Peral blanquilla: Características y cuidados necesarios

Peral blanquilla

Seré sincero:

¡Esta fruta es muy interesante!

Y no me refiero a la pera en general, sino a la pera blanquilla.

Si a ti también te interesa esta variedad de peral, has llegado a buen lugar.

Aquí te cuento las características del frutal, sus cuidados, y las propiedades nutricionales de la fruta.

Así que sin más dilación, ¡vamos a ello!

Características básicas del peral blanquilla

En mi opinión, hay ciertas características del peral blanquilla que DEBES conocer.

Para empezar, por si no lo sabes a este frutal también se le conoce como peral de agua o peral de agua de Aranjuez.

Es un árbol de porte medio, abierto, bastante productivo y del que podrás obtener cosechas regulares.

Aunque no sea otra cosa, por favor quédate con estos puntos:

1. ¿Dónde se cultiva el peral blanquilla?

La pera blanquilla se cultiva por excelencia en climas templados o cálidos (pero con inviernos fríos) e idealmente algo húmedos.

2. ¿Qué condiciones ambientales son las ideales?

Como te decía, el clima ideal suele ser algo húmedo y templado (aunque con un poco de manga ancha), siendo bastante aconsejable la presencia de poco viento y mucho sol.

No le va mal el calor, pero escucha:

¡Este tipo de frutal es más resistente al frío (incluso hasta -20 ºC) que al calor intenso!

De hecho, aunque los perales son de climas cálidos, también tienen que pasar por inviernos fríos para después producir buenas cosechas.

Lo que nos lleva al siguiente punto…

3. ¿Soporta las heladas?

El peral blanquilla soporta las heladas mejor que otras variedades de la especie, pero aún así tienes que tener un especial cuidado con las heladas tardías, porque este frutal es algo resistente al frío pero las heladas en su época de floración sí que repercutirán negativamente en las siguientes cosechas.

Su época de floración es más bien precoz, a mediados de abril.

Así que cuidadito con las heladas tardías primaverales.

Y hablando de flores, fíjate en esta foto:

Floración temprana del peral blanquilla
Espectaculares flores blancas muy elegantes que nos regala un bonito peral. Estos frutales tienen floración precoz, con lo que aunque requieren «acumular frío» durante el invierno para producir buenos frutos en abundancia, no les irán bien las heladas que ocurran en posteriores meses del año durante la primavera.

Son preciosas, ¿verdad?

No todo el mundo lo sabe, pero las flores blancas del peral son de las más bonitas que podrás encontrar de entre todos los frutales. Tienen cinco pétalos finos con algún toque rosado.

Incluso lo podrías considerar como un árbol ornamental.

¿Cuándo plantar el Peral blanquilla?

El momento ideal para sembrar el peral blanquilla es al final del invierno o inicios de la primavera, de manera que cuando llega el verano los árboles estarán en condiciones óptimas para ofrecer cosechas productivas a partir de los 4 años de edad. El trasplante se realiza en primavera.

Atención a esto:

La plantación de árboles en el momento indicado permite que éstos afiancen sus raíces y crezcan robustos a fin de producir excelentes cosechas por muchos años.

Vamos, que es algo importante.

Pero si vas a plantar varios ejemplares de peral blanquilla, también te irá bien saber la distancia ideal que tienes que dejar entre ellos.

¿Qué distancia dejar entre un frutal de pera blanquilla y otro?

Existe controversia.

Si quieres enterarte de todo acerca de este tema, te recomiendo que eches un ojo a mi guía sobre las distancias a las que plantar árboles frutales.

Ahí te enteras de todo.

Pero si quieres un resumen, te lo hago aquí abajo…

Verás, generalmente, entre los frutales de tamaño estándar se deja una distancia aproximada de entre 6 y 9 metros.

Pero en el caso del peral no hace falta tanto, de modo que unos 6 o incluso 5 metros de distancia van bien.

Peras blanquilla de color verde claro
Hermosas peras blanquilla iluminadas por la luz de la mañana, con ese característico color verde claro y apariencia grande y fresca. Es una fruta que puede ser guardada en la nevera, y a nivel comercial también se opta por la refrigeración a gran escala. Aún así, yo te recomiendo sacarlas de la nevera antes de consumirlas, para que se adapten a la temperatura ambiente.

Entonces, el momento en que se siembran estos árboles importa (finales de invierno a inicios de primavera), al igual que también lo hace la distancia que dejas entre los árboles (unos 5 o 6 metros), pero que sepas que obviamente también importan los cuidados que reciben estos frutales.

Así que en la siguiente sección te cuento lo más importante sobre este tema.

Cuidados en el cultivo de la pera blanquilla

Los principales cuidados a tener en cuenta son los siguientes:

  1. Entorno: Mantener el peral protegido de vientos fuertes.
  2. Riego: Regar la plantación regularmente. Más abajo en esta guía te doy pautas concretas.
  3. Suelo: El suelo ha de ser fértil pero sobre todo ha de tener un muy buen drenaje para evitar encharcamientos. Además, la tierra donde es sembrado debe ser húmeda, y estar bien abonada con suficiente materia orgánica.
  4. Climas: Prestar especial atención al peral durante el período de floración cuando hay heladas.
  5. Abonado: Abonar adecuadamente la tierra con abono orgánico una vez cada dos años.
  6. Enfermedades: Proteger los árboles de las plagas (las cochinillas y los pulgones pueden atacar a este frutal, por ejemplo, así como la infame psila del peral) con insecticidas adecuados según el agente atacante, y contra enfermedades fúngicas causadas por hongos como el moteado. Va bien ser consciente de posibles enfermedades que atacan a los frutales, como es el caso de la tan temida gomosis, y de cómo puedes prevenir y tratar estas enfermedades (por ejemplo, siguiendo pautas correctas de poda de árboles).
  7. Poda: Eliminar periódicamente mediante podas de mantenimiento las ramas marchitas o secas del peral blanquilla; también pueden realizarse podas para eliminar los chupones o podas de fructificación para aclarar el exceso de madera. Cuando son jóvenes, puede venirles bien una poda de formación en forma de vaso.

El tema del riego es el más «peliagudo».

Muchas personas se preguntan cuándo y cuánto exactamente se debe regar un peral (aunque esta pregunta es muy frecuente también en el cultivo de otros árboles frutales).

Y no.

No es cuestión de «cuanto más mejor», porque a veces el exceso de agua es dañino para las plantas.

¿Es este el caso del peral blanquilla? ¿O le van bien grandes cantidades de agua?

¿Cuándo regar un peral y en qué cantidad?

Es importante regar el peral blanquilla de manera que se mantenga una humedad moderada en este, por lo que se suelen regar desde 1 hasta 2 veces semanalmente durante los primeros años de vida.

Posteriormente, se debe continuar regando con la misma regularidad en verano (porque el calor y el sol fuerte siempre aumentan las necesidades de riego) y reducir el riego durante el invierno.

Ojo porque son pautas muy generales.

Esto tendrás que adaptarlo según el clima de tu zona.

No es lo mismo un ambiente oceánico húmedo que un clima mediterráneo seco o incluso subdesértico.

Aunque sí que te diré que el árbol del peral no tiene raíces excesivamente profundas (en ocasiones sí, varía según la variedad), con lo que tampoco requiere suelos muy profundos para su cultivo, lo que facilita las cosas.

¿Cuándo se recoge la cosecha?

Para obtener el primer lote importante de fruto, se requieren al menos 4 años de edad de los árboles de pera, y estos continuarán dando frutos hasta los 30 o 40 años, por lo que se les considera un cultivo altamente rentable con los cuidados adecuados.

Cada año se suele hacer la cosechas desde julio hasta agosto.

Las frutas que da este árbol son muy lustrosas, con un color verde claro como la de esta imagen:

Pera de agua de Aranjuez en la rama de un peral que ha recibido buenos cuidados

No sé a ti, pero a mí viendo imágenes como estas me dan ganas de «pegarle un bocado» (por decirlo vulgarmente 🙂 ).

Sea como sea, resulta que además de lustrosas y de abrir el apetito, estas frutas también tienen características bastante interesantes. Te las describo en el siguiente apartado.

Características de la pera blanquilla como fruta

La pera blanquilla es una fruta dulce y jugosa con la piel de color verde y con toques gris o rosa. Su interior es de color blanco y tiene algunas semillas en su centro. Es de tamaño pequeño a mediano, el peso por unidad es de unos 250 gramos aproximadamente, con una forma piriforme o también ovoide.

Cada 100 gr de pera blanquilla aporta unas 62 kilocalorías al organismo.

Esto no es mucho, con lo que resulta un tipo de fruta que puedes comer sin problemas si estás buscando perder peso o mantener un peso bajo.

Ocurre porque su contenido en agua es muy alto.

Y este hecho también hace a la pera blanquilla bastante carnosa y refrescante…

Característica pera blanquilla nutritiva y con buen sabor

Hay quien la ama y hay quien le resulta «sin más», pero pocas personas desprecian este tipo de fruta.

Desde luego, aunque suele comerse cruda, también te irá bien saber que queda increíble en distintas recetas cocidas.

Su acidez es media, con lo que no tiene un sabor demasiado astringente como ocurre con otras frutas.

Propiedades de la pera blanquilla

Algunas propiedades nutricionales interesantes del peral blanquilla y su fruto son las siguientes:

  • Aporta 62 kilocalorías por cada 100 gramos de fruta.
  • Aporta vitaminas B1, B6 y C.
  • Contiene potasio, magnesio, selenio, hierro, yodo y calcio.
  • Es rica en agua (más del 80% del peso de la pera blanquilla es agua, con lo que es bastante hidratante) y en menor medida en fibra.

Apunte sobre la polinización: ¿Existe el peral blanquilla autofértil?

Los perales blanquilla no son autofértiles.

De hecho, son autoestériles, y por tanto, como regla general, en el cultivo del peral blanquilla se busca la polinización cruzada. Esta se hace con insectos, así que es polinización entomófila.

De hecho, se sabe que existen buenas variedades de peral para polinizar al blanquilla, como son los perales de agua Ercolini y Castell.

Si no tienes 100% claro qué significa esto de polinización cruzada, por favor lee mi guía sobre polinización en frutales y ya verás como se te aclaran las ideas.

Conclusiones sobre las características y cuidados del peral blanquilla

Como conclusión, creo que queda claro que el peral blanquilla es una de las variedades de peral más emblemáticas que existen, sobre todo en España al ser de las pocas peras españolas que hay, ¡y también de árboles frutales en general! Se me ha olvidado comentarlo antes, pero es de la familia de las Rosáceas.

Si te decides a cultivarla, tanto para uso personal como para venta profesional de sus frutos, por favor presta especial atención a las heladas que les pudieran afectar en su época de floración, y también a las enfermedades típicas en los frutales como te he comentado.

Sí, lo sé.

Es mejor prevenir que curar.

Pero no siempre es posible. Así que mantener un ojo atento sobre tus frutales suele ser buena idea.

¡No caigas en estos errores!

Vamos a ver. Si has llegado al final de este artículo, es porque DE VERDAD te importa la salud de tus frutales.

Pues bien, en ese caso, no puedes perderte mi ebook gratuito sobre los peores errores a evitar en tu huerto, jardín o incluso en tus plantas de interior.

Aquí tienes el enlace de descarga:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

¡Te prometo que te será super útil!

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *