Jazmín en MACETA: Cuidados particulares e imprescindibles

Jazmín en maceta

¡Ajá!

¡Así que te gusta el jazmín!

Pues mira, ya somos dos. 🙂

De hecho, ya somos MUCHOS.

Esta planta es de las más apreciadas por casi todos los amantes de la jardinería.

Así que oye, ya era hora, en esta guía de Gracias Naturaleza te cuento como cuidar jazmín en maceta. Tranqui, que es bastante fácil…

Tan solo tienes que recordar ciertas cosillas, y lo más probable es que todo vaya bien.

Cuidados del jazmín en maceta explicados en gran detalle

A ver.

Sé que hoy en día todos estamos muy ocupados.

Así que si vas con prisa, aquí tienes un resumen muy resumido de los cuidados del jazmín en maceta:

  • Ubicación: El jazmín se puede cultivar tanto en interior como exterior, pero necesita mínimo 4 horas de exposición solar directa al día, así que tenlo en cuenta si lo vas a tener dentro de casa.
  • Temperatura: Recuerda que el jazmín necesita acumular frío durante el invierno (menos de 10 grados Celsius), pero paradójicamente no tolera las heladas si estas son muy intensas y largas.
  • Maceta: Las macetas de terracota son las óptimas.
  • Sustrato: Puede utilizar sustrato universal mezclado con turba, frica de coco e incluso humus de lombriz (si quieres algo todavía más nutritivo para tu jazmín).
  • Riego: El jazmín necesita un riego moderado, nada especial.
  • Nutrición: Abona una vez al mes mientras haga calor.
  • Poda: Se realiza a finales de invierno.

De nuevo, repito que esto es un resumen. Si quieres los detalles, sigue leyendo.

Ubicación y temperatura ideal del jazmín en maceta

¿Dónde colocar el Jazmín?

¿Es una planta de Interior o de exterior?

Estas dos preguntas son muy comunes. Y la realidad es que no hay una respuesta definitiva.

Verás, el Jazmín es una planta bastante particular, porque al igual que los frutales de hueso (como el melocotonero), necesita acumular frío en invierno para poder florecer debidamente.

¿Cuánto frío? Pues aproximadamente necesita estar a menos de 10 grados Celsius durante el invierno si quieres que después te presente una floración satisfactoria.

Ahora bien, MUCHÍSIMO CUIDADO, porque aunque necesita frío, no tolera bien las heladas (por debajo de los -3 grados Celsius empieza a sufrir).

Jazmín en maceta - Ubicación y temperatura del Jasminum nudiflorum como ejemplo
También te digo que existen muchos tipos de jazmín diferentes, y algunos de ellos, como el jazmín de invierno (Jasminum nudiflorum) es perfectamente capaz de resistir heladas esporádicas, de incluso hasta -15 grados Celsius.

Y aquí está el problema, la dificultad de cultivar jazmín… Necesita temperaturas por debajo de los 10 grados en invierno, pero no tolera bien el frío extremo durante mucho tiempo.

Entonces, precisamente la gracia de cultivarlo en maceta es que esto te permite sacar tu jazmín al exterior en invierno para que pueda acumular frío, pero si ves que va a haber una helada, lo puedes proteger con más facilidad.

Por supuesto, una vez llega la primavera puedes volver a trasladar tu jazmín en maceta al interior, hasta el invierno del año que viene.

Bastante práctico, ¿verdad?

Sustrato a usar para rellenar la maceta del jazmín

¿Qué tipo de sustrato necesita el jazmín para prosperar maceta?

Verás, esto es bastante sencillo.

El jazmín necesita un sustrato bastante suelto, incluso un poquito arenoso (pero sin pasarte).

¿Y por qué? Pues básicamente, para que no se encharquen sus raíces, de modo que pueda absorber todos los nutrientes que haya en la tierra sin problemas.

Tierra o sustrato para rellenar la maceta en los cuidados del jazmín
El jazmín no es un arbusto particularmente exigente con respecto a la tierra en la que crece, aunque tampoco es una planta tan rústica como la lavanda.

En términos prácticos, te recomiendo mezclar fibra de coco o perlita con turba y sustrato universal para conseguir una buena tierra de cultivo para tu jazmín de maceta.

Incluso puedes poner guijarros o piedras más grandes en el fondo de la maceta, para mejorar todavía más la capacidad de drenaje de la maceta y así también evitar que se vaya cayendo la tierra por los agujeros que suelen tener las macetas en el fondo.

Qué tipo y tamaño de maceta usar para el jazmín

Yo te recomiendo utilizar macetas de terracota.

Con un tamaño de unos 30 centímetros de profundidad basta. Y si ves que conforme el jazmín crece te hace falta una maceta de más tamaño, puedes trasplantar la planta sin problemas.

Un aviso que te doy, no obstante, con las macetas de terracota, es que necesitas más riego que con las macetas de plástico porque el agua transpira a través del material y, por tanto, se pierde más rápido.

Macetas de terracota con agujeros de drenaje para plantar jazmín
Ejemplo de macetas de terracota con un solo agujero de drenaje en la parte inferior. No están nada mal. Procura también evitar macetas de poca profundidad, para que las raíces de la planta tengan suficiente espacio en el que desarrollarse sin barreras externas. Así evitas la espiralización radicular.

Pero vamos, es una desventaja prácticamente inexistente. Eso sí, asegúrate de que las macetas que uses tengan agujeros en la parte de abajo para que pueda drenarse el exceso de agua.

Este es un consejo que te doy tanto al cultivar jazmín en maceta, como cualquier otra planta.

Iluminación: ¿Cuántas horas de luz garantizar?

A la hora de cultivar jazmín en maceta, muchas personas se preguntan:

¿Cuánta luz necesita esta planta?

Pues bien, tiene que quedarte 100% claro que es una planta que necesita mucha iluminación.

En concreto, necesita unas 4 horas de luz solar al día. Con 4 horas me refiero a exposición solar DIRECTA, no indirecta, sol y sombra ni tonterías de esas.

Jazmín en maceta - Preciosa flor blanca recibiendo la luz solar
Conseguir una buena floración en tu jazmín depende de conseguir un fino balance entre la nutrición de la planta, la iluminación, la temperatura y el control de sus plagas o enfermedades.

Por supuesto, si cultivas tu jazmín en maceta dentro de casa o en un balcón, asegúrate de que le dé la luz bastante aún a pesar de su ubicación.

Porque si lo tienes en una zona la sombra sus hojas se pueden marchitar, o poner de coloración amarillenta bastante fea. Lógicamente, tampoco conseguirás una buena floración.

Riego del jazmín en maceta y ciertas precauciones

Con el riego del jazmín en maceta no te voy a hacer perder el tiempo, porque la verdad es que mantener una maceta de esta genial flor es bastante sencillito.

Es una planta que requiere un riego moderado.

Vamos, que ni necesitan mucha agua, ni muy poca. En el punto medio está la virtud.

Maceta con jazmín bien cuidado y que ha recibido una buna poda
Aquí tienes un ejemplo de jardín en maceta bien hermoso. ¡Este es el objetivo!

Así que tú deberías regar cuando veas que el sustrato esté seco y ya, no te comas la cabeza con frecuencias predefinidas como 2, 3 o 4 veces por semana, porque la realidad es que la frecuencia ideal depende demasiado del clima como para dar un consejo generalizado

Eso sí, si ves que el sustrato se encharca, PARA DE REGAR tu jazmín en maceta porque las raíces se pueden asfixiar por el exceso de agua – y entonces no podrán absorber los nutrientes del sustrato, independientemente de que lo estás abonando correctamente.

Tan vital es este dichoso temita, que he escrito toda una guía sobre la asfixia radicular en las plantas. Te recomiendo que le eches un ojo, tus plantas lo agradecerán. 😉

Además, ojo con no regar tus flores directamente, porque el exceso de humedad en ellas promueve el desarrollo de hongos y pudriciones.

Y déjame decirte que los hongos son un auténtico horror. En el cultivo de jazmín o en el de cualquier otra planta.

Abonado y nutrición del jazmín en maceta

Como regla general, te recomiendo abonar tu jazmín en maceta una vez al mes durante los meses cálidos.

En los meses fríos es mejor no abonar, o no es tan importante.

Aunque también puedes abonar a final del invierno o principios de la primavera, una o dos semanas antes de la floración.

Por supuesto, si crees o sospechas que a tú jazmín le falta algún nutriente específico (porque existen unos 13 nutrientes importantes para las plantas, cada uno con una función diferente), puedes utilizar un fertilizante más específico.

Flores blancas del jazmín cultivado en interior y en una maceta
Si te gustan las flores del jazmín, te aconsejo leer mi listado sobre las flores blancas más bonitas, porque allí también veras un montonazo de fotos de toda clase de plantas similares.

Por ejemplo, para las flores como las que tiene el Jazmín, el potasio es un nutriente muy importante.

Esto mismo del potasio ya te lo dije en mi guía general sobre abono para flores.

Y si te lo digo es por algo (no solo por ser un friki de las plantas, que también), porque puedes hacer fertilizantes de potasio casero con cáscaras o pieles de plátano, por ejemplo, o incluso con cenizas de madera.

Sobre la poda del jazmín en maceta

Sí, el jazmín en maceta también se poda.

Cuando acaba el invierno (cuando ya no haya más heladas), tendrás que desinfectar tus herramientas y ponerte manos a la obra.

Podar un jazmín es muy fácil. Básicamente consiste en cortar los tallos que estén secos, en mal estado, que crezcan hacia el interior o en general en direcciones no deseadas.

Recuerda que el jazmín es un arbusto trepador

Por último, pero no menos importante, recuerda que el jazmín trepa, así que tienes que colocar la maceta cerca de una estructura a la que pueda enredarse.

Alternativamente, puedes colocar un palo o estaca a modo de tutor, para que los tallos del arbusto se agarren a este mientras el jazmín crece.

Arbusto trepador de jazmín creciendo trepador por un muro sin maceta
No subestimes al jazmín, que al fin y al cabo es un arbusto trepador, y puede hacerse enorme creciendo hasta por el más plano de los muros.

Yo creo que esto es lo más práctico porque así podrás mover la maceta de jazmín con más facilidad (a diferencia de si crece sobre un muro, por ejemplo).

¿Qué hacer si tu jazmín en maceta tiene hojas amarillas o secas?

Como regla general, las hojas amarillas en el jazmín, tanto plantado en la tierra como en una maceta, son un síntoma de deficiencia de nutrientes. Esto puede ocurrir porque la tierra en la que has plantado tu jazmín necesita ser abonada o bien por un exceso de riego.

En estos casos yo te recomiendo trasplantar tu jazmín.

Aparte, si crees que te has pasado con el riego, deja de regar tu jazmín temporalmente.

Y, en casos extremos, fertilizarlo con abonos o fertilizantes a mayor frecuencia de lo habitual (que es una vez al mes durante los meses cálidos), ya sean orgánicos o inorgánicos, como los famosos fertilizantes NPK.

Por otro lado, si las hojas de tu jazmín no están amarillas sino SECAS, entonces podría deberse a una enfermedad. Pueden estar causadas tanto por insectos como por hongos.

Algunos ejemplos son los pulgones o la cochinilla.

Con el jabón potásico aplicado pulverizado sobre las hojas del jazmín puedes acabar con ellos.

En cualquier caso, yo te recomendaría buscar qué agente es el que está enfermando tu jazmín, y buscar un tratamiento específico.

En este blog tienes muchísimas guías sobre plagas y enfermedades así que seguro que encuentras la solución.

Conclusiones sobre el cultivo y cuidado del jazmín en maceta

En conclusión, el Jazmín es una belleza, una auténtica belleza.

A mí me tiene enamorado.

Sea como sea, la cuestión es que muchas personas se plantean si se puede cultivar en maceta y la respuesta es un rotundo y absoluto SÍ.

De hecho, por lo que te he contado en este artículo, ya sabrás que es más práctico cultivarlo en maceta, dado que si ves que hay riesgo de heladas, lo puedes mover al interior de tu casa para que no sufra en exceso.

Eso sí, recuerda siempre:

Buena iluminación (incluso en interior), buen riego (sin encharcar) y buen frío (en invierno).

El tema de la iluminación es vital. Y es lógico, porque las plantas necesitan luz para crecer y desarrollarse. Recuerda que mi guía sobre cómo cuidar buganvilla en maceta también hice mucho énfasis en lo importante que es el sol (vamos, que también fui muy pesado).

Estos 10 errores están perjudicando a tus flores

¿Cómo te quedas si te digo que hay 10 errores, MUY COMUNES, que probablemente estén perjudicando a tus flores, o incluso a las plantas de tu huerto?

Pues sí, así es.

Para descubrirlos, puedes descargar gratis mi ebook en este enlace: 10 Errores a evitar en tu jardín.

Hazlo ahora, porque si no se te acabará olvidando. 😉

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

2 comentarios en “Jazmín en MACETA: Cuidados particulares e imprescindibles”

  1. Hola Mario. Me ha gustado tu artículo sobre el cultivo de jazmín en maceta. Soy una enamorada del jazmín. Mem encanta. No sabía que se poda.Entré a leer, porque me atrajo el título. Muchas gracias por dedicarte a volcar tus conocinientos.
    Hasta cualquier momento.

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *