CROTÓN – Cuidados de la Planta Tricolor por excelencia

Crotón

¿Te gusta lo original?

Pues el crotón es para ti. 🙂

De verdad, esta planta es increíblemente bonita.

Más que nada por sus brillantes combinaciones triples de colores.

Pero cuidadito, porque resulta que para tener un crotón sano, le tienes que dar una serie de cuidados muy específicos…

Así que NO es una planta para principiantes, como el famoso poto.

Sea como sea, que no cunda el pánico. En esta guía de Gracias Naturaleza te cuento en detalle todo lo que tienes que recordar para tener éxito con tu crotón. ¡Vamos a ello!

¿Dónde colocar el crotón? Piensa en estos 3 factores

No te voy a engañar.

Quiero que entiendas que el origen tropical del crotón condiciona, y mucho, su cuidado.

Satisfacer sus necesidades de luz, humedad y temperatura es la clave para tener éxito en su cultivo.

Luminosidad muy abundante

Crotón - Ubicación de interior donde reciba mucha luz

El crotón pide mucha, mucha luz. Y es que la necesita. Una buena iluminación es imprescindible para que desarrolle esos bonitos colores en sus hojas. Sin embargo, no debe darle la luz del sol directamente, porque en este caso se quemarían sus hojas.

Temperatura moderada

Crotón en una maceta dentro de casa

Para vivir confortable, el crotón necesita un rango entre 18 y 25 ºC. Todo lo que sea salirse de ahí le incomoda. Y ojo, que con bajar de 15 ºC porque podría empezar a perder la hojas de la base. Además, necesita no sufrir cambios bruscos de temperatura, así que lo ideal es un lugar con una temperatura estable, ¡y sin corrientes de aire!

Humedad ambiente

Cuidados del crotón en el exterior

El crotón necesita que haya bastante humedad en el ambiente. No podrá estar lustroso en ambientes secos, ya que las puntas de sus hojas se secarán y se pondrán marrones.

En definitiva, el crotón puede vivir tanto en interior como en exterior

Este tipo de crotón crece bastante si recibe buenos cuidados y riego

Pero con todos estos requerimientos ya te habrás dado cuenta que va a resultar difícil de cultivar en el exterior… sobre todo en países como España.

Efectivamente, en occidente y lejos de su zona de origen, el crotón se cultiva como una planta de interior.

Busca en tu casa un lugar:

  1. Muy bien iluminado, pero sin sol directo.
  2. Con una temperatura constante, en torno a los 20 ºC, y sin grandes variaciones entre el día y la noche.
  3. Fuera del alcance de corrientes de aire, ni cerca de puertas o zonas de paso.
  4. Con la máxima humedad posible (luego te contaré varios trucos acerca de esto).

Una vez que ya has encontrado el lugar perfecto para tu crotón, por supuesto querrás saber cómo cuidarlo. Eso es lo que te cuento aquí abajo.

Cuidados del crotón: 5 Prácticas y hábitos esenciales

Hojas de crotón (Codiaeum), planta tricolor

Los 5 requerimientos básicos del crotón son los siguientes:

  1. Riego: El crotón requiere un riego muy regular y moderado.
  2. Sustrato: Que sea nutritivo, ligeramente ácido y muy bien drenado.
  3. Abonado: Se beneficia de un abono especial para plantas verdes cada 15 días en su época de crecimiento.
  4. Poda: Tendrás que podar el crotón para controlar su crecimiento, o si sus hojas se ponen feas.
  5. Plagas: Pueden afectarle algunas plagas, como las cochinillas parda y algodonosa, así como la araña roja.

Este es el resumen. A continuación tienes los detalles.

Riego: ¿Cuándo y cuánto regar el crotón?

Verás, este es el punto más DIFÍCIL y a la vez más IMPORTANTE en sus cuidados…

Porque si aciertas con el riego (y por supuesto con la ubicación), tienes el éxito casi asegurado.

El crotón necesita que lo riegues con mucha regularidad. Riégalo cuando la superficie del sustrato comience a secarse. ¡Pero no dejes que se seque del todo! Si esto ocurre, empezará a perder hojas.

Como recomendación general, puedes regarlo 2 o 3 veces a la semana en primavera y verano, y bajar la frecuencia de riego a 1 vez a la semana en otoño e invierno.

Ahora bien, ¡aviso importante! El sustrato debe estar húmedo, pero no empapado. Un exceso de agua va a perjudicar seriamente las raíces del crotón, que son bastante superficiales y fibrosas.

En caso de un riego excesivo o encharcamiento puede producirse la temida asfixia radicular.

Humedad: ¿Cómo acertar con la humedad ambiental para el crotón?

Y para conseguir la humedad que tan bien le sienta al crotón, puedes pulverizar agua tibia en sus hojas todos los días… verás que lo te lo agradece.

Riego del crotón para mantener la humedad ambiental

Para crear un poco más de humedad en su ambiente, prueba a poner la maceta sobre un plato con guijarros y agua, pero que el fondo de la maceta no toque el agua.

O también puedes ayudarte de un humidificador, así de sencillo.

De vez en cuando, te recomiendo limpiar las hojas del crotón con un algodón humedecido. Además de hidratar, al quitar el polvo de las hojas permites que la hoja absorba al máximo la luz. Este consejillo también te lo di en mi guía de cuidados del Ficus elastica.

Eso sí, nunca uses productos abrillantadores de hojas, ya que taponan sus estomas y no le deja realizar bien sus funciones fisiológicas.

Sustrato: ¿Qué tierra es ideal para el crotón?

Es de vital importancia que el sustrato del crotón tenga buen drenaje.

Para ello puedes preparar el sustrato con una mezcla de mantillo de hojas (de haya, por ejemplo), turba y arena de río. Es una combinación que le va fetén a esta planta.

Además de un buen drenaje, el crotón requiere un sustrato rico en materia orgánica y algo ácido (pH entre 5,5 y 6,5). Si utilizas algo de turba, esto ya lo tienes hecho (porque en sí misma, la turba es ácida).

Abonado: ¿Conviene abonar el crotón?

Efectivamente, yo te recomiendo abonar tu crotón con regularidad.

Puedes usar un abono NPK de proporción 15:9:15, aunque también es interesante aportar otros minerales como magnesio, hierro, cobre, manganeso, cinc, molibdeno, etc. ¡Pero no te comas la cabeza! Con un fertilizante básico suele ir bien.

Te preguntarás: ¿Con qué frecuencia hay que abonar?

Pues puedes abonar cada 15 días en primavera y verano. El resto del año puedes espaciar los abonos a 1 vez cada 2 meses. Para ello, puedes usar un fertilizante líquido diluido en el agua de riego.

Poda: ¿Cuándo y cómo podar el crotón?

El crotón crece tanto en altura como en anchura.

Así que puedes podar la rama central del crotón para conseguir que forme nuevas ramas laterales desde la base. De esta forma, conseguirás una planta más compacta y frondosa.

Y si por el contrario no podas tu crotón, obtendrás una planta que crece en altura…

¡Tú eliges! Es cuestión de gustos.

Otro motivo importante para podar es que la planta haya perdido sus hojas. En este caso tendrás que podar a fondo, bastante abajo, dejando los tallos solo unos centímetros por encima del sustrato. Se recomienda en este caso que le aportes un extra de calor y de humedad al crotón (y también mucho cariño), para que consiga recuperarse y echar nuevas ramas y nuevas hojas.

Sea cual sea el caso, el momento idóneo para podar es a principios de primavera.

Pero, ¿qué es esa sustancia blanquecina que supura en los cortes que hemos hecho?

Esto es importante.

Así que POR FAVOR, no te saltes la siguiente sección:

Cuidado con la toxicidad del crotón

Resulta que la sustancia blanca que sale del crotón al cortarlo es un tipo de látex blanquecino, que por cierto, es tóxico.

Se compone de agua, gránulos de almidón, alcaloides, proteínas, resinas y gomas.

Si tienes en casa animales o niños, ¡ten cuidado!

Si lo comen o lo chupan, a las mascotas les puede causar trastornos gastrointestinales. Y al contacto con la piel resulta ser una sustancia muy irritante.

Plagas y enfermedades frecuentes en el cuidado de crotón

Las principales plagas del crotón son:

  1. Si notas que, tu crotón, en el envés de las hojas tiene manchas oscuras… entonces es probable que tenga cochinilla parda. Con una lupa las podrás observar bien.
  2. Si tu crotón en el envés de sus hojas tiene manchas blancas con aspecto algodonoso, en este caso puede tratarse de cochinilla algodonosa.
  3. Si notas que las hojas amarillean y aparecen manchas amarillas-marrones, puede ser que tu crotón sufra el ataque de la araña roja o arañuela. En este caso prueba a pulverizar con agua tibia de forma frecuente, ya que a esta araña le gustan los ambientes secos.

¿Qué soluciones hay?

Puedes frotar las hojas con un algodón empapado en alcohol para eliminar manualmente los intrusos.

Otra solución es lavar la planta con agua y jabón frotando delicadamente las hojas. Ah, y recuerda aclarar muy bien al acabar.

Pero si estos remedios caseros no son suficientes, puedes usar algún producto específico contra estas plagas, como los que listo en detalle en mi guía completa para eliminar la cochinilla.

Características y origen del crotón

El crotón (Codiaeum) es una planta perenne de la familia de las Euforbiáceas (Euphorbiaceae). Es originario de Malasia y de las islas del sur del Pacífico. Por tanto, es una planta tropical con todas las características y necesidades que este origen implica.

El gran atractivo del crotón son, sin duda, sus hojas. Y es que míralas, que pasada:

Características hojas del crotón

Las marcadas nervaduras de sus hojas se presentan en muchos colores: verdes, amarillos, naranjas, rosas, rojos, castaños, morados,…

Vamos, que el crotón es un ESPECTÁCULO de color.

Además, son hojas coriáceas, así que brillan. El tamaño y forma de las hojas puede variar dependiendo de las especies, pudiendo presentar formas ovaladas, alargadas y lanceoladas.

Crece a lo alto (en una maceta el crotón puede alcanzar 1 metro perfectamente) y también a lo ancho, desarrollando un follaje abundante.

Trasplante del crotón

Verás, lo más normal es que cada 2 años tengas que hacer el trasplante de tu crotón.

¿Por qué?

Pues muy sencillo, tu planta habrá crecido y sus raíces asomarán por los agujeros del drenaje, o incluso la maceta se resquebrajará por la presión de las raíces.

El mejor momento para el trasplante es a finales del invierno.

Multiplicación del crotón paso a paso

La mejor manera para multiplicar un crotón es a partir de esquejes. El momento idóneo para ello es la primavera. Vas a necesitar lo siguiente:

  1. Una planta de crotón sana, vigorosa y madura (de 2 o 3 años).
  2. Unas tijeras o cuchillo bien afilado, y desinfectados a la llama.
  3. Una pequeña maceta con una mezcla de turba y arena gruesa.

Aquí te dejo el procedimiento para multiplicar tu crotón a partir de esquejes paso a paso:

  1. Corta una rama de unos 10 centímetros con al menos 1 nudo y varias hojas.
  2. Si ves que por la zona del corte segrega látex hay que sanar la herida con carbón activo.
  3. Elimina las hojas de la parte inferior de la rama y sumerge ese extremo en hormona de enraizamiento.
  4. Planta la rama en una pequeña maceta presionando con cuidado por los lados.
  5. Sitúa la maceta a la sombra a unos 20 ºC.
  6. Riega para mantener el sustrato siempre húmedo.
  7. Coloca una bolsa de plástico por encima para mantener la humedad.
  8. Cada día retira la bolsa para controlar la humedad del sustrato y retirar el agua de condensación de la bolsa.
  9. Al cabo de 1 mes, más o menos, es probable que el esqueje haya arraigado.
  10. Cuando esto ocurra retira la bolsa de plástico y sitúa la maceta en un lugar más iluminado, hasta que la nueva planta coja más fuerza.

Una vez que la nueva plantita ya esté más grande y fuerte la puedes trasplantar a su lugar definitivo.

Problemas más comunes del crotón

Problemas en el crotón

El crotón es una planta muy bella, pero también muy delicada.

Cualquier desequilibrio en sus condiciones le va a afectar.

¿Que cómo lo notarás?

Pues muy sencillo, te lo va a decir con problemas en sus hojas:

  1. Las puntas de las hojas se secan y se ponen marrones: Esto se debe a que a tu crotón le falta humedad ambiental, así que por favor pulveriza con agua tibia con más frecuencia.
  2. Las hojas se secan a trozos: Si ves que las hojas del crotón se secan o están quemadas, es que están o han estado expuestas al sol directo. Comprueba su ubicación y corrígela si es necesario.
  3. Las hojas basales (las de abajo) sufren una rápida caída: Esto se debe a que el crotón sufre cambios bruscos de temperatura. Proporciónale un rincón con la temperatura estable, que no cambie entre el día y la noche.
  4. Las hojas se ponen amarillas, se marchitan y se caen: Esto puede deberse a varias causas, por ejemplo a que la temperatura sea demasiado baja para el crotón, también a que riegues en exceso o que riegues poco, y también a que a tu crotón le falte luz. Revisa todos estos puntos, y corrige lo que sea necesario.
  5. Las hojas pierden la variegación y el color: Esto puede ser debido a que a tu crotón le falta luz. Cámbialo a un lugar más iluminado.

Sobre los distintos tipos (especies) de crotón

Tipos de crotón, variegatum, pictum, con colores verde oscuro, amarillo y rojo

Existen solo 14 especies de crotón, todas de las mismas zonas de origen.

Si hablamos de variedades ya podemos encontrar unas cuantas más, alrededor de 100 variedades.

Aquí, por estos lares, las 2 especies de crotón que se comercializan son:

  • Codiaeum variegatum: Esta especie de crotón tiene las hojas más pequeñas en comparación con otras especies, las hojas son verdes y las nervaduras son de múltiples colores, desde amarillos a rojos.
  • Codiaeum pictum: Esta especie tiene las hojas bastante más grandes y los colores van en la gama de rojos y rosas.

Se comercializan muchas variedades e híbridos de la especie variegatum, con distintas variaciones en la forma y color de las hojas.

Resumen de la guía

Te dejo a modo de resumen las conclusiones más importantes sobre el crotón:

  1. El crotón se cultiva mayormente como planta de interior.
  2. Es necesario ubicarlo en lugar muy luminoso, pero sin luz solar directa.
  3. El rango de temperatura óptimo es de 18 a 25 ºC, y sin que haya variaciones bruscas.
  4. Necesita un riego regular y mucha humedad en el ambiente.
  5. Tendrás que abonar regularmente, cada 15 días en primavera y verano, y más espaciado el resto del año.
  6. Es conveniente la poda para dar forma y para sanear la planta.
  7. Tendrás que trasplantar cada 2 años aproximadamente, cuando la maceta se quede pequeña.

¿Sabías que…?

¿Sabías que los errores más comunes a la hora de cuidar plantas interior son EXTREMADAMENTE similares a los errores más comunes a la hora de cuidar un huerto o un jardín de exterior?

Pues sí. ¡Así es!

Y yo mismo he recopilado estos errores en un ebook de acceso gratuito para todos los visitantes de Gracias Naturaleza. Aquí tienes el enlace de descarga:

10 Errores a evitar en el cuidado de cualquier planta.

Te aconsejo descargártelo ahora mismo (porque si no, se te acabará olvidando).

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *