Cómo plantar Ginseng en casa paso a paso: Cuidados reales

Plantar ginseng

¿Quieres plantar Ginseng (Panax ginseng)?

En esta guía de Gracias Naturaleza te enseño cómo.

Te servirá para cultivar ginseng en casa y también en tu huerto.

Durante siglos la planta de ginseng ha sido reconocida por sus «milagrosas» propiedades para la medicina natural.

A pesar de ser una planta de origen asiático y de clima frío, su cultivo se ha extendido por todas partes del mundo.

Así que si deseas conocer más acerca de cómo plantar ginseng y sus cuidados, te toca leer este artículo.

¡Al lío!

¿Qué es el ginseng exactamente y cómo cultivarlo?

Se trata de una planta con forma de tubérculos gruesos de origen oriental, es cultivada bajo sombra, siendo capaz de soportar hasta – 20 °C de temperatura.

Durante la década de los setenta la demanda de la raíz de esta planta creció tanto, que trajo como consecuencia la casi extinción de la especie.

Cultivo de ginseng
Ginseng.

Afortunadamente, esto no ocurrió. 🙂

Pero generalmente comprar ginseng es bastante caro, e incluso su precio puede variar de acuerdo a la edad de la planta.

Para suerte de todos, en las siguientes secciones te cuento cómo sembrar ginseng en macetas desde la comodidad de tu casa, o bien tu huerto o tu jardín.

¿Cómo obtener semillas de ginseng?

En primer lugar, deberás decantarte por semillas seleccionadas, de lo contrario deberás esperar más tiempo para que puedan ser sembradas. En el mercado encontrarás semillas a precios sorprendentemente bajos, pero no caigas en la trampa de no comprar semillas estratificadas.

En segundo lugar, acude a lugares donde el ginseng sea cultivado y reciba cuidados de forma legal. De esta forma, podrás adquirir semillas 100 % fértiles.

Entonces… ¿ya has obtenido tus semillas de ginseng?

Voy a asumir que sí, y a continuación te cuento qué hacer con estas semillas para empezar con tu cultivo de ginseng.

Proceso de siembra y germinación de tus semillas de ginseng

Para sembrar tus primeras semillas deberás crear un bancal de al menos 5 cm de profundidad en introducir las semillas con tres o 4 cm de distancia.

La temporada recomendada para sembrar las semillas es en otoño.

Realmente es una siembra bastante sencilla.

El ginseng es, de este modo, un tubérculo que no requiere ningún cuidado especial a la hora de plantar sus semillas.

Hasta que germinen las semillas es buena idea regar la tierra con frecuencia, para mantenerla suficientemente húmeda.

Quizá te estés preguntando si deberías plantar el ginseng en sombra o en sol, y qué tipo de suelo o abono le va mejor al cultivo de ginseng.

A todas estas dudas te respondo aquí abajo.

¿Cultivar bajo sol o sombra? ¿Qué abono usar?

Para sacar el máximo provecho a cada una de las semillas de ginseng, debes estar seguro de sembrarlas en una tierra fértil rica en hummus, o crear tu propio hummus orgánico a través del cuidado de lombrices californianas (por ejemplo).

Además, podrás sembrar las semillas de ginseng al lado árboles de gran altura que den sombra y de madera dura.

Plantación de ginseng en un huerto, con sus hojas alargadas y flores moradas
Aquí puedes ver una plantación de ginseng en huerto bastante generosa, pero tú no tienes por qué sembrar tanto para tener éxito. De hecho el ginseng es una de las plantas que puedes sembrar en tu casa.

Como ya te he comentado a principio de este artículo, el ginseng es una planta a la que le gusta más la sombra que el sol.

¿Cada cuánto tiempo se deben regar las semillas de ginseng?

Antes de la germinación de las semillas, será necesario que el proceso de riego se haga de forma recurrente, asegurándote de mantener la tierra bastante húmeda.

Aún así, es importante aclarar que lo que más necesitas para cultivar ginseng en tu casa es PACIENCIA.

¿Y por qué digo esto?

Pues resulta que el ginseng es una la planta alcanza su madurez pasado los diez años, mientras que, el proceso de germinación puede durar hasta 18 meses.

Cuidados y poda de la mata de ginseng

A pesar de ser una planta de crecimiento lento, el ginseng no requiere de cuidados especiales. Una vez germinada la semilla, podrás plantarla en una maceta o simplemente dejarla en su sitio de origen y retirar la maleza que pueda aparecer en los alrededores de tu planta.

Raíces o tubérculos de ginseng en el huerto
Las raíces de ginseng tienen un aspecto bastante ordinario, y por supuesto tienen múltiples usos culinarios y medicinales, debido a sus curiosas propiedades.

Además, deberás prestar especial atención en sus hojas para detectar a tiempo la posible presencia de plagas y bacterias.

¿Qué frutos da la planta de ginseng?

Pasado un año de su germinación, la planta de ginseng es capaz de producir un fruto de color rojo. Se trata de las nuevas semillas, listas para sembrar.

Sin embargo, sus verdaderas y beneficiosas propiedades se encuentran en la raíz.

No se debe cosechar el ginseng antes de los 4 años, es decir, busca siempre cosechar las plantas que posean una madurez superior a los 4 años.

Frutos rojos de la planta de ginseng
Pocas personas lo saben, porque cuando pensamos en el ginseng nos solemos imaginar únicamente la raíz de la planta, que es famosa por sus propiedades medicinales sobre todo en la medicina oriental… pero resulta que la planta de ginseng también produce unos frutos rojos muy bonitos.

Esta planta ancestral puede durar siglos, así que no te apresures en ver sus frutos, mientras más madura, mejor utilidad le darás a sus raíces.

Conclusiones sobre el cultivo de ginseng

Realmente es un cultivo bastante curioso.

Como ya te digo, por un lado es muy fácil plantar y cultivar ginseng en tu propia casa… no hay nada que te lo impida.

Por otro lado, el ginseng es uno de los tubérculo que más paciencia requiere para su cultivo, con lo que puede resultar un desafío para algunas personas.

Lo bueno es que es una planta que también resulta muy longeva, con lo que puedes verlo desde un punto de vista de una inversión bastante rentable para ti o tu familia.

Mira esto, tus tubérculos lo agradecerán…

Antes de marcharte, tengo un regalito para ti.

Más concretamente, tengo un ebook gratis en el que te explico cuáles son los peores errores que puedes cometer al cuidar tu huerto.

¿Te interesa? Aquí tienes un enlace para descargarlo:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Si este artículo sobre tubérculos te ha gustado o te ha ayudado, te pido que lo compartas con tus familiares, amigos, o en la redes sociales, porque así me motivas a seguir escribiendo más artículos útiles como este y a traer a más personas a la comunidad de Gracias Naturaleza.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

2 comentarios en “Cómo plantar Ginseng en casa paso a paso: Cuidados reales”

  1. Bueno, me alegro de conocer un bicho como tu, que domina las pag. web. Yo soy de la edad de piedra… Quisera saber donde conseguir semillas de Panax sp. De garantia… Te sigo

    1. Hola Pedro, si no las encuentras en ninguna tienda (pequeña / grande superficie) te recomiendo mirar en Internet, incluso en sitios como Amazon a veces hay buenos distribuidores y marcas de semillas. Aunque claro, variará la disponibilidad según el país y otros factores. La cuestión es investigar.

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *