Tillandsia – La espectacular planta de aire (fácil de cuidar)

Tillandsia o clavel de aire

¿Sabías que hay plantas que no necesitan suelo para crecer?

Así es, se las llama plantas de aire y son perfectas para novatos en jardinería.

Una de ellas es la tillandsia.

Sí, es difícil de pronunciar.

Pero créeme cuando te digo que es sumamente fácil de cuidar.

Características de la tillandsia o clavel del aire

Si te digo «clavel del aire» quizás te suene mucho más que el nombre científico de esta especie de planta que pertenece a la familia de las epífitas. Es decir, que crece en los troncos de los árboles, rocas, maderas y demás superficies inertes que hacen de tutores.

La tillandsia o clavel del aire es una planta decorativa que sirve para dar un toque extra de verde a los espacios interiores y exteriores.

Variedad de clavel de aire o tillandsia, planta de origen tropical

Si quieres conocer más sobre esta especie tan común y rara a la vez, te invito a leer hasta el final.

Te volverás un experto o experta en claveles del aire… prometido.

Origen de la tillandsia

Originaria de América, el clavel del aire es una planta tan versátil que puede crecer y desarrollarse tanto en un desierto como en bosques tropicales. Más adelante veremos por qué.

Como mencioné más arriba, es una planta de aire que crece sobre una superficie (un árbol por lo general) que no es suelo ni maceta.

Quizás te preguntes cómo sobrevive y de dónde extrae su alimento. Pues también estaré repasando todo esto un poco más abajo.

Un aspecto de lo más peculiar

Ahora bien, en cuanto a su aspecto, es poco convencional.

Y aunque existen muchísimas especies de este tipo, en general la mayoría tiene un aspecto similar. Algunas adquieren formas tan extraordinarias que parecen una escultura.

Son realmente muy vistosas:

Variedades de tillandsia

Hojas de la tillandsia, fuente de su esencia vital

El tallo cuelga de la planta y de sus ramificaciones surgen hojas que son de diversos colores.

En general, las de tonalidades más bien grisáceas o plateadas son mucho más resistentes a las sequías. Por el contrario, las de hojas verdes tienden a secarse pronto.

Hojas de la tillandsia características, que le permiten nutrirse

Sus hojas recuerdan a los tentáculos de un pulpo, o bien a una especie tan exótica que cuesta creer que sea de este mundo. Todas las hojas son curvas y surgen de un centro común y se van expandiendo.

En otras palabras, forman una especie de roseta y las hojas se ensanchan en la base, por lo que adquieren esta forma curva que les permite recoger y almacenar el agua de lluvia.

Los microorganismos y el aire sustentan a la tillandsia

En este reservorio de agua existen restos de microorganismos que serán sustento para el clavel del aire.

El largo de las hojas puede alcanzar unos 5 cm y algunas tienen una superficie un tanto escamosa. Esta especie de escamas, en realidad son unos pelos llamados tricomas cuya función es de vital importancia.

Estos pelos retienen la humedad que se encuentra en el aire y absorbe el agua y los nutrientes que puedan recibir.

Dato curioso: por otro lado, existen unas bacterias que son fijadoras de nitrógeno que están en la planta y que aseguran que esta sustancia se mantenga en los niveles adecuados. Y con esto creo que ya he respondido la pregunta que te hacías más arriba sobre cómo se alimentaba.

¿Da flores el clavel del aire?

A pesar de tener una naturaleza tan simple y de no crecer en tierra, esta planta de aire, al igual que las de su especie, nos regalan unas flores realmente bellísimas. También estas son de formas extraña, como era de esperar.

Pero, ¿cuál es su época de floración?

La respuesta es durante la primavera y el verano.

Floración de la tillandsia

Y créeme cuando te digo que los colores de sus flores son preciosos. Oscilan entre los fucsias, violetas y azules que contrastan con el verde de sus hojas.

Floración de la tillandsia o clavel del aire, mostrando flores violetas

La floración del clavel del aire no tiene una duración predeterminada, sino que dependiendo de las condiciones en la que se encuentre, será breve o durará algunos meses.

Las flores son de gran importancia porque de allí es posible su reproducción.

Te invito a seguir leyendo para aprender cuáles son sus cuidados y cómo lograr que se reproduzca naturalmente.

Cuidados de la tillandsia al detalle: 4 conceptos esenciales

Comenzaremos definiendo el lugar donde poner tus claveles del aire.

1. ¿Dónde «plantar» claveles de aire?

Ya dijimos que no tienen raíces, por lo que no debes plantarla ni en suelo ni en maceta.

¡No dejes que esta característica te intimide!

No desistas, tú también puedes tener tu tillandsia en algún tronco del jardín, o en estructuras metálicas como estas:

Colocación de tillandsia dentro de tu casa como planta ornamental de interior

La naturaleza no deja nunca de sorprendernos y te aseguro que terminarás amando tus claveles del aire.

2. Mucha luz, pero sin contacto directo con el sol

Ahora bien, te mencioné que uno de los hábitats naturales de la tillandsia es el bosque tropical, por lo que la idea es tratar de encontrarle un sitio lo más parecido posible.

Necesita mucha luz, pero NO directamente desde el sol.

Procura, entonces, un lugar que le ofrezca protección natural.

3. ¿Las plantas de aire necesitan fertilizantes?

Efectivamente puedes aplicar abonos y fertilizantes para favorecer su crecimiento.

Aclaro desde ya que no es obligatorio usarlos, salvo que notes que tus claveles del aire se estén deteriorando.

En tal caso, deberás emplear un fertilizante especial para bromelias (familia de la tillandsia).

Te recomiendo que lo apliques una o dos veces al mes de la siguiente manera: Cuando la rocíes con agua, agrega el fertilizante al agua de riego.

¡Ojo que no es a ojo!

Debes leer bien las instrucciones de la etiqueta del producto para saber con exactitud qué cantidad emplear.

4. Temperatura y ambiente ideal para la tillandsia

El frío extremo y las heladas no le sientan bien, aunque es posible que logren resistirlas.

Quizás te estés preguntando si la puedes tener dentro de casa.

Pues sí, de hecho, se las suele colgar y quedan muy bien. Resulta una especie muy decorativa, y es de las plantas de interior más decorativas por su gran originalidad.

Tillandsia dentro de casa colgante

En este caso, tienes que ponerla cerca de una ventana.

Puedes montar un rincón en tu casa con pequeños troncos o piedras para colocar sobre ellos la tillandsia, tipo bandejas de centros de mesa.

Dejando eso a un lado, hay otra duda super frecuente que tengo que dejar bien clara:

¿Es necesario regar el clavel de aire o tillandsia?

Regar la tillandsia o clavel del aire sí que es necesario. Aunque se trata de una especie muy fácil de cuidar, sí requiere de los cuidados mínimos, y entre ellos se encuentra el riego.

Existen diferentes formas de regarlas.

Una de ellas es con agua de lluvia

La recoges en un recipiente y las sumerges allí unas dos veces por semana.

Al sacarlas, debes sacudirlas para que no quede nada de agua acumulada.

También puedes utilizar un pulverizador de toda la vida:

Riego de la tillandsia dos veces a la semana con un pulverizador

¿Se puede usar otro tipo de agua?

Sí, no es fundamental que sea agua pluvial, y puede ser agua mineral o, en última instancia, del grifo. El agua corriente puede contener restos de caliza que no son bien tolerados por la tillandsia.

Consejo: en verano te recomiendo que la rocíes con agua a diario para ayudarle a mantener la humedad. No olvides que de allí toma los nutrientes.

¿Cómo «trasplantar» la tillandsia para que crezca mejor?

No podemos hablar de un trasplante o cambio de maceta, porque no sería apropiado, ya que viven “abrazadas” a una superficie que no es tierra.

Sin embargo, te contaré cómo hacer para colocar tu clavel del aire de forma exitosa en tan solo dos pasos.

1. Coloca una pizca de mástic en la superficie que hayas elegido para tu clavel del aire.

Es una masilla especial para plantas, que se consigue en viveros y se utiliza tras la poda de árboles frágiles (como los bonsáis) para proteger las partes de la planta que quedan expuestas.

En este paso, puedes elegir tronquitos, rocas, cortezas, etc.

Vamos, elige lo que más te guste a ti estéticamente.

Tillandsia creciendo sobre madera de árbol

En realidad, cualquier superficie le vendrá bien.

En caso de que no quieras utilizar masilla, prueba sujetando con suavidad la planta mediante cuerdas o hilos.

2. Instala la tillandsia, ¡y listo!

¡Te dije que era muy sencillo!

No tiene más misterio.

Al fin y al cabo, lo más importante con esta planta, así como en el cuidado de otras plantas de interior, como la Chamaedorea elegans, es que le aportes a cada una los cuidados que necesita.

Por ejemplo, la tillandsia o clavel de aire es una planta bastante particular en cuanto a su reproducción.

Por esta razón, en la siguiente sección te cuento de qué va el tema desde cero.

Reproducción del clavel del aire: todo lo que tienes que saber

Lo primero que tienes que saber es que necesitaremos que florezca para poder reproducirla.

¿Por qué?

Pues porque cuando la floración termina, la tillandsia produce brotes o hijuelos que son los que usarás para reproducirla.

Estos crecen iguales que la planta madre, digamos. Sin embargo, te adelanto que la naturaleza tiene sus propios tiempos, y estos están lejos de ser iguales a los nuestros.

En otras palabras, su crecimiento es lento, así que paciencia.

¿Cuándo debes quitar estos brotes?

Mi consejo es que trates de dejar los hijuelos lo más que se pueda para que tomen la fuerza necesaria para poder valerse por sí mismos.

Advertencia: espera que pasen la primera primavera junto a su “madre”, luego podrás separarlos y formar así un nuevo clavel del aire.

Ten cuidado al separarlos de no romper las hojas de ninguna de las dos plantas.

Otros consejos para cuidar la tillandsia en casa

¡Mucho ojo!

Si consideras tener tillandsia dentro de casa, sigue estos consejos para su mejor conservación:

  1. Mantenlas lejos de corrientes de aire.
  2. Ten cuidado con la temperatura del ambiente, sobre todo si utilizas mucho el aire acondicionado. Nunca las coloques cerca de estos aparatos porque el aire que sale de ellos podría dañarlas.
  3. Si eliges madera, asegúrate de que esta no tenga tratamientos químicos ni barnices previos.

Claveles del aire para decorar tus espacios

Es una planta tan noble, que crece prácticamente en cualquier sitio.

Es por esto que se la usa para decoraciones y la realidad es que quedan muy bien.

Aunque existen otras variedades de tillandsia que sí son de tierra, como la Tillandsia Lindenii, y estas te regalarán flores rosas bastante espectaculares. Fíjate:

Tillandsia Lindenii en tierra y no en aire, mostrando una flor preciosa por recibir buenos cuidados

Te dejo algunos consejos para que armes tus propias tillandsias decorativas.

  1. En burbujas de vidrio colgantes: En este caso, puedes colocar el clavel del aire en un trocito de corteza y ponerla dentro de una burbuja de vidrio. Hay algunas muy bonitas de formas raras que sirven para colgar, cerca de una ventana, en este caso.
  2. Globos de vidrio: Son como macetas de vidrio que puedes rellenar con arena y algunas caracolas para dar un aspecto más mediterráneo al lugar. Elige un recipiente grande para que la planta pueda expandirse y reciba la cantidad de aire que necesita.
  3. En vasijas de barro o madera: Aquí puedes armar un «ramillete» de claveles del aire. También se pueden colgar en galerías y lograrás un efecto visual muy pintoresco y rústico.
  4. Centros de mesa: Para armar un bonito centro de mesa de claveles del aire, elige una vasija de madera de aspecto rústico y agrega unas piñas, cortezas y demás elementos naturales que desees para complementar la tillandsia.

En cualquier caso, nunca olvides regarlas y ofrecerles una buena cantidad de luz natural.

Plagas y enfermedades de la tillandsia

Por más que no esté plantado, el clavel del aire puede enfermar y contraer plagas que provienen del medioambiente en el que se encuentra.

Cochinilla blanca

La más común es la cochinilla blanca y atacará las hojas directamente. La notarás con facilidad, pues la tillandsia estará cubierta por una capa que parece algodón, es decir, blanca y con pelusita. La cochinilla absorberá los nutrientes del clavel del aire y deteriorará su salud.  

¿Cómo se curan? Primero aísla la planta para que no contagie otras especies. Luego, rocía el clavel con un pesticida. Si quieres usar productos naturales, te sugiero la lila india o agua con jabón blanco y neutro.

Enfermedades fúngicas (causadas por hongos)

Pero escucha, porque esto no termina aquí.

Debido al exceso de humedad, la tillandsia puede desarrollar hongos, moho y por ende llegar a pudrirse.

Tienes que asegurarte de que tu clavel del aire se seque una vez que lo riegas, que la circulación de aire sea la adecuada y que no quede agua acumulada en el corazón de la planta.

Repasemos, a continuación, cuáles son las especies más comunes de tillandsia. Aunque son más de 400, estas son las que más se conocen.

Tillandsia xerographica

Característico perfil de la Tillandsia xerographica

Comienzo por el ejemplar más típico de la especie, ya que es la que primero se viene a la mente de las personas cuando hablamos de clavel del aire.

Es una de la que mayor tamaño alcanza y sus hojas se van curvando a medida que van creciendo. Es por esto que logran tener una forma redondeada.

Es muy resistente, no demanda demasiado riego y la puedes conseguir en cualquier vivero.

Tillandsia ionantha

Tillandsia ionantha en la naturaleza sobre un tronco mostrando colores rojos, violetas y hojas verdes

Esta ya no es tan común y es un buen punto de partida si buscas algo más exótico. A su vez, tiene sub variedades de unos colores muy intensos como el fucsia y el violeta.

Algunas de ellas cuentan con unas hojas y florescencias llamadas Fuego y Guatemala.

¿Te gusta lo que ves? Entonces no dudes en echarle un ojo a mi artículo con fotos de plantas con hojas rosas, porque seguro que te encantarán.

Tillandsia bulbosa

Su nombre proviene de la forma de la parte inferior del clavel, ya que parece un bulbo. Es pequeña y de un verde intenso. Sus hojas parecen tentáculos que le dan un aspecto de fuera de este mundo.  

Las he visto cultivadas en jardines una al lado de la otra, dando un efecto visual muy pintoresco.

Tillandsia usneoides

Tillandsia usneoides, musgo español o barba del viejo

Tiene tantos apodos que la verdad no sé con cuál de ellos quedarme, ¿tú qué opinas?

Se la llama musgo español, barba del viejo, melena de bruja, entre otros.

Ya por estos nombres puede inferir qué aspecto tiene.

Cuelga de los árboles que se encuentran en los bosques tropicales. Su tallo es flexible y sus hojas se curvan hasta alcanzar unos 6 cm de largo. Se van entrelazando hasta lograr los dos metros de longitud. Esta estructura colgante es la que tiene la apariencia a la que hacen referencia sus múltiples nombres.

Tillandsia streptophylla

Es una de las más bonitas por su aspecto. Sus hojas se curvan mucho más que las del resto de las tillandsias y la planta adquiere una forma de triángulo. Del centro de este surge una vara floral cuyos colores rojizos captarán tu atención.

A su vez, de sus hojas nacen flores en forma de tubo de tonos violáceos que te enamorarán a primera vista.

Resumen sobre el cuidado del clavel del aire

Como ves, es una planta que no necesita muchos cuidados.

De hecho, son contados con los dedos de una mano:

  1. Riego: Dos veces por semana. Rocíala con agua a diario en verano.
  2. Luz: Abundante, pero no sol directo.
  3. Fertilización: Es opcional, dependiendo del desarrollo que esté mostrando tu clavel de aire.
  4. Poda: No necesita. Aunque si notas algunas hojas marchitas o amarronadas, quítalas con cuidado sin hacer fuerza. Si la hoja se resiste a salir, entonces no insistas, intenta nuevamente en un par de días. 

Pido un aplauso para la especie de hoy, la verdad es que no he encontrado nada negativo que sea relevante comentar sobe el clavel del aire.

Como habrás visto, es una planta cuya simpleza la convierte en una de las favoritas de muchas personas que no tienen tiempo para ocuparse del jardín.

¿Sabías que…?

¿Sabías que los errores más comunes a la hora de cuidar plantas interior son EXTREMADAMENTE similares a los errores más comunes a la hora de cuidar un huerto o un jardín de exterior?

Pues sí. ¡Así es!

Y yo mismo he recopilado estos errores en un ebook de acceso gratuito para todos los visitantes de Gracias Naturaleza. Aquí tienes el enlace de descarga:

10 Errores a evitar en el cuidado de cualquier planta.

Te aconsejo descargártelo ahora mismo (porque si no, se te acabará olvidando).

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *