¿Cómo plantar ENELDO? Trucos y Cuidados a conocer (guía)

Plantar eneldo

Tengo que confesar algo.

Me fascina el eneldo.

Es de las plantas aromáticas con mejor aroma, en mi opinión.

Y lo que es más…

Resulta que el eneldo puede atraer a insectos beneficiosos y repeler plagas, así que todavía hay más razón para cultivar un poquito de esta hierba en tu huerto o en tu casa.

¿Te animas? Pues este es tu sitio. 🙂

En esta guía de Gracias Naturaleza te cuento los pasos para plantar esta planta y todos los cuidados para que sobreviva sana y fuerte. ¡Vamos a ello!

¿Cómo sembrar eneldo paso a paso?

A continuación se presentan todos los pasos a seguir para sembrar eneldo con semillas:

  1. Prepara y trabaja la tierra si fuera necesario.
  2. Humedece y abona la tierra con anterioridad.
  3. Haz surcos de 0,5 centímetros de profundidad.
  4. Distribuye las semillas por los surcos.
  5. Cúbrelas de tierra muy ligeramente.
  6. Haz un primer riego con mucho cuidado.
  7. Sería ideal que la temperatura sea de 16 a 20 grados.
  8. A los 10 o 15 días comenzarán a germinar.
  9. Aclara las plantitas dejando una distancia de 25 centímetros entre ellas.

Y ojo, porque aquí te he dado los pasos para la siembra DIRECTA en terreno.

Pero atención a esto, que es importante:

El eneldo tiene una raíz pivotante (crece verticalmente hacia abajo) lo que hace que su trasplante sea complicado. Es por este motivo que te recomiendo la siembra directa.

Plantar eneldo resulta en hojas verdes aromáticas y filiformes
Las hojas del eneldo tienen un sabor muy particular que ya sabrás que destaca en gastronomía, pero resulta que esta planta aromática también tiene beneficios para tu huerto, de los cuales te hablo más adelante.

Así es, con siembra directa puedes olvidarte de los semilleros y del posterior trasplante (como se suele aconsejar con tantas otras hierbas aromáticas, pues en este caso es mejor siembra directa del eneldo y ya está).

Pero, ¿cuándo es el momento para sembrar el eneldo?

Sigue leyendo…

¿Cuándo sembrar eneldo? Hay matices a considerar

La mejor época para sembrar eneldo es en primavera.

Pero hay matices.

Si vas a hacer siembra directa en exterior y vives en un clima templado, pues puedes hacer la siembra en marzo.

Pero si vives en una zona con clima más frío, puedes retrasar la siembra hasta el mes de abril o incluso mayo.

En cualquier caso asegúrate de que ya han pasado las últimas heladas y fríos intensos.

Si te has decidido a sembrar en maceta, te digo que puedes mantener tu plantación en el interior, controlada y protegida de fríos inesperados, vientos, y demás condiciones adversas hasta que trasplantes.

Cultivo del eneldo en maceta y en casa
Tu reto en el cultivo del eneldo es evitar que le afecte el frío de las heladas, por ello quizá cultivarlo en maceta (para transportarlo de fuera a dentro de tu casa) es una estrategia con sentido, sobre todo si vives en climas muy fríos.

Y aquí va un consejo:

Puedes hacer siembra escalonada cada dos semanas hasta el mes de julio. Así te asegurarás una cosecha constante hasta el otoño.

Distancia de siembra aconsejada en el cultivo de eneldo

Te recomiendo que dejes una distancia entre plantas de 40 centímetros, para que las plantas no se amontonen al crecer.

Entre surcos también es recomendable que dejes una distancia de 70 centímetros.

Ahora ya sabes cómo y cuándo sembrar el eneldo, así que la siguiente pregunta es:

¿Dónde cultivar el eneldo? ¿Qué tipo de terreno es el que le va mejor?

Cultivar el eneldo en el huerto y en macetas, antes de nada te toca preparar el terreno correctamente

Si tienes un terreno, huerto o similar es útil que antes de la siembra trabajes bien el suelo.

Para ello, remueve bien la tierra, limpia de restos de plantaciones anteriores, y trabájala bien para dejarla aireada, nivelada y fina.

Ten en cuenta que los surcos que tienes que hacer son muy poco profundos, por eso conviene que esté suave y fina.

Si es necesario tendrás que añadir a la tierra nutrientes orgánicos, por ejemplo estiércol.

Y fundamental, asegúrate de que el terreno cuenta con un buen drenaje. (En una sección posterior te cuento cual es el suelo ideal para el eneldo).

¿Y si no dispones de un terreno?

Pues no es un impedimento… puedes cultivar tu eneldo en maceta, como ya te he comentado antes, y tener eneldo fresco disponible en tu casa siempre que lo necesites.

De hecho en climas fríos y lluviosos te recomiendo que cultives en maceta y en interior.

Algunos truquillos para plantar eneldo en maceta

El eneldo se presta perfectamente al cultivo en maceta.

De hecho, así controlarás mejor las condiciones de cultivo (por ejemplo puedes evitar mejor que le afecte el frío o las heladas).

Tendrás que preparar una maceta, procura que sea profunda porque el eneldo desarrolla raíces largas.

Cuidados del eneldo en maceta para trasplantar esta planta
¿Se puede trasplantar el eneldo? Sí, perfectamente… pero hacer siembra directa suele ser menos arriesgado. O bien plantarlo en maceta desde un principio y no tener que trasplantarlo.

Pon una primera capa de piedras y después añade una capa de arena, 3 o 4 centímetros. Así garantizas un buen drenaje, que es muy importante.

Luego completas con un sustrato rico en material orgánico.

Para ello puedes mezclar 1 parte de humus de lombriz con 5 partes de tierra.

Después esparce unas cuantas semillas a voleo (curiosamente similar a como se hace al sembrar alfalfa, que no tiene nada que ver con el eneldo pero te lo cuento como dato curioso 🙂 ), y entiérralas a 0,3 centímetros en el sustrato humedecido.

Así de fácil y sencillo.

En unos 10 o 15 días tus plantitas de eneldo germinarán. En cada maceta deja como mucho 2 o 3 plantas, y que estén separadas entre ellas al menos 10 o 15 centímetros.

¿Cómo es la planta de eneldo?

El eneldo (Anethum graveolens) es una planta aromática anual, con hojas de un color verde azulado y que llega a medir 60 centímetros de altura.

Y cuando florece presenta una pequeñas flores de un amarillo brillante que se agrupan en umbelas. Después producirán unas semillas de color marrón oscuro con aspecto de fruto seco.

Flores amarillas del eneldo, diferente del hinojo, e insectos polinizadores
El eneldo atrae a insectos, además de polinizadores, que pueden combatir contra plagas en el huerto (como los pulgones) y en este sentido destacan las famosas mariquitas. También atraen crisopas, insectos menos conocidos pero también beneficiosos.

El eneldo puede ser una planta invasiva si no recolectas sus semillas y dejas que se propaguen con libertad.

Eneldo e hinojo, ¿son lo mismo?

Es cierto, mucha gente los confunde.

Ambos tienen hojas finas y son aromáticas.

Pero ya te lo aclaro:

No, no son la misma planta.

De hecho, he escrito una guía con fotos enterita dedicada a contarte las diferencias entre el eneldo y el hinojo, que no son lo mismo.

Es cierto que ambas presentas unas hojas superfinas, son hojas filiformes, con forma de hilo. Pero también hay diferencias.

El eneldo presenta tallos finos y pequeñas flores de color amarillo. El hinojo tiene tallos mucho más fibrosos y huecos. Eso sí, no te recomiendo que las plantes cerca.

¿Por qué?

Pues porque al final el aroma intenso del hinojo se acabará apoderando del fino y suave aroma del eneldo.

Principales cuidados del eneldo

Más allá de plantar la planta, hay que darle unos cuidados correctos para que esta sobreviva sana y fuerte. No hay ni que pasarse ni que quedarse corto en ninguno de ellos. Así que venga, vamos a repasar cómo cuidar el eneldo.

Semillas de eneldo
Este es el aspecto que tienen las semillas del eneldo.

Guía de cultivo resumida

  1. Clima: El eneldo se desarrolla bien en un clima templado.
  2. Sol o sombra: Le gusta estar en lugares soleados donde reciba unas 6 u 8 horas de luz al día.
  3. Sustrato: Le va a ir bien sustratos ligeramente ácidos, ligeros, húmedos pero bien drenados, y ricos en nutrientes.
  4. Riego: La eneldo requiere de riegos regulares que mantengan constante la humedad.
  5. Abonado: Conviene que abones en primavera y verano, así aseguras los nutrientes que necesita.

¿Cómo regar la planta del eneldo?

Pues sí, como otras aromáticas el eneldo necesita humedad constante.

Así que tendrás que regar de forma frecuente para asegurar que el sustrato esté húmedo.

Cuidado, no te excedas, porque tampoco le convienen los encharcamientos. Todo es cuestión de mantener el equilibrio, como la vida misma.

Clima y necesidad de sol o sombra

El eneldo se desarrolla bien en climas templados.

Aunque también se adapta bien a climas más cálidos siempre y cuando compenses con más aporte de humedad.

Lo más importante que te irá bien recordar es que no le sienta bien el frío intenso, ni lluvias excesivas, ni el viento. Así que protege tus plantas de estos factores…

Y por regla general, necesita estar al sol al menos unas 6 u 8 horas diarias.

Sustratos, nutrientes y pH

El suelo que le va es ligeramente ácido, con un pH de 5.6 a 6.5.

Usa un sustrato que sea ligero, suelto, fresco y rico en materia orgánica. Un suelo bien nutrido… y por supuesto bien drenado.

Ojo con los suelos secos y arenosos, ya que no van a permitir que el eneldo germine y se desarrolle correctamente.

Cuando te decides a plantar eneldo en maceta ya te he comentado previamente en este artículo que puedes usar ALGO de arena y piedras, pero esto es solo para favorecer el drenaje, y no como sustrato principal.

Asociaciones en el huerto del eneldo con otras plantas

  • Asociaciones beneficiosas: Coles, cebollas.
  • Asociaciones perjudiciales: Hinojo, zanahorias.

(El hinojo y el eneldo producen polinización cruzada).

Plagas y enfermedades más comunes

El eneldo al igual que otras aromáticas es bastante resistente en general.

Aquí te cuento algunos problemas que puedes tener en el cultivo del eneldo:

  1. Alternaria: Causa putrefacción y decoloraciones en las hojas.
  2. Tizón de la hoja: Aparecen manchas marrones y las hojas caen.
  3. Mildiú velloso: Aparecen manchas marrones en las hojas que al final se secan.

Para prevenir estos problemas aquí te dejo un par de consejos útiles:

Evita el hacinamiento de las plantas, o sea que tengan su espacio. E igualmente evita la fertilización en exceso.

Ojo también a las plagas de caracoles y babosas, que pueden ser un peligro para las plantas jóvenes.

Cosecha del eneldo y sus hojas, flores y semillas: Cuidados a tener en mente

El eneldo no tarda mucho en crecer. Su ciclo se completa en unos 4 meses, dependiendo de las condiciones ambientales. Esto es ideal para los más impacientes como yo. 🙂

Al cabo de 7 u 8 semanas de haber sembrado ya podrás empezar a recolectar.

Cosecha del eneldo con grandes beneficios y propiedades medicinales
Como te explico en este artículo, verás que hay dos tipos de «filosofías» diferentes a la hora de cosechar tu cultivo de eneldo… y no hay una que sea inherentemente mejor que la otra, así que al fin y al cabo la decisión es tuya.

Del eneldo se aprovechan principalmente las hojas, pero también los tallos y las semillas.

Para cosechar las hojas hay dos tendencias, yo te cuento las dos y tú eliges la que mejor te parezca:

  • Hay quien prefiere recoger las hojas justo antes de la floración, porque es cuando más concentración de aceites esenciales presenta la planta.
  • Otros sin embargo prefieren ir recogiendo hojas de forma continua y paulatina. Así estimulas el crecimiento de más tallos y hojas y además con este método se retrasa un poco la floración y prolongas el periodo de producir hojas.

Si dejas que la planta complete su ciclo, al cabo de unos 4 meses las flores producen sus semillas.

Cuando las semillas están de color marrón es el momento de recolectarlas.

Tienen aspecto de un fruto seco y las podrás usar como condimento, para preparar infusiones, y como no… para la siguiente siembra.

En cuanto a los métodos de conservación del eneldo, si tienes excedentes lo puedes congelar (aguanta bien unos 6 meses). No te recomiendo secar, ya que se pierde prácticamente todo su fino aroma y sabor.

Propiedades y beneficios del eneldo en salud y en el huerto

A ver, mucha gente conoce y ha comido el salmón marinado con eneldo.

Pero bueno, para los que no estén muy puestos en gastronomía les tengo que decir que el eneldo es una aromática imprescindible en la cocina.

Se usa para potenciar el sabor y conservar pescados. Pero también se usa en salsas, guisos y muchos más platillos.

Pero no solo tiene aplicaciones en la cocina.

Desde antiguo se conocen sus propiedades beneficiosas para el organismo.

Por ejemplo, esta planta es antiséptica, carminativa, digestiva, estimulante, diurética, sedante,… entre otras propiedades.

A nivel casero tomando una infusión de eneldo también podrás aprovechar todos sus beneficios.

Al aceite esencial del eneldo se le da aplicación en la fabricación de cosméticos, jabones, y también en la industria farmacéutica.

Y si tienes huerto te doy un motivo más para que cultives eneldo.

Con sus brillantes flores amarillas y su aroma atrae a las mariquitas y a las crisopas.

Esto es estupendo, ya que ambas son depredadores naturales de los pulgones. Así que el eneldo será un buen aliado para combatir la plaga de pulgón, y además de una forma completamente natural.

Resumen y conclusiones sobre plantar eneldo en tu huerto, jardín o casa

Como conclusión, para que tengas de un solo vistazo las condiciones idóneas para cultivar eneldo, aquí te dejo un resumen:

  • Lo más aconsejable es la siembra directa con semillas.
  • Le gusta el clima templado, sin fríos ni vientos.
  • Sitúa tus plantas de eneldo en una ubicación con luz solar de 6 a 8 horas.
  • Utiliza un sustrato ligeramente ácido, fresco y rico en nutrientes.
  • El eneldo necesita riegos regulares para mantener la humedad.

Y aquí acaba esta guía sobre hierbas aromáticas.

Espero que te haya gustado y ayudado.

Ahora me gustaría pedirte un favor.

Si este artículo sobre hierbas te ha parecido interesante, te agradeceré mucho que lo compartas con tus conocidos, porque así me ayudas a seguir adelante con este blog. ¡Muchas gracias!

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

2 comentarios en “¿Cómo plantar ENELDO? Trucos y Cuidados a conocer (guía)”

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *