Cómo PLANTAR MACA (Guía fácil de cultivo paso a paso)

Plantar maca

Así que quieres plantar maca.

¡Genial!

Este curioso tubérculo puede crecer incluso a más de 3.000 metros de altitud.

Pero cuidado:

Sus impresionantes características no deben hacer que te confíes.

Si quieres cultivar maca con éxito tendrás que seguir unos pasos muy concretos, que yo te voy a contar en esta guía de Gracias Naturaleza.

Pero antes de nada, voy a repasar los dos requisitos a conocer antes de plantar maca.

Primer requisito – ¿Dónde plantar maca?

Se puede plantar maca (Lepidium meyenii) en una maceta de tamaño mediano, y lo más importante es que tenga una profundidad mínima de 30 centímetros (ya que en los primeros meses el crecimiento es subterráneo).

Además, ojo al dato:

La maca resiste muy bien las bajas temperaturas (-20 grados centígrados) y también es tolerante al calor moderado.

Sin embargo, si la temperatura está por encima de los 22°C hay que colocarla en la sombra para evitar su deshidratación.

Ilustración de maca o ginseng peruano, tubérculo que de verdad funciona
A la maca se le dan muchos nombres, como maca-maca, ginseng peruano, ginseng-maca y maino. En inglés se le llama igual, y también se le conoce como pepperweed. Alcanza hasta los 30 centímetros de altura, aunque más típicamente se queda en los 15 centímetros. Su parte subterránea, el hipocótilo, es la parte comestible de esta planta (es decir, el tubérculo).

Y por favor, sigue este consejo:

Intenta sembrar la maca en un lugar donde tenga espacio suficiente para crecer, sin plantas más altas a su alrededor que bloqueen la entrada de luz.

Segundo requisito – ¿Cuándo sembrar?

Lo más recomendable es sembrarla en el transcurso de la época lluviosa, cuando ya ha culminado el invierno e inicia la primavera.

Por supuesto, el mes concreto dependerá de la zona y el hemisferio.

  1. Por ejemplo, en Perú la siembra se hace entre septiembre y diciembre.
  2. Si estás en el hemisferio norte, la siembra de maca se hace en primavera después de las heladas, o en otoño (si siembras en invernadero).

Puedes sembrar directamente en su lugar definitivo o bien en semillero.

En cualquier caso, durante su primer invierno podrías tenerlas en un invernadero, para protegerlas del frío, si tú te encuentras en una región con heladas.

Una vez llegado el final de la primavera o el verano es cuando podrías trasladar tus plantas de maca a su lugar definitivo.

Es muy importante tener en mente estos detallitos.

Sobre todo si quieres obtener buenos resultados en tu cultivo de maca peruana, como estos:

Aprende los pasos para sembrar maca peruana con semillas
El hipocótilo de la maca tiene forma redondeada y napiforme, finalizando en una gruesa raíz con diversas raíces secundarias que se distribuyen horizontalmente a partir de esta.

Dicho esto…

Ahora ya tienes claros los requisitos básicos en el cultivo de maca, así que en la siguiente sección ya te cuento cuáles son los pasos concretos para sembrar este tubérculo.

Sigue estos 7 pasos para plantar maca

Los pasos para plantar y cosechar maca peruana son los siguientes:

  1. Preparar la tierra en una maceta, y colocar al voleo unas cuantas semillas previamente remojadas durante unas horas. Las semillas de maca son muy pequeñas, y hay que esparcir suficientes dentro de la maceta o en el huerto para asegurar que germinen de forma adecuada. También es posible la reproducción mediante el trasplante de sus raíces tuberosas.
  2. Cubrir con más tierra y regar con abundante agua hasta que germinen, lo cual ocurrirá al mes aproximadamente. Quitar las malezas y retirar el exceso de hojas para que la raíz crezca rápidamente.
  3. Después de la germinación, la maca desarrolla en estado vegetativo la parte subterránea (hipocótilo) en unos ocho o nueve meses según las condiciones climáticas. La parte externa es visible solo durante el segundo año de vida.
  4. Cosechar (extraer) el hipocótilo con cuidado para prevenir daños en la raíz. Luego de extraerlo, se aconseja agregar un poco de composta y nutrientes. La obtención de semillas no se lleva a cabo en el primer año (como el hipocótilo), sino en el segundo.
  5. Si la maca ya posee hojas, está lista para ser trasplantada a un sitio mucho más extenso. Recuerda que la maca desarrollará su tallo y sus hojas durante el segundo año, y es aquí cuando ya podrás reproducir la planta mediante el trasplante de su hipocótilo o raíces tuberosas.
  6. Posteriormente, se producirá la floración y fructificación de la maca. Tras la cosecha de las semillas estas se han de guardar en un lugar seco.
  7. Una planta crecida puede necesitar un espacio de hasta 80 centímetros, tanto en la profundidad, como en la superficie.

Resulta importante destacar que la maca puede sufrir algunos problemas de plagas, sobre todo el gorgojo y las polillas.

¿Cómo prevenirlas?

Pues hay que ser constante en la poda de la maleza, y no someterla a cambios bruscos de temperatura.

Aunque estos cuidados son solo la «punta del iceberg».

Para saber más, sigue leyendo y aprende cómo cuidar maca correctamente.

Cuidados de la maca explicados en detalle

Sustrato, abonado y pH ideal

La maca se caracteriza por absorber muchos nutrientes.

Por esta razón, resulta esencial que la tierra cuente con una gran cantidad de materia orgánica, para lo cual puedes aportar abonado al sustrato de la maca.

Tubérculo de maca que ha crecido en un sustrato ácido con riegos adecuados
La maca es un tubérculo muy particular en su proceso de siembra porque le gustan los sustratos francamente ácidos.

En cuanto al pH del suelo, esta herbácea se desarrolla mejor en terrenos ácidos, incluso con valores muy ácidos, menores a un pH de 5.

Lo ideal es buscar tierra franco-arenosa (suelo arenoso pero también con bastante limo y arcilla) y mezclarla con partes iguales de composta.

Otro consejillo:

Puedes potenciar el aporte de nutrientes agregando soluciones ricas en fósforo y potasio. Quizá te interese el estiércol caprino, que tiene aproximadamente el triple de nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K) que el estiércol vacuno.

Necesidades hídricas y ojo al riego

En los primeros días la maca requiere abundante agua, y a lo largo de ese tiempo (25 días aprox.) lo mejor es regar a diario, evitando el encharcamiento.

Una vez que haya germinado, hay que disminuir la cantidad de agua y la frecuencia del riego.

Polvo de maca, considerado como superalimento por muchos
Muchas veces la maca se machaca para que obtenga una forma de polvo, y es que en efecto contiene sustancias como la macaridina, macadinas y glucosinolatos con interesantes actividades biológicas, con lo que muchos lo consideran como un «superalimento». Quizá más que un superalimento, la maca debería ser considerada como un tubérculo con potenciales propiedades medicinales.

Cosecha de la maca

La maca se siembra como planta bienal.

Es decir, su cultivo se hace en dos ciclos: en el primero se lleva a cabo la recolección de la raíz para consumo y en el otro, la recogida de semillas.

Cada ciclo puede durar hasta 12 meses.

Tras su cosecha, estos tubérculos suelen secarse al sol durante varios meses (2 o 3 como regla general) para facilitar su posterior consumo.

Clima ideal en el cultivo de maca

Se trata de una planta que crece de manera autóctona en los Andes, a altitudes superiores a los 3.500 metros, en un bioma denominado como tundra altoandina. La mejor temperatura para el cultivo de maca es templada, de unos 22 ºC durante el día, si bien la planta aguanta temperaturas menores a los -20 ºC.

Plagas y enfermedades frecuentes

No son muchas. Es un tubérculo muy resistente alas plagas, pero hay que tener ojo con enfermedades causadas por Fusarium y Rhizoctonia.

También podrían surgir problemas con el gorgojo de los andes y con las polillas, como ya te he mencionado antes, sobre todo después de ser cosechadas una vez las raíces se almacenan o transportan.

Características básicas de la maca peruana

La maca peruana es una planta herbácea, bienal, conocida por sus grandes propiedades medicinales. Si quieres profundizar en este tema, mira mi artículo sobre las propiedades de la maca peruana.

En botánica se le llama Lepidium meyenii y entra en la familia de las Brassicaceae.

Aquí va un dato curioso…

¡Esta familia es la misma que la del brócoli!

De hecho, coloquialmente se le suele llamar a esta familia botánica como la de las crucíferas. Aquí es donde también encajan la col, el nabo y demás.

Por su lado, la maca proviene de los Andes centrales de Perú y Bolivia, donde se cultiva desde hace más de dos siglos. Impresionante, ¿verdad?

Es una especie vegetal hermafrodita y que además tiene capacidad de autopolinizarse. Normalmente, alcanza una altura aproximada de 5 a 7 cm.

Su estructura es muy similar a la del rábano y el color puede ser amarillo, pero también marrón, negro o morado.

Propiedades nutricionales y medicinales de la maca, ¿qué dice la ciencia?

La maca es un tubérculo que contiene aproximadamente un 10,2% de proteínas, un 2,2% de grasas y un 59% de hidratos de carbono (fuente). El resto del tubérculo se compone de fibra y de agua.

Curiosamente, existen bastante rumores testimoniales acerca de los efectos afrodisiacos de la maca, aunque existen estudios científicos que han tratado de verificar cambios en las hormonas reproductivas (testosterona y 17-beta estradiol) con el consumo de maca, sin encontrar efectos significativos.

La maca es la raíz tuberosa estrella de Perú y los Andes, donde crece en la tundra altoandina
Aunque existe controversia científica acerca de los increíbles beneficios que algunas personas abogan que posee la maca, está bastante claro que sí que existe cierta evidencia acerca otras propiedades más «sutiles» que este tubérculo podría tener. Desde luego, siempre viene bien separar los intereses comerciales de los fabricantes de suplementos alimentarios de la realidad científica.

No obstante, existe controversia sobre sus efectos biológicos.

Más que nada porque otros estudios experimentales sí que encontraron potenciales efectos beneficiosos en el consumo de maca.

De hecho, este tubérculo también contiene minerales como calcio, potasio, hierro, sodio y magnesio.

Conclusiones sobre el cultivo de maca

Como ves, la maca, de la familia de las crucíferas, plantas herbáceas con más de 390 géneros y 3.000 especies diferentes, es un tubérculo muy interesante.

Su cultivo puede parecer complejo a primera vista.

Sobre todo porque se trata de una planta de cultivo bienal, y estas tienen un calendario de siembra y cosecha algo más complicado que el calendario de las plantas anuales, por razones obvias.

Pero su cultivo merece la pena, sobre todo si eres capaz de satisfacer los requisitos básicos de dónde y cuándo se ha de plantar y cuidar la maca peruana – o como también lo llaman, el ginseng peruano.

Mira esto, tus tubérculos lo agradecerán…

Antes de marcharte, tengo un regalito para ti.

Más concretamente, tengo un ebook gratis en el que te explico cuáles son los peores errores que puedes cometer al cuidar tu huerto.

¿Te interesa? Aquí tienes un enlace para descargarlo:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Si este artículo sobre tubérculos te ha gustado o te ha ayudado, te pido que lo compartas con tus familiares, amigos, o en la redes sociales, porque así me motivas a seguir escribiendo más artículos útiles como este y a traer a más personas a la comunidad de Gracias Naturaleza.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

2 comentarios en “Cómo PLANTAR MACA (Guía fácil de cultivo paso a paso)”

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *