Suelo limoso: Qué es, Características, Propiedades y Usos

Suelo limoso

A ver.

Si estás aquí es por una razón.

Has oído el término «suelo limoso», pero no sabes qué quiere decir.

Pues te entiendo perfectamente. 🙂

Todo este tema de los tipos de suelo o tierra puede ser muy confuso, y además el suelo limoso es de los menos conocidos.

Por ejemplo, un error común es confundirlo con el suelo arcilloso.

Así que en este artículo útil te respondo a preguntas como qué es el suelo limoso, para qué sirve, cómo mejorarlo y mucho más.

Venga, ¡vamos a ello!

¿Qué es el suelo limoso?

El suelo limoso es un tipo de superficie de la corteza terrestre que se compone principalmente de limo, un sedimento clástico incoherente.

Si esto te suena a chino, no te preocupes.

En realidad es más fácil de lo que parece.

Verás, el limo es un material muy fino, de no más de 0,05 mm, y suele ser transportado por el agua de los ríos, pero también por el viento o incluso por la lluvia, para quedar depositado en terrenos inundados.

Características y ejemplos de suelo limoso
El suelo limoso es un tipo de suelo único, y por tanto no es sinónimo ni de suelo arenoso ni arcilloso.

Así, se puede considerar un suelo limoso a aquel cuyo contenido de limos supere el 85 % de su composición.

Aunque como siempre esto está sujeto a algo de controversia, la cuestión es que es muy importante conocer lo que es un suelo limoso y cuáles son sus características, sobre todo si te interesa el mundillo de la agricultura y los huertos.

¿Qué características tiene el suelo limoso?

Por lo general, los suelos limosos tienden a presentar un tono marrón oscuro y son compactos.

Aunque también pueden poseer una textura pedregosa.

Otra característica diferenciadora es que son muy fáciles de moldear. Esto hace a los suelos limosos bastante únicos.

Además, poseen otras propiedades. Es un tipo de suelo muy fértil, y cuenta con una alta capacidad para filtrar el agua rápidamente.

Suelo limoso con materia orgánica mezclada
Suelo limoso con materia orgánica mezclada, es uno de los sustratos más fértiles que hay para cultivar. Y también puedes añadirle humus para aumentar la cantidad de materia orgánica y nutrientes.

Evidentemente esto son buenas noticias para los hortelanos.

Por otra parte, se trata de un material bastante rico en nutrientes, ya que la materia orgánica se descompone muy rápido en él. Todavía mejores noticias, ¿verdad?

Todas estas características, pues, se aúnan para hacer del suelo limoso un material muy útil para ciertos usos.

¿Qué usos?

Aquí abajo te los cuento en detalle.

Usos del suelo limoso: gran utilidad en la agricultura

Dadas algunas de las peculiaridades del suelo limoso, en especial su alta fertilidad, estamos hablando de un tipo de superficie que resulta muy adecuada para su utilización en el campo de la agricultura.

Así que es un error pensar que el suelo limoso es malo.

De hecho, yo diría que es un GRAN ERROR… tan terrible o más que los errores que te revelo en mi ebook de descarga gratuita: 10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Diferencias entre suelo limoso vs arcilloso vs arenoso
De izquierda a derecha puedes ver ejemplos de lo que sería un suelo arcilloso, limoso y arenoso. Sé que los términos al principio pueden parecer algo confusos, pero cuando te fijas bien, las diferencias entre estos tipos de suelos son bastante fáciles de apreciar.

Son muchos los cultivos que crecen muy bien en este tipo de sustrato, ya que se adaptan perfectamente.

Y ojo, no confundas suelo limoso con arcilloso.

Sé que se pueden parecer, pero realmente estos tipos de suelo son bastante diferentes.

Suelo limoso vs arcilloso: diferencias principales

Las texturas de los diferentes tipos de suelo son una cuestión importante a la hora de definir qué usos se les van a dar.

Por eso, hay que conocer las diferencias que existen entre un suelo limoso y uno arcilloso.

Como ya se ha mencionado, el suelo limoso cuenta, en su composición, con un alto índice de limo, pero el suelo arcilloso está formado, sobre todo, por arcilla. A diferencia del limo, la arcilla mide menos de 0,002 mm. Es decir, se trata de partículas mucho más finas.

¡Esto quiere decir que dichas partículas formarán barro si se saturan de agua!

Pero también quiere decir que el suelo arcilloso es un suelo que poseerá características que lo diferencien del limoso.

Un suelo arcilloso, por ejemplo, es más pesado, no drena el agua con tanta facilidad y tampoco se seca tan rápido.

El suelo limoso, por su parte, es fácil de trabajar y forma terrones que se pueden desmoronarse sin dificultad una vez está seco.

Así que son fáciles de diferenciar, al igual existen también varias diferencias entre un suelo arcillosos y calcáreo.

¿Cómo mejorar un suelo limoso? Algunos trucos

A la hora de preparar el terreno, como el uso principal que vamos a darle a un suelo limoso será el cultivo, a veces tendremos que mejorar algunas de sus características. Aunque como ya te digo es un tipo de suelo bastante decente para hacer un huerto.

Uno de los problemas habituales es que el suelo puede estar demasiado compacto, y entonces será necesario airearlo y volverlo más permeable.

Para ello, lo más adecuado será añadir material adicional.

Opciones muy prácticas pueden ser la arena de cuarzo o la arena de construcción gruesa y lavada.

Mejorar un suelo limoso compacto y adición de perlita o humus
¿Suelo limoso? En el caso de este ejemplo yo no lo tendría del todo claro, pero puede ser. En cualquier caso, uno de los posibles problemas del suelo limoso puede ser si este está demasiado compacto, y ahí que una de las mejores maneras de mejorar un suelo limoso sea hacerlo menos compacto.

Otros elementos muy utilizados son la perlita o el granulado de lava…

Adicionalmente, añadir humus a un suelo limoso ayudará a hacerlo más apropiado para cultivar plantas.

¿Qué se puede cultivar en el suelo limoso?

El suelo limoso es muy adecuado a la hora de cultivar todo tipo de plantas y vegetales. De hecho, es un tipo de superficie en la que crece prácticamente cualquier especie. Solo aquellas que requieren condiciones muy secas no prosperarán en este tipo de suelo.

Algunos cultivos muy indicados para el suelo limoso son el arroz, las alcachofas, la lechuga o las coles, pero también otros tipos de verduras y hortalizas.

Muchos árboles también pueden crecer bien en un suelo limoso. Entre los más adecuados podemos encontrar el sauce, el álamo, el chopo, el fresno o la encina.

Conclusiones sobre el tipo de suelo limoso

En conclusión, el suelo limoso es un tipo de suelo relativamente raro y poco conocido, pero en general muy bueno para cultivar, sobre todo si lo mezclas con otros materiales y abonos. No debes confundirlo con el suelo arcilloso, puesto que sus características son notablemente diferentes… si bien a veces son difíciles de diferenciar a simple vista.

Color oscuro típico del suelo limoso, diferente de la tierra negra o chernozem
El suelo limoso suele tener un tono oscuro, pero no tan oscuro como la tierra negra o como el chernozem, que son otros tipos de suelos famosos por ser particularmente fértiles.

Esto es lo que quiero que hagas:

Mira, si has llegado al final de este artículo, es que DE VERDAD tienes un gran interés en aprender sobre tipos de suelo, sustrato o tierra.

Es un tema apasionante, pero la realidad es que hay muchos más factores clave a tener en cuenta si quieres que tus plantas sobrevivan y prosperen como ellas se merecen.

Por eso, aquí te dejo un enlace para descargar gratis mi ebook, 10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Échale un ojo, ¡no te arrepentirás!

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

3 comentarios en “Suelo limoso: Qué es, Características, Propiedades y Usos”

  1. Muy buena información. Sobre esto de los suelos cuesta encontrar algo claro por las redes, pero tú lo has aclarado de forma fácil de entender y completa. Enhorabuena!

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *