Riego por CAPILARIDAD – Qué es y Cómo montar tu sistema

Riego por capilaridad

Interesante, ¿verdad?

Si estás aquí, seguro que no eres nuevo en esto.

De hecho, imagino que ya sabrás algo sobre el goteo o incluso el riego por inundación.

Pero resulta que el riego por capilaridad es bastante menos conocido.

Y por eso he decidido escribir esta guía completa sobre este método para regar el jardín o el huerto. La guía que un blog como Gracias Naturaleza y sus lectores se merecen.

No te haré perder el tiempo, así que vamos a ello.

¿Qué es el riego por capilaridad?

El riego por capilaridad es aquel que aprovecha una capacidad de los fluidos conocida como capilaridad. La capilaridad es el ascenso de líquidos en contra de la gravedad. O dicho de otra manera, la capacidad que tiene el agua de extenderse por todos los espacios de aire hasta cubrirlos.

Te pongo un ejemplo para que lo veas más claro…

Una esponja que se coloca solamente sobre una esquina terminará por absorber completamente el agua de un recipiente.

Esto es debido a que el agua migra en todas direcciones debido a su tensión superficial.

Y efectivamente, esto se puede utilizar para regar tus plantas. Aunque cuanto más pequeños sean los tubos, mejor. Tubos grandes como estos tienden a funcionar peor:

Riego por capilaridad gracias a la tensión superficial del agua
La capilaridad del agua la puedes utilizar con cordones, con telas, con tubos finos e incluso con otros materiales más avanzados como fibras de vidrio.

Déjame decirte que esto es una maravilla, porque con este sistema no necesitarás añadir presión al agua en el sistema de riego, ni por gravedad ni con una bomba de agua.

Se lleva a cabo simplemente a través de pequeños depósitos de agua, colocados estratégicamente junto a las plantas que quieres regar.

Estos depósitos lograrán que el sustrato se humedezca de manera constante mediante un hilo de algodón o mecha, para que la planta tenga siempre la humedad que necesita.

Además, este sistema de riego no necesita ser programado.

Pero aún así, con la ayuda del riego por capilaridad, podrás mantener tus plantas bien regadas durante las vacaciones y prescindir de riegos periódicos.

La autonomía del riego va a variar según el tamaño de la planta, la luz y la temperatura del ambiente. Por esto, te recomiendo que mires de cerca las necesidades específicas en las primeras semanas, para saber exactamente el agua que necesitan.

Pero MUCHO ojo…

Porque una instalación de sistema de riego capilar se puede hacer de diferentes maneras.

Lee a continuación, porque te voy a explicar una de las formas más completas.

¿Cómo se hace el riego de plantas con capilaridad?

Puedes utilizar el riego por capilaridad tanto para tu jardín o huerto, como en casa, para tus plantas en macetas.

Vamos a ver cómo.

Paso 1 – Definir el área y nivelar el terreno

En el caso de querer utilizar el riego por capilaridad en un jardín o una plantación más extensa, lo primero que debes hacer es definir el área de terreno que vas a regar.

Para distribuir el agua correctamente por toda la superficie, el terreno debe estar correctamente nivelado, ya que si esta se queda en los rincones, el proceso no será eficiente.

Paso 2 – Conducir el agua hasta el recipiente

Tras estos pasos básicos, un posible escenario de aplicación es conducir el agua desde un tanque en alto (riego alimentado por gravedad), hasta las inmediaciones del área a regar.

Aunque esto también puedes hacerlo mediante la utilización de una bomba de presión y una fuente de agua natural.

Paso 3 – Conectar todo con cordones o mechas

Este área estará conectada al depósito de agua mediante tuberías, y estas llegarán a las plantas de manera individual a través de cordones de mecha que sobresaldrán de los tubos.

El procedimiento es bien sencillo, las mechas se impregnan en el agua de la tubería o del recipiente, y proporcionan a la planta la humedad que necesita.

Para este propósito, incluso puedes usar cordones hechos de fibras especiales, especialmente fibra de vidrio. Aunque también determinados tipos de cordeles e incluso telas.

¿Cómo hacer un sistema de riego para plantas en macetas?

Sólo vas a necesitar una tubería de PVC de una medida que quepa bien en la maceta que quieras regar, y crear en el tubo un pequeño agujero lateral que servirá como drenaje.

El resto de pasos son idénticos al sistema de riego para jardines, huertos o plantaciones.

Ahora simplemente deberás llenar la tubería hasta que comience a salir por el orificio de drenaje y colocar ahí los cordones o mechas.

Lo único que debes tener en cuenta respecto a mantenimiento, es rellenar de agua la tubería cada vez que esta se vacíe por debajo del nivel del drenaje.

Y ya tendrás preparada tu maceta, con su riego por capilaridad incluido.

Si te has decidido a utilizar este sistema, es VITAL que también estés al tanto de las ventajas y desventajas del método de riego por capilaridad.

Porque quizá lo que a ti te vaya mejor sean otros tipos de sistemas de riego. Como por ejemplo el riego por aspersión, o el increíblemente popular riego por goteo.

Y por cierto, para celebrar los ya más de 81.000 seguidores de este blog, he decidido que mi ebook (sobre 10 terribles errores a evitar en tus plantas) a partir de ahora es gratis. 🌱🌱🌱




Ventajas y desventajas del riego por capilaridad

Un sistema de riego por capilaridad puede optimizar bastante bien el consumo de agua y controlar la humedad, así tus plantas utilizan sólo el agua que necesitan, sin excesos, y se evita desperdiciar este preciado recurso.

El método incluso es muy interesante en el sentido de que te ahorrará bastante tiempo, pues es un mecanismo que te ayuda a evitar pasar demasiadas horas regando tus plantas.

Como ventaja del riego por capilaridad destaca la facilidad para regar hortalizas como tomates
Por si no lo sabías, puedes tener tomateras en macetas bien entutoradas y en estos casos también te puedes beneficiar tanto del riego por capilaridad como del riego por goteo casero.

De esta manera, las principales ventajas del riego por capilaridad son:

  1. Es relativamente eficiente.
  2. Cuesta poco dinero.
  3. Riega las plantas en tu ausencia.
  4. Se monta rápido y sin conocimientos técnicos.
  5. Te ahorra tiempo y te da libertad.

Igualmente, algunos cultivos como árboles, flores, plantas y determinados cultivos agrícolas se benefician del riego por capilaridad, especialmente aquellas que necesitan cierto grado de humedad constante, como es el caso de los pimientos, los tomates o los aguacates.

Pero como era de esperar, también hay desventajas

La peor desventaja del riego por capilaridad tiene que ver con el diseño de la instalación.

Aunque no requiere demasiado tiempo y esfuerzo, es posible que algunas personas no estén dispuestas a invertirlo.

Será necesario estar muy atentos a la cantidad de agua y sus niveles en los depósitos, y realizar recargas cada vez que sea necesario.

De lo contrario, muchas de las plantas que necesitan humedad permanente pueden marchitarse.

Algunas consideraciones de seguridad sobre el uso de mechas o cordones

Todos los cordones o mechas que se utilizan están clasificados como inocuos para la salud, pero es posible que, sobre todo en las mechas de fibra de vidrio, al tirar de ellas para retirarlas, una astilla se quede clavada en tu piel.

Por lo que, si te es posible, intenta utilizar siempre guantes para evitar esto.

El procesamiento en interiores también puede conducir a una ligera formación de polvo de este tipo de mechas

Así que en espacios cerrados procura proporcionar una ventilación de escape, por si fuera necesario. Adicionalmente, en contacto directo con la piel, sobre todo en el caso de personas más sensibles, pueden provocar cierta irritación. Puedes lavarte con abundante agua fría, y si persiste la irritación o la inflamación, busca atención médica.

Sistema de auto riego casero con botella de agua para una plántula
Botella de plástico cortada por la mitad para conseguir el auto riego de una plántula sembrada hace poco. Existen muchísimos sistemas de riego caseros de bajo coste y el límite es tu imaginación.

Y oye… antes de acabar esta guía sobre riego, hay algo que quiero dejarte MUY CLARO:

¡El riego no lo es todo!

Sí, el riego es una cuestión tremendamente importante. ¡Pero no lo es todo! Porque resulta que hay muchos otros factores que no se te han de pasar por alto al cuidar las plantas de tu casa, jardín o huerto.

Para saber más, te recomiendo descargar gratis mi ebook en este enlace:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Ya verás como te resulta super muy útil.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *