¿Qué es la Silvicultura? Concepto, Tipos y Objetivos

Silvicultura

No te confundas….

Que esto de la silvicultura es un tema poco conocido.

Pero eso no implica que no sea importante.

De hecho, sí lo es. Y tanto.

Cada vez están más a la orden del día todo este tipo de prácticas, como la agricultura sinérgica. Creo que es algo muy positivo, y por eso en este artículo te lo cuento todo sobre la silvicultura.

¿Qué es la silvicultura?

La silvicultura se define como el cultivo sostenible de los bosques y montes con el fin de preservar el ecosistema de manera responsable. La palabra silvicultura está compuesta por dos vocablos del latín: «silvi» que significa selva o bosque, y «cultura» que hace referencia al cultivo.

Las actividades que conforman la práctica de la silvicultura son la siembra de árboles, el cuidado de los mismos y su explotación de manera responsable y sustentable.

Un dato curioso…

A la silvicultura se le considera hermana de la agricultura, aunque tienen diferencias notables entre ellas, como los métodos de producción y el tiempo para obtener los recursos.

Ya que en la silvicultura se cosechan los resultados tras años de espera, a diferencia de la agricultura, que solo se tiene que esperar unos cuantos meses.

Ejemplo de objetivo de la selvicultura, manteniendo a los pinos sanos sin plagas
Esto que ves es una trampa moderna que actúa con feromonas para proteger a los pinos de numerosos insectos que ocasionan plagas en ellos.

Pero ojito con las definiciones que mucha gente se confunde…

Hay que distinguir la explotación forestal con la silvicultura, porque no son lo mismo

En la primera, los recursos son extraídos sin cuidado alguno ni responsabilidad, generando grandes deforestaciones y un daño difícil de reparar en el ecosistema.

Ejemplo de silvicultura, conservación de la sostenibilidad del bosque

Mientras que en la silvicultura se tiene como prioridad el cuidado de los bosques y montes, y se procura extraer la madera, corcho y demás materia prima de forma respetuosa con el medio ambiente.

Esta es una ciencia con objetivos específicos muy claros, te los explico en el siguiente apartado

Los 3 objetivos de la silvicultura

El objetivo principal de la silvicultura es preservar los ecosistemas forestales y usar sus recursos de manera óptima y sostenible en el tiempo, a través del mantenimiento de las áreas boscosas, empleado técnicas apropiadas al ecosistema.

Por medio de la silvicultura se busca:

Objetivo 1 – Sacar provecho del terreno

La silvicultura es fundamental para que los suelos se mantengan fértiles y productivos. Con ella se busca aprovechar todas las áreas boscosas y forestales que se encuentran abandonadas y reforestarlas para volverla sutiles y aprovechar sus recursos.

Objetivo 2 – Contribuir al desarrollo económico de las comunidades aledañas

El uso adecuado de las áreas verdes y la planificación del cultivo promueve que los bosques se renueven naturalmente. Esto permite que las comunidades aledañas puedan usar sus recursos y extraer materia prima de forma sostenible para mejorar su economía y por consiguiente su calidad de vida.

Objetivo 3 – Restaurar el equilibrio de los ecosistemas

Los árboles son indispensables para la salud del medio ambiente y su biodiversidad.

Son el hogar de diferentes especies de animales, protegen de los rayos del sol, purifican el aire que respiramos, sus raíces son filtros para que las fuentes de agua se mantengan limpias, mejoran la calidad del suelo y mantienen la temperatura a raya. Solo por mencionar algunos de sus beneficios.

Silvicultura en un bosque de pinos, restaurando la salud del bosque

Personalmente, a mí me encantan los árboles.

Y si este también es tu caso, te recomiendo leer mi artículo básico sobre los tipos de árboles que hay, porque te será super útil y revelador.

¡La silvicultura también genera empleo!

Para poder emplear todas las técnicas de silvicultura de forma adecuada y en grandes extensiones de tierra se necesitan personas que las ejecuten.

La silvicultura trabaja de la mano con otras disciplinas, como por ejemplo:

  • Climatología.
  • Geobotánica.
  • Edafología.

Por lo tanto, es necesario el trabajo de personas cualificadas y de cualquiera que este interesado en mejorar y mantener la salud de los ecosistemas.

¿Sabías que existe más de un tipo de silvicultura?

Tipos de silvicultura

Ejemplo de naturaleza, bosque sano gracias a la silvicultura

Existen distintos tipos de silvicultura:

Producción directa

El objetivo de este tipo de silvicultura es obtener materias primas para la construcción como la resina, el corcho, madera o leña. Así como otros productos provenientes de los bosques como los frutos.

Producción indirecta

En la silvicultura extensiva se toma como prioridad los beneficios propios de la existencia del bosque, como la reducción del dióxido de carbono y la protección de la biodiversidad, en lugar de la obtención de recursos. Esta se divide en dos subáreas:

Silvicultura extensiva

Es un conjunto de acciones sociales, económicas y ambientales implementadas en grandes extensiones de tierra con diferentes fines, entre ellas aumentar el turismo, promover la educación ambiental y la sostenibilidad de las áreas forestales.

Silvicultura urbana

Este modelo de silvicultura se lleva a cabo en áreas urbanas con el objetivo de:

  1. Mejorar la calidad del aire que se respira en la ciudad.
  2. Promover el bienestar de los ciudadanos.
  3. Aumentar el valor de los inmuebles y el espacio público.
  4. Embellecer las áreas urbanas con plantas ornamentales.
  5. Cuidar las áreas recreativas.
  6. Aportar cultura, simbolismo y valor estético a la ciudad.
  7. Crear zonas de distracción con sombra como plazas y parques.
  8. Ser refugio para la fauna que vive en las áreas urbanas.
  9. Proteger los cuerpos de agua de la contaminación.
  10. Proporcionar alimento.
  11. Cortavientos vivos.
  12. Barreras visuales.
  13. Y mucho más.

Y por si aún no han quedado claro las ventajas de la silvicultura, aquí abajo te las especifico.

Ventajas de la silvicultura

Las principales ventajas de la silvicultura son las siguientes:

  1. Proporciona hábitat para las especies de la zona, tanto animales como vegetales.
  2. Limpia las fuentes de agua.
  3. Alimenta los suelos para que estos sean fértiles y productivos.
  4. Reforestación de áreas con pocos árboles e incluso zonas donde ocurrieron incendios o desastres naturales.

Selvicultura o silvicultura, ¿qué diferencia hay?

En pocas palabras…

No hay ninguna diferencia entre los dos términos, ambos significan lo mismo.

Sin embargo, el debate de si es correcta la palabra selvicultura pare referirse a la silvicultura se ha extendido durante más de un siglo.

Según la Real Academia Española, el término correcto es silvicultura, aunque también se admite selvicultura, el cual es una palabra hibrida, donde el prefijo es un vocablo castellano que viene del latín.

Pero, ¿dónde nació este término?

Los forestales han usado durante más de 100 años el término selvicultura como muestra de respeto y orgullo por sus orígenes, dado que fue la palabra que Agustín Pascual, creador de la primera Escuela de Ingenieros de Montes de España, empleaba.

Por lo tanto, la palabra selvicultura es una tradición centenaria de la que se sienten orgullosos las personas que se dedican a esta área.

Silvicultura para niños

Actualmente, y debido a la importancia por el cuidado de los ecosistemas de forma sostenible, varios centros de estudio han incluido a la selvicultura dentro de sus planes de estudios. Esto con el fin de promover la educación ambiental en las generaciones más jóvenes y promover el interés por el cuidado del medio ambiente.

Mira esto, tus plantas te lo agradecerán:

Hey, soy Mario, autor de Gracias Naturaleza.

Tanto si eres principiante como si eres algo experimentado en jardinería u horticultura, NO PUEDES PERDERTE el ebook gratis que tengo a disposición de todos los visitantes de mi blog.

En este ebook, explico en detalle cuáles son los peores errores que puedes cometer al cuidar tus plantas.

Aquí tienes un enlace de descarga:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *