Cómo y cuándo plantar CALÉNDULA (cuidados paso a paso)

Caléndula

Creo que es innegable:

La caléndula es una planta maravillosa.

Es muy fácil de plantar y cuidar, tiene usos medicinales y ecológicos (insecticida) y además ofrece flores muy llamativas durante la mayor parte del año.

¡Así que no lo pienses más y decídete a sembrar unas semillas de caléndula!

Aquí te explico cómo hacerlo paso a paso para que tus caléndulas crezcan sanas, vigorosas y con una abundante floración.

¿Cómo sembrar caléndula paso a paso en huerto o en casa?

Puedes sembrar esta hierba en semilleros o directamente en el lugar que vayan a ocupar. Yo recomiendo utilizar semilleros. Los pasos para sembrar caléndula (Calendula officinalis) son los siguientes:

  1. Prepara varios semilleros, tierra fresca y semillas de caléndula.
  2. Llena los semilleros con la tierra, más o menos dos terceras partes.
  3. Coloca en cada semillero 2 o 3 semillas un poco separadas entre sí, así hay más posibilidad de que al menos una germine.
  4. Cubre con tierra las semillas, más o menos 1 o 2 centímetros.
  5. Coloca los semilleros en un lugar donde reciba intensa luz natural, y a una temperatura de unos 15 a 20º.
  6. Mantén los semilleros húmedos hasta que germinen, y después hasta que crezca la plántula lo suficiente para proceder a su trasplante.
  7. Vigila que después de regar el sustrato no quede encharcado.

Las semillas germinarán rápido, en un plazo de 8 a 10 días.

Lo cual es ideal para los más impacientes como yo, y supongo que tú también prefieres una planta que germine rápido a una que germine lento.

No todas las hierbas aromáticas germinan tan rápido.

Si te interesa saber más, te recomiendo mi guía completa sobre TODAS las plantas aromáticas más populares, en la que te cuento su cultivo, sabor y propiedades.

Semilleros para plantar caléndula
Prepara de antemano tantos semilleros como necesites, o bien planta tus semillas de caléndula directamente en la tierra (en cuyo caso te aconsejo asegurarte bien de cuál va a ser su lugar definitivo según los cuidados ideales de esta planta).

La cuestión es:

¿Cuándo sembrar caléndula? Muy sencillo…

Época de siembra: ¿Cuándo plantar la caléndula?

La mejor época para sembrar la caléndula es a finales de invierno, o principios de primavera.

En esencia, esto se debe a que tienes que buscar la temporada en la que se pase del frío al calor.

Distancia de siembra e insolación (sol o sombra)

Lo ideal es sembrar las semillas distanciadas 2 o 3 centímetros unas de otras.

Las semillas de caléndula tienen forma alargada
Las semillas de caléndula tienen forma alargada y de gusano, lo cual es bastante inusual… con lo que son muy fáciles de reconocer. Te recomiendo plantar mínimo un par o un trío de semillas (manteniendo las distancias) por si alguna de ellas no germina.

Por otro lado, por favor asegúrate de colocar los semilleros en un lugar donde reciban luz natural intensa. A ser posible unas 5 horas de luz solar como mínimo. En cuanto al calor que necesita la caléndula… pues para que te hagas una idea, la temperatura durante la germinación puedes intentar mantenerla de 15 a 20 grados…

Y riega diariamente si es necesario, es importante mantener los semilleros húmedos aunque no encharcados hasta que la planta germine.

El siguiente paso: trasplantar la caléndula sin cometer este error

Cuando las nuevas plantitas de caléndula ya han alcanzado de 5 a 10 centímetros es el momento de trasplantar a su lugar definitivo.

Puedes trasplantarlas a terreno, sea huerto o un jardín, o también las puedes cultivar en maceta.

Si la vas a cultivar en maceta ten en cuenta que las raíces de la caléndula son prominentes, así que elige macetas con bastante profundidad, de unos 30 centímetros, para que pueda desarrollarse cómodamente.

Ojo, muy importante:

De lo más importante para que tus caléndulas crezcan con vigor y te den una abundante floración es elegir correctamente el lugar definitivo donde las vas a ubicar.

Por un lado tus caléndulas serán felices si están expuestas directamente a la luz solar. Y por otro lado no les gusta nada estar en un terreno encharcado, así que elige terrenos con un buen drenaje y que no presenten riesgo de inundación.

La flor naranja o amarilla de caléndula es muy llamativa
La caléndula es una de las plantas más populares para cultivar en tu huerto personal o familiar, por sus grandes propiedades, la facilidad que tiene para germinar y sus bonitas flores naranjas.

Si las cultivas en maceta puedes poner una capa de grava en el fondo de la maceta para asegurar un buen drenaje.

Recuerda que es fundamental para que el trasplante sea un éxito que las raíces y la tierra alrededor de ellas estén intactas, y no rompan en el proceso del trasplante. Para facilitar el proceso prepara previamente los agujeros donde colocar cada planta, y después manipula con cuidado las plantas ya que las raíces son aún muy delicadas.

Tienes 2 tipos de caléndulas según el tamaño que alcanzan de adultas, las variedades enanas alcanzan unos 30 cm. de altas y son apropiadas para macetas, y hay otras que pueden alcanzar hasta 70 cm de altura y son más apropiadas para huerto y jardín.

La distancia aconsejable entre plantas en las más pequeñas es de unos 12 cm, y en las más grandes es mejor que dejes unos 40 cm entre ellas.

Puedes hacer el trasplante al comienzo de la primavera y tus caléndulas te ofrecerán sus flores durante la primavera, el verano y todo el otoño. Personalmente yo opino que sus flores se ven increíbles, como todas las plantas con flores de verano.

Son de las más bonitas con ese pleno color naranja (o amarillo según lo mires).

Cuidados de la caléndula a la hora del riego, sustrato, abono y poda
Imagen de cerca de una lustrosa flor de caléndula.

Sé lo que estás pensando…

Todo esto suena muy bonito, ¿pero cómo cuido mis caléndulas para que crezcan sanas?

Pues bien, esta cuestión es exactamente la que respondo a continuación.

Cuidados de la caléndula (insolación, temperatura, sustrato, riego, abonado y poda)

La caléndula es una planta de cuidados sencillos, no necesita demasiadas atenciones. De hecho es frecuente encontrarla de forma espontánea en lugares donde alguna vez antes se sembró.

  1. Insolación: A la caléndula le gusta la luz solar directa para ofrecer una abundante floración. Aunque también tolera zonas de semi-sombra.
  2. Temperatura: Temperatura cálida o templada, aunque la caléndula aguanta heladas suaves (hasta -5º).
  3. Sustrato: Sustrato ligero y sin exceso de humedad, incluso puedes mezclarlo con arena. Y tampoco apelmazado para que las raíces no sufran.
  4. Riego: Una vez por semana es suficiente. Es muy importante asegurarse de que la zona no queda encharcada.
  5. Abonado: No son exigentes en el abonado. Puedes usar un abono rico en fósforo al comienzo de primavera y en otoño para potenciar la floración..
  6. Poda: Retirar de vez en cuando las flores y ramas marchitas, para estimular una nueva floración.

¿Cuándo regar la caléndula?

Una vez que la caléndula ya ha sido trasplantada y ha empezado a dar flor es suficiente con regarla una o dos veces por semana.

En verano o cuando el calor sea más intenso puedes hacer los riegos más frecuentes.

A la caléndula no le gusta el sustrato compacto. Así que es muy importante que el terreno drene bien. Si es necesario puedes mezclar el sustrato con arena para favorecer el drenaje. Como te digo es fundamental que el terreno no quede encharcado. Sé que soy pesado con este tema pero es que es realmente importante.

Control de plagas y enfermedades

Algunas enfermedades que pueden afectar a las caléndulas son:

  • Oídio, lo notarás por las manchas blancas
  • Negrilla, es un hongo que dificulta la fotosíntesis de la planta
  • Roya, aparecen unas manchas amarillas
  • Rhizoctonia y Sclerotinia, enfermedades que ocasionan podredumbre del tallo
  • Moho gris, es un hongo que aparece en ambientes húmedos

Respecto a las plagas, a la caléndula le puede atacar los pulgones, las larvas minadoras, la mosca blanca, y en ocasiones la cochinilla.

Usos, propiedades y beneficios de la caléndula

Los usos de la caléndula son múltiples y variados, algunos de ellos se deben a sus propiedades beneficiosas en la salud. Aquí abajo te cuento algunos datos interesantes de la caléndula en cuanto a la infinidad de usos que se le puede dar a esta planta:

Usos medicinales

De antiguo es sabido de las propiedades antiinflamatorias, antisépticas, cicatrizantes, para reducir la fiebre, para los dolores menstruales….

Propiedades, usos y beneficios de la planta medicinal caléndula
La caléndula puede servir para extraer aceites con varios usos, así como cremas e incluso componentes para cosméticos.

Por estas propiedades es muy común tomar la flor de la caléndula en forma de infusión.

También se ha usado para quemaduras y picaduras, y es un excelente fungicida natural.

Es frecuente encontrar cosméticos, cremas y aceites elaborados a base de caléndula.

Agricultura ecológica

La caléndula es una planta muy útil para combatir plagas y para atraer polinizadores.

Por un lado con su peculiar olor repelen algunos insectos. Por otro lado con sus llamativas flores atraen a insectos polinizadores y beneficiosos (mariquitas, crisopas,…), que son depredadores naturales de otros como el pulgón.

¿Y sabes qué?

Las raíces de la caléndula también sueltan (segregan) unas sustancias con importantes efectos insecticidas para los nematodos, tan dañinos para las raíces de nuestros cultivos.

Impresionante, ¿verdad?

Así que si tienes un huerto no lo dudes y planta unas caléndulas entre tus cultivos. No solo le darás vistosidad y color a tu huerto sino que vas a favorecer que tus cosechas estén libres de plagas.

Ornamental

Sus bonitas flores son motivo suficiente para su cultivo. Son muy vistosas de unos 5 a 7 cm., con colores que van del amarillo al naranja. Se abren por la mañana y van siguiendo al sol.

Gastronomía

¿Sabías que los pétalos de las flores de la caléndula son comestibles?

Pues sí, los puedes añadir en tus ensaladas y les darás color y un toque muy original. También se han usado como colorante alimentario, sustituyendo al apreciado azafrán.

Resumen y conclusiones sobre plantar caléndula

Así que como conclusión, para sembrar y trasplantar con éxito tus caléndulas, te doy estas claves como resumen del artículo:

  1. Siembra a finales de invierno o comienzos de primavera.
  2. Busca lugares bien iluminados y soleados, con una temperatura cálida o templada.
  3. Mantén los semilleros siempre húmedos. Una vez que la planta ya esté en su lugar definitivo es suficiente regar 1 vez a la semana.
  4. Usa sustratos ligeros y con un buen drenaje, la caléndula no resiste bien los encharcamientos.
  5. Aprovecha sus flores y en general su cultivo por los numerosos beneficios que nos proporciona esta bonita planta.

EXTRA – Errores en el cultivo de hierbas

Como has llegado hasta el final de esta guía sobre hierbas, apuesto a que de verdad te interesa mucho el tema. ¡Genial!

En ese caso, te ofrezco ahora mismo la posibilidad de descargar GRATIS mi ebook sobre los 10 peores errores que puedes cometer a la hora de cuidar tus plantas (de huerto, de jardín o de interior).

Aquí tienes el enlace de descarga:

10 Errores a evitar en tu huerto jardín.

Repito… es 100% gratis, ¡y te será muy útil!

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

Cómo sembrar o plantar caléndula

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *