquí te dejo un resumen de las principales sustancias que contienen sus flores y hojas:

  1. Taninos
  2. Flavonoides
  3. Triterpenos
  4. Cumarinas
  5. Ácidos fenólicos
  6. Ácido salicílico

Estas sustancias, y otras en menor proporción, son los principios activos que le dan a la agrimonia sus interesantes propiedades.

Propiedades medicinales de la agrimonia

Déjame decirte que antes de usar una planta medicinal, sea la agrimonia o cualquier otra, debes de consultar a un profesional en salud, para que te haga una recomendación completamente personalizada para ti.

¡Hazme caso y no te la juegues!

Dicho esto, aquí van unas cuantas aplicaciones medicinales de la agrimonia:

  1. Trata problemas hepáticos y digestivos, y es astringente por que está muy recomendada en casos de diarrea, de hecho es uno de sus principales usos. Por otro lado abre el apetito, así que se recomienda a personas con anorexia y con anemia. También ayuda en trastornos hepatobiliares, como la ictericia o la inflamación hepática (estudio científico sobre su potencial hepatoprotector).
  2. Alivia las dolencias respiratorias, así como las faringitis e inflamaciones de garganta, alivia las afonías, reduce el exceso de mocos.
  3. Ayuda con el reuma, por la gran cantidad de flavonoides (antiinflamatorios).
  4. Mejora los niveles de glucosa en sangre (estudio).
  5. Alivia los síntomas de alergias, como rinitis y conjuntivitis y previene infecciones bucales, recomendándose en caso de llagas en la boca y de encías inflamadas. Esto se debe a su poder antinflamatorio y antioxidante.
  6. Es eficaz para tratar ojos irritados, así como contornos de ojos y párpados inflamados
  7. Mejora las dermatitis, llagas, heridas leves y úlceras en la piel.
  8. Tiene acciones antitrombóticas, y con ello podría disminuir el riesgo de eventos cardiovasculares (estudio científico en Elsevier).
  9. Acelera y mejora la curación de heridas (fuente BSJ).
  10. Tiene potencial neuroprotector, incluso contra enfermedades neurodegenerativas (MPDI).

Cuidado, porque aunque está claro que el potencial de la agrimonia es muy prometedor, en muchos casos la evidencia científica no es del todo sólida para respaldar sus beneficios.

Eso sí, sí que existe bastante evidencia acerca del gran potencial terapéutico de la Agrimonia desde el punto de vista de sus efectos antioxidantes y antinflamatorios

Aunque hay muchas otras áreas de interés en las que esta hierba medicinal se ha utilizado desde antiguo, sobre todo en distintas ramas de la medicina tradicional.

Acciones de la agrimonia

Las principales acciones de la agrimonia son las siguientes:

  1. Antidiarreico
  2. Astringente
  3. Cicatrizante
  4. Colerético y colagogo
  5. Antirreumático
  6. Hipoglucemiante suave
  7. Antihistamínico
  8. Antiinflamatorio

¿Cómo tomar la agrimonia?

La forma más usual de tomar agrimonia es en infusión.

Para infusionar, se usan las flores y hojas de la planta, bien limpias y desecadas.

Otra forma frecuente es usar el agua de la decocción para enjuagues, colutorios, colirios, etc.

Una tercera manera es aplicar apósitos o compresas humedecidas directamente sobre heridas, arañazos, o sobre las zonas con dermatitis a tratar.

Otras formas alternativas son la tintura (preparación líquida), extractos de la planta o inhalaciones.

Quizá te estés preguntando si la agrimonia tiene también efectos no deseados.

Precauciones y contraindicaciones: ¿Es tóxica la agrimonia?

La agrimonia NO es considerada como una planta tóxica.

Pero puede ocurrir que alguno de sus componentes tenga efectos secundarios que no deseas. Asimismo, la agrimonia sí que tiene una serie de contraindicaciones. Es decir, situaciones en las que no se debe tomar.

Claro, esto de los efectos secundarios va a depender de otras condiciones de salud de cada persona.

Pero por favor, ten muy presentes estos casos:

  1. Evita la agrimonia en caso de embarazo, ya que puede afectar a los ciclos menstruales.
  2. Si tienes alergia a otras plantas de la familia de las rosáceas (por ejemplo rosa mosqueta), evita también la agrimonia.
  3. Si tienes anemia evita la agrimonia, ya que los taninos interfieren en la absorción del hierro.
  4. Si estás en tratamiento con anticoagulantes, no tomes agrimonia porque pueden potenciar su efecto.
  5. Después de haber estado en contacto con la planta evita la exposición al sol, sobre todo con la piel húmeda, debido a las cumarinas que pueden producir fotosensibilidad e irritaciones en la piel.

Como ves, ¡hay que tener cuidado!

¿Qué es la agrimonia? Características básicas de la planta

La agrimonia (Agrimonia eupatoria) es una planta herbácea perenne que pertenece a la familia de las rosáceas. También es conocida por otros nombres vulgares, como hierba de San Guillermo, hierba de las heridas, hierba bacera, hierba del podador, mermasangre, eupatoria, amorcicos, etc.

Esta hierba medicinal es originaria de Europa y el norte de África, crece de forma silvestre en los bordes de caminos, orillas de pastos, junto a cultivos, bosques, etc. Necesita pocos nutrientes y poca agua.

Además, la agrimonia puede alcanzar 1 metro de altura. Cuenta con un pequeño rizoma, un tallo erguido y velloso.

¡Florece de junio a octubre!

Y sus flores son pequeñas, de 0,5 centímetros, amarillas doradas, constan de 5 pétalos y crecen a lo largo y al extremo del tallo.

En la siguiente imagen puedes ver un ejemplo de su gran belleza:

Pequeñas flores amarillas de la planta medicinal agrimonia

Además, el fruto de la agrimonia es muy característico y fácil de distinguir.

Tiene forma cónica, y presenta unas espinas curvadas y duras. También está recubiertos de pelos, que se adhieren fácilmente a los animales y demás.

Sus hojas son compuestas, dentadas y forman una roseta en la base.

Aquí tienes una imagen de su aspecto, para hacerte una idea:

Hojas de la agrimonia

Porque la realidad es que si la agrimonia es tan famosa, esto se debe claramente a sus múltiples potenciales beneficios.

Aunque resulta que también hay bastantes curiosidades sobre esta popular planta medicinal.

Curiosidades sobre la agrimonia

Ahí va un dato curioso:

La agrimonia es una de las 38 flores de Bach, tal vez te suene por esto…

¿Sabes de dónde viene su nombre?

Parece ser que proviene del vocablo griego «argemone», que significa hierba para curar los ojos.

Más curioso aún es su segundo nombre.

Viene del rey griego Mitrídates Eupator, del que se cuenta era un estudioso de las plantas medicinales, y usó la agrimonia para curar manchas en los ojos.

No sabemos qué parte es real y cual ficción, pero es una historia bonita.

¿Se puede cultivar en casa?

Aunque la agrimonia es una planta que crece de forma silvestre, también se puede cultivar en casa.

Si te decides, compra semillas de calidad y recuerda ponerlas a remojo 24 horas antes de sembrarlas. También te recomiendo usar semilleros para controlar mejor el proceso de germinación.

Plantas de campo medicinales para todo tipo de usos
En esta imagen ves dos plantas diferentes. La planta con flores amarillas es, como te puedes imaginar, agrimonia. Por su lado, la planta con flores moradas es salvia.

Cuando ya tengas tus plantitas de agrimonia las puedes plantar en el exterior dejando una distancia de 10 centímetros entre plantas.

No requiere apenas cuidados, ni abono y muy poco riego.

Así que con muy poco trabajo podrás recolectar en casa flores y hojas de agrimonia.

Como ves, la agrimonia es una planta medicinal con muchísimas utilidades. En definitiva, esto se debe a que poquitas plantas herbáceas hay con tantos compuestos químicos con acciones en el organismo, como las cumarinas, por poner un ejemplo.

EXTRA – Errores en el cultivo de hierbas

Como has llegado hasta el final de esta guía sobre hierbas, apuesto a que de verdad te interesa mucho el tema. ¡Genial!

En ese caso, te ofrezco ahora mismo la posibilidad de descargar GRATIS mi ebook sobre los 10 peores errores que puedes cometer a la hora de cuidar tus plantas (de huerto, de jardín o de interior).

Aquí tienes el enlace de descarga:

10 Errores a evitar en tu huerto jardín.

Repito… es 100% gratis, ¡y te será muy útil!

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *