PODAR LAVANDA: ¿Quieres saber cómo y cuándo? Lee esto

Podar arbusto de lavanda

Voy directo al grano:

Si estás aquí es porque quieres podar lavanda.

Pero no sabes cómo…

Ni cuándo…

Ni cómo hacer esquejes resultantes de la poda…

Pues bien, no temas, porque esta guía de Gracias Naturaleza que he escrito responde a todas esas dudas y muchas más. 🙂

La lavanda es una de mis hierbas aromáticas favoritas y de hecho también he escrito una guía completa sobre plantar lavanda y cómo cuidarla.

Si partes desde cero te recomiendo primero leerte esa guía.

Pero si solo quieres saber cuándo y cómo se poda la lavanda para su rejuvenecimiento, ¡entonces sigue leyendo!

¿Cuándo se poda la lavanda?

La lavanda es una planta de gran resistencia, lo que significa que no precisa de grandes cuidados ni siquiera durante los meses de más calor del año.

Sin embargo, sí que resulta muy importante para este tipo de planta que lleves a cabo una poda anual, lo que estimulará su crecimiento.

Pero…

¿Cuándo podar tu lavanda? Hay dos momentos del año entre los que puedes elegir:

Podar lavanda en primavera

La primera poda de la lavanda puede llevarse a cabo al inicio de la primavera, en torno a marzo o abril. Esta es una estación del año muy habitual en la que realizar la poda porque de esta forma si decides hacer la poda en primavera potencias el crecimiento de la planta y retrasas su envejecimiento.

Podar lavanda en verano

La poda de la lavanda también puede llevarse a cabo hasta en dos ocasiones a lo largo del año. Si bien la primera es recomendable que la realices en primavera, la segunda poda la puedes realizar después de la floración, es decir a finales del verano o bien en septiembre.

Jardinero haciendo la poda de la lavanda con unas tijeras
Antes de preceder a podar tu arbusto de lavanda, por favor te animo a que leas esta guía hasta el final para aprender las claves de la poda en esta maravillosa hierba aromática. ¡No dañes tus plantas por desconocimiento!

De esta forma, retirarás las ramas muertas, así como las espigas secas.

Prioriza cortar las ramas secas de la planta. Está es la clave en el rejuvenecimiento.

Ten en cuenta que el objetivo de podar lavanda es alargarle la vida a la planta, y en general conseguir su rejuvenecimiento.

Si quieres saber los pasos exactos a seguir para hacer la poda debidamente, los tienes justo aquí abajo.

¿Cómo podar lavanda paso por paso?

La lavanda es un arbusto que tiende a lignificarse (adquirir consistencia leñosa), por lo que la poda es una forma muy recomendable si quieres prevenir el envejecimiento prematuro de la planta, de hecho muchas personas podan la lavanda para intentar conseguir el rejuvenecimiento de esta. De estas prácticas te hablo más abajo en esta guía.

Para llevar a cabo la poda básica de una planta de lavanda se han de seguir los siguientes pasos:

  1. Desinfecta la herramienta de poda, que pueden ser navajas o tijeras.
  2. Agarra las ramitas de la lavanda con tus manos en forma de manojos destinados a podar.
  3. Corta por la mitad del tallo o a unos cinco centímetros de la base leñosa.
  4. Continua con este proceso hasta que la lavanda tenga el tamaño y forma que desees.
  5. Recuerda no hacer una poda demasiado agresiva, evitando reducir la lavanda a menos de la mitad de su tamaño.

En muchas ocasiones, la poda de la lavanda puede resultar muy provechosa.

Por ejemplo, te puede servir para producir «esquejes», que luego son super útiles para plantar lavanda de manera sencilla. En este caso sí cortaríamos por la parte leñosa. La reproducción de lavanda por esquejes es muy común, más aún que por semillas.

También los puedes regalar, por supuesto, y es algo que siempre se agradece.

Pero escucha…

No basta con corta un par de ramas de tu planta de lavanda y ya está. Hay unos pasos concretos a seguir para producir esquejes de lavanda de calidad.

¿Cómo sacar esquejes de lavanda de la poda?

Como ya te digo, la lavanda es una planta que se reproduce fácilmente mediante esquejes. Puedes realizar esquejes de esta planta prácticamente durante todo el año, incluso en invierno, si el clima no es demasiado extremo.

Esqueje de lavanda listo para plantar en un huerto tras el proceso de poda
Aquí puedes ver un ejemplo de esqueje de lavanda, si bien no siempre tienen que tener este aspecto. En ocasiones también pueden acabar en un par o tres ramas secundarias leñosas que tendrías que cortar transversalmente, en vez de en la base como el resto de ramas secundarias que sí han de ser retiradas por completo.

En en otoño y en primavera son las mejores épocas para que lleves a cabo esta reproducción de la lavanda.

Para el proceso de esquejado selecciona los tallos de lavanda que no han florecido (lo que ayuda al enraizamiento) corta a unos diez a quince centímetros de la punta. Realiza cortes limpios con tijeras desinfectadas, asegurándote que la rama de lavanda sea leñosa. Una vez hecho el corte, para preparar los esquejes, corta las ramas secundarias por la base, pero sin dañar el nudo entre las ramas secundarias y la principal.

Planta los esquejes en una maceta o directamente en tierra en el suelo.

De normal se suelen sumergir antes de plantarlos en algún enraizante, generalmente líquido, y generalmente casero.

Con un cuarto de hora basta.

Luego colocas tus esquejes en la tierra, haces el primer riego y ya está. Así de fácil.

Otros cuidados de la lavanda además de la poda: sol, clima, sustrato, riego, abonado…

Espero que este artículo de Gracias Naturaleza te esté resultando útil hasta ahora, pero escucha… si quieres mantener tus plantas de lavanda sanas y fuertes que sepas que hay varios cuidados a tener en cuenta más allá de la poda.

Es por eso que aquí abajo de dejo una lista con un resumen breve de cómo llevar a cabo cada uno de estos cuidados:

  • Sol o sombra: Como mínimo intenta que tu lavanda reciba unas 6 horas de sol al día, con lo que no la plantes al lado de paredes o árboles que le den sombra durante gran parte del día.
  • Sustrato: Procura proveer a la lavanda un sustrato suelto y con buen drenaje.
  • Clima: La planta de la lavanda no soporta bien la humedad, le va el clima seco. En cuanto a temperaturas, es de climas templados, pero se adapta perfectamente al calor y al frío, incluso a las heladas.
  • Abonado: Como regla general, el abonado de la lavanda no solo no es necesario, sino que podría inhibir la floración de esta y por tanto reducir sus propiedades aromáticas.
  • Riego: La lavanda es una planta rústica que soportará fácilmente periodos de sequía, así que te recomiendo no pasarte con el riego, porque provocarás la muerte de la planta.

¿Cómo recuperar una lavanda leñosa?

Un «problema» que puede presentar una planta de lavanda es la leñosidad. Muchas personas se pregunta si acaso es posible recuperar una lavanda leñosa o si no hay nada que hacer.

Lavanda con muchas flores moradas aromáticas rejuvenecida y no leñosa
La lavanda tiene un olor muy especial reconocido por todos. Un pequeño truco para que tu planta de lavanda sea muy fragante es no abonarla en exceso.

Pero que una lavanda esté seca no es motivo de muerte.

De hecho es normal. Es parte del proceso de maduración de la lavanda.

Es una planta muy resistente a la sequía, por lo que un olvido en el riego de la misma se soluciona fácilmente suministrando el aporte de agua necesario.

Si la tierra aún conserva algo de humedad riega la planta cuando el sustrato esté complemente seco y cuando notes que las hojas o flores empiecen a caerse.

Rejuvenecimiento de la lavanda

Durante la vida de la lavanda es necesario realizar una poda de rejuvenecimiento. Este tratamiento debe realizarse cuando la planta empiece a mostrar su interior, es decir cuando el follaje deje de ser abundante.

El rejuvenecimiento se lleva a cabo mediante una poda drástica que elimina ramas secas cortándolas entre diez y veinte centímetros del suelo.

De esta forma, se consigue un brote con mucha más fuerza.

¿Qué hacer con ramas de lavanda?

¡La lavanda presenta numerosos usos debido a sus múltiples propiedades!

Las ramas de lavanda pueden emplearse para aromatizar.

Recolectando la planta entre mediados y finales de julio se pueden conseguir grandes cantidades de aceite esencial de lavanda. Este aceite posee múltiples propiedades beneficiosas como es su poder relajante.

También pueden colocarse las ramas en saquitos de tela para crear un elemento decorativo de intenso aroma. En este caso es recomendable esperar entre una y dos semanas para que las ramas estén secas.

Grandes beneficios y propiedades de la lavanda

Te recuerdo hay hasta 12 tipos de lavanda populares y esta popularidad no es sin razón.

Y no lo digo por sus preciosas flores moradas, sino porque realmente desde antaño se ha usado esta aromática como remedio para múltiples afecciones.

Por cierto, si te gustan las flores moradas te recomiendo echar un vistazo a mi lista con las 12 flores moradas más bonitas, con nombres y fotos. Te aseguro que te encantará.

A continuación encontrarás una lista con algunas de las propiedades, beneficios y usos de la lavanda:

  1. Uso aromático en perfumes y fragancias.
  2. Componente principal en muchos cosméticos y productos de higiene personal.
  3. Uso ornamental y como ambientador en tu casa.
  4. Atrae a insectos polinizadores beneficiosos en tu huerto o jardín.
  5. Es un repelente natural de hormigas en tus plantas y otros insectos.
  6. Tiene propiedades relajantes, contra los nervios y la ansiedad.
  7. Se dice que mejora la digestión, quizá por sus propiedades antioxidantes.

Conclusiones sobre cómo y cuándo podar la hierba aromática lavanda

Está claro, ¡la lavanda es genial!

Pero si quieres tener este arbusto rústico en un óptimo estado de salud, sea de la variedad que sea, pues has de saber podar correctamente la lavanda.

Vamos, lo mismo te digo con la poda de muchos otros tipos de arbustos… como con la poda de rosales. Aunque eso es más complicado por todas las variedades que hay. No es lo mismo un rosal floribunda que uno polyantha o grandiflora, por ejemplo.

Por otro lado, hay una cosa que me gustaría dejarte muy clara:

¡La poda no lo es todo!

La poda es uno de los cuidados más subestimados en el cultivo de casi todas las plantas. ¡Pero no lo es todo! Hay otros factores esenciales para tener éxito, los cuales te explico en detalle en mi ebook gratis:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Haz clic en ese enlace verde y podrás descargártelo ahora mismo. Ya verás que útil te resulta.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *