¿Cómo sembrar MALANGA o TARO? Lee esta guía sencilla

Plantar taro o malanga

Dime si acierto:

Te interesa la malanga o el taro.

Y te estás haciendo preguntas como estas…

¿Qué es exactamente esta planta?

¿Cómo puedo plantar taro y qué cuidados dar a la planta?

¿Cuáles son sus propiedades y beneficios?

Pues bien, yo también me he hecho estas preguntas y tras bastante investigación he llegado a respuestas muy completas y satisfactorias. 🙂

Así que en este artículo de Gracias Naturaleza voy a compartir contigo todo lo que sé sobre la malanga o taro. ¡Vamos a ello!

¿Qué es la malanga o taro?

La malanga es un tubérculo (tallo modificado y engrosado que crece bajo tierra).

Taro es un sinónimo, es decir… este tubérculo tiene dos nombres.

Su nombre científico es “Colocasia esculenta” y su origen es controversial.

Se cree que surgió en la región al sur de Asia Central extendiéndose luego por toda Asia, África e islas Canarias, desde donde llegó a países de América Central y las islas del Caribe durante la época de colonización.

En estos países se ha convertido en uno de los tubérculos de mayor consumo por la población.

Sus múltiples otros nombres

Además de malanga o taro, esta planta tiene muchísimos otros nombres. Se le conoce también como pituca, kalo, papa balusa, malanga isleña, ocumo chino, kará, bituca, entre muchos otros, en dependencia del país donde se consume.

Características y cultivo de malanga o taro, tubérculo conocido como Colocasia esculenta
Este es el aspecto que tiene la parte del tubérculo de la planta de malanga o taro, científicamente conocida como Colocasia esculenta, y destacada por sus gigantes hojas.

La verdad es que este tubérculo posee una características de lo más interesantes. Sigue leyendo para enterarte.

Características principales del tubérculo

Dentro de las características del taro podemos mencionar que es una planta que puede medir entre uno y tres metros de altura.

Sus hojas son de un verde brillante y de un grandísimo tamaño que sobresalen de la tierra por un tallo fino.

Debajo de la tierra crece el tubérculo de la malanga cuya forma y tamaño suele ser variable.

Aquí abajo te cuento cómo puedes plantar malanga en tu huerto.

¿Cómo sembrar malanga o taro?

Estos son los pasos a seguir en el cultivo de malanga o taro:

  1. Primeramente hay que asegurarse de que el suelo del huerto o jardín esté húmedo y libre de maleza.
  2. Se abre un agujero en la tierra de diez a quince centímetros de profundidad donde se coloca un bulbo grande o varios bulbos pequeños independientes de taro.
  3. Estos se cubren con, al menos, ocho o diez centímetros de tierra.
  4. La malanga requiere de varias horas de sol y un riego constante.
  5. Entre las tres y cuatro semanas siguientes a la siembra la planta comienza germinar.

Por supuesto, si pretendes que tu cultivo sea exitoso, también tendrás que acertar con la fecha de siembra.

¿Cuándo sembrar malanga?

La mejor época para la siembra de malanga es entre los meses de marzo y julio. Aunque con un buen riego se puede sembrar durante todo el año.

Prefiere los climas cálidos con temperatura que oscilen entre los 25 y los 35 grados Celsius.

Efectivamente esta es una planta a la que le van muy mal las temperaturas frías. Esto es esperable dado que prolifera en climas más bien tropicales.

Entre los diez y doce meses después de la siembra y cuando las hojas cambien su color (se pondrán de color amarillo) están listas para su cosecha.

Cuidados para la planta de la malanga

Además de proporcionarle un suelo húmedo y suficiente irrigación durante su crecimiento, la planta de taro necesita otros cuidados.

Abonado

El abono se realiza mayormente en primavera y verano una vez al mes. De preferencia se usan abonos de origen ecológico.

Agua y luz solar

A pesar de ser una planta capaz de resistir muy bien a las plagas y enfermedades no debe descuidarse. Por lo que es importante mantener controlado la cantidad de agua y luz solar que recibe.

Evitar bajas temperaturas

Al ser sensible a las bajas temperaturas se siembra en lugares que pueden ser frescos pero que mantengan una temperatura mínimamente cálida.

Beneficios del consumo de la malanga y datos nutricionales muy interesantes

En los países de América Latina y el Caribe constituye uno de los primeros alimentos que se les ofrecen a los bebés cuando comienzan a probar alimentos sólidos.

El taro o malanga tiene propiedades nutricionales y beneficios
Este tubérculo tiene un aspecto curioso y cumple muchos papeles en la cocina y gastronomía de numerosos países, además de contener numerosos minerales y vitaminas.

Este tubérculo les ayuda con su digestión durante el proceso de cambio en su alimentación.

Además, les ayuda a fortalecer su sistema inmunológico, proteger la piel y podría reducir la aparición de anemia en los pequeños en algunos casos. Su consumo se extiende también a los adultos, ya que previene la aparición de colesterol alto y triglicéridos en sangre. Es recomendada en ocasiones para los pacientes recién operados de patologías intestinales.

Nutrientes del tubérculo del taro

El taro es rico en minerales como zinc, hierro y magnesio, entre otras.

Es una fuente de vitamina A, C, E y B6. Además de que aporta carbohidratos, proteínas y fibra dietética.

¿Cómo consumir la malanga?

A pesar de todos los beneficios de este tubérculos se debe tener cuidado. Al contener oxalato de calcio, una sustancia tóxica que podría provoca irritación de la boca y la garganta, hace recomendable tener moderación en el consumo del taro, al igual que ocurre con las espinacas o acelgas.

En efecto, con los tubérculos siempre va bien tener cuidado, inclusive con la yuca amarga que ha producido casos de toxicidad.

Conclusiones sobre plantar taro o malanga

En conclusión, la malanga o taro es un tubérculo muy utilizado en determinadas zonas del mundo, y a la par bastante desconocido en muchas otras, probablemente por el clima cálido que requiere durante todo el año y su sensibilidad a las temperaturas bajas.

Estos factores imposibilitan el cultivo fácil del taro en muchos lugares del mundo, y por eso no se ha popularizado en todos sitios.

Aún así, como ves este tubérculo tiene bastantes beneficios, y su cultivo no es particularmente difícil si te lo puedes permitir.

Mira esto, tus tubérculos lo agradecerán…

Antes de marcharte, tengo un regalito para ti.

Más concretamente, tengo un ebook gratis en el que te explico cuáles son los peores errores que puedes cometer al cuidar tu huerto.

¿Te interesa? Aquí tienes un enlace para descargarlo:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Si este artículo sobre tubérculos te ha gustado o te ha ayudado, te pido que lo compartas con tus familiares, amigos, o en la redes sociales, porque así me motivas a seguir escribiendo más artículos útiles como este y a traer a más personas a la comunidad de Gracias Naturaleza.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

2 comentarios en “¿Cómo sembrar MALANGA o TARO? Lee esta guía sencilla”

  1. Hi, recientemente estuve en Ciudad de México y vi esta planta en un jardín, Taro, traje una pequeña semilla, creo que la regué demasiado y de pudrió, ahora consulté este artículo, y es que pienso comprar una unidad en el mercado para sembrar en casa, tu artículo me pareció fantástico, y te felicito por tener esa destreza al escribir e ir directo al grano, que buen artículo.

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *