Euphorbia – Variedades y Cuidados de este precioso cactus

Euphorbia

Wow…

Que absoluta locura.

La Euphorbia es una planta ÚNICA. Única de verdad. 🙂

Esta suculenta / cactus es especial, empezando por el hecho de que REALMENTE no es un cactus…

¿No me crees? Pues sigue leyendo y ya entenderás por qué digo eso.

¿Qué es la Euphorbia exactamente? ¡No es un cactus!

«Euphorbia» es un género de plantas, de origen africano, que abarca muchísimas especies, dentro de las cuales podemos encontrar árboles, arbustos, plantas herbáceas, y plantas con espinas que se asimilan mucho a los cactus, aunque no todas lo son.

Sí, así es.

Euphorbia NO ES IGUAL a «cactus».

Aunque muchos especies del género Euphorbia SÍ QUE SON cactus.

¿Todo claro?

Espero que sí, porque en realidad, hay al menos 5.000 especies de Euphorbia, pero científicamente se reconocen 2.000, y hoy en día las encontramos en regiones tropicales y subtropicales de África y América del Sur. La característica común es que tienen látex al cortarlas, son monoicas y poseen inflorescencias.

Pero más allá de eso, las diferencias entre especies de Euphorbia son enormes.

8 Tipos o especies de Euphorbia

Euphorbia trigona, la suculenta que parece cactus pero no lo es

Euphorbia trigona, la suculenta que parece cactus pero no lo es

La Euphorbia trigona tiene todo el aspecto del mundo de ser un cactus, pero no lo es.

No da flores, pero sí unas hojas en forma de espátula muy pintorescas. Estas hojas, que nacen hacia los lados, de lejos le dan aspecto de cactus.

A la Euphorbia trigona se la conoce como «árbol africano de leche» porque es originaria de ese continente y porque, si la cortas, aparece una sustancia similar a la leche, que es látex. Eso sí, si vas a cortarla te recomiendo usar guantes porque si ese látex toca la piel, especialmente la cara, es muy irritante.

Esto último es característico de todas las especies de Euphorbia.

Tiene un tallo de color verde, aunque existe la Euphorbia rubra que lo tiene de un color rojizo.

Euphorbia stenoclada, una planta muy particular

Euphorbia stenoclada, un tipo planta muy particular

La Euphorbia stenoclada es una planta grisácea, originaria de Madagascar, que vive naturalmente en bosques secos de tipo tropical y subtropical, así como en zonas rocosas.

Es similar a un árbol pequeño que pincha bastante y por esta razón se suele usar como cerco (para evitar la entrada de intrusos a las propiedades).

Algunas personas eligen tenerla en maceta ya que es una planta bastante PARTICULAR.

Más que nada porque la Euphorbia stenoclada es una especie muy leñosa. Este tipo de Euphorbia puede superar los 60 cm y sólo da flores en plantas que alcanzan gran tamaño (no da flores cuando está plantada en maceta).

Euphorbia characias, una planta muy alegre

Tipos y cuidados de Euphorbia, Euphorbia characias

Este tipo de Euphorbia, la Euphorbia characias, es IDEAL para quienes aman las flores, y sobre todo sienten la necesidad de tener alguna flor de invierno.

¿Por qué? Muy simple. La Euphorbia characias florece a finales de invierno o principios de primavera.

Y sus flores son de un color super original. Son verde lima… color que desde luego, no se ve todos los días. La mayoría de las flores son rojas, amarillas, morada, etc., pero esta planta las tiene verdes.

Así que sin duda, será un buen añadido para tu jardín.

Euphorbia lophogona, con bonitas flores blancas

Euphorbia lophogona, con bonitas flores blancas

La Euphorbia lophogona es un arbusto que puede medir hasta 1 metro y 20, con un tallo cilíndrico, de unos 3 cm de diámetro.

Es carnoso, con espinas y generalmente retorcido. Estas espinas no tienen espacios entre sí y forman como una cresta. Tiene hojas ovaladas de color verde rojizo y también de carácter carnoso.

Euphorbia milii, la Corona de Cristo

Euphorbia milii, la Corona de Cristo

La Euphorbia milii es un arbusto proveniente de Madagascar, de color gris con ramas de muchas espinas del que salen unas flores rosadas o rojas de brácteas muy llamativas.

Llega a medir un poco más de un metro.

A esta planta se la conoce también como «Corona de Cristo» porque se dice que de ella sacaron el material para hacer la corona, aunque no está claro hasta que punto es verdad.

Euphorbia lactea, una planta muy resistente

Euphorbia lactea, una planta muy resistente que necesita poco riego

La Euphorbia lactea es una planta suculenta que se adapta fácilmente a cualquier ámbito, ¡ideal si eres una persona olvidadiza y se te olvida regarla cuando toca!

Además, es una planta FUERTE, con ramas similares al cactus… y por eso también se la llama «huesos de dragón» o «cactus candelabro».

Lo curioso es que proviene originalmente de las zonas tropicales de Asia, pero hoy en día la Euphorbia lactea se cultiva prácticamente en todo el mundo.

Euphorbia pulcherrima, la Flor de Pascua

Euphorbia pulcherrima, la Flor de Pascua

La Euphorbia pulcherrima también se llama «Flor de Pascua» o «Flor de Navidad», ya que su flor es muy característica para decorar mesas festivas de esta índole.

Es nativa de México, y se la reconoce como arbusto o planta decorativa de interiores. Es un pequeño arbusto de tallos lisos y hojas verdes y ovaladas que florece en invierno, cuando las noches son más largas.

En jardín puede fácilmente alcanzar los 3 metros, pero en maceta se conserva bastante más pequeña. Sin embargo, lo que vemos y llama tanto la atención por su rojo vibrante, no son sus flores, sino sus brácteas foliáceas que rodean la flor.

Algo parecido a lo que te expliqué en mi artículo sobre las calas amarillas.

Aunque se comercializa en rojo, la verdad es que viene en otros colores, como rosa, amarillo o blanca.

Euphorbia dentata, la Hierba de la Araña

Cuidados de la Euphorbia dentata, la Hierba de la Araña

También conocida como «Hierba de la Araña», la Euphorbia dentata es una hierba de entre 30 y 50 cm de altura con pelos suaves.

Tiene hojas de en forma de lanza con bordes irregulares. Sobre las hojas aparece una inflorescencia de color crema que parece una flor, pero es en su interior en realidad que lleva una flor femenina y varias masculinas.

En agricultura a veces se la considera maleza.

Cuidados de la Euphorbia – Guía completa

Euphorbia canariensis, otro cactus del mismo género
Ejemplar de la especie Euphorbia canariensis, que como su nombre indica es típico de las Islas Canarias. Muchos tipos de Euphorbia son cactus o suculentas, y este tipo de planta suelen necesitar poca agua.

Si bien se habla de un género de plantas, éste abarca una gran cantidad de especies, y es por eso que no puedo hablar de cuidados de la Euphorbia en general. 🙂

Cada especie tiene su particularidad, y si bien son todas plantas bastante robustas y resistentes, algunas pueden estar a pleno sol y otras no, algunas necesitan más o menos riego, etc.

Por eso voy a contarte los cuidados de cada una de las especies más populares de Euphorbia.

Al lio.

Cuidados de la Euphorbia trigona: Mucha luz y calor, pero no sol directo

Esta especie de Euphorbia requiere de mucha luz pero no del sol directo.

Además, no está preparada para el frío, debe estar a una temperatura mayor a los 18 grados centígrados.

Lo bueno es que es una planta que soporta muy bien la sequía, así que casi no necesita riego. Piensa que viene del Sudeste de África, donde no tiene mucha oportunidad de encontrar agua.  Debes regarla solo cuando veas el sustrato seco, y en los meses más fríos espaciar el riego.

No necesita ser podada, aunque puede medir hasta 4 metros. En todo caso, quizás necesites trasplantarla a una maceta más grande. ¡Hazlo en primavera!

El abono déjalo para los meses cálidos del año (primavera y verano). Lee mi guía de con qué abonar o cómo abonar si partes de 0 y no tienes ni idea.

Cuidados de la Euphorbia stenoclada: Poca agua y evitar el frío intenso

Esta planta suculenta necesita de sol pleno o al menos estar en una zona donde del sol buena parte del día.

No resiste heladas, por lo que no debe tenerse en zonas donde la temperatura sea menor a 10 grados centígrados.

Eso sí, si bien se le da un riego espaciado en los meses de calor, no hace falta regarla en invierno.

Cuidados de la Euphorbia lophogona: Sombra sí y sol no

Es una planta que se encuentra a gusto a la sombra.

Piensa que la Euphorbia lophogona es de bosques tropicales y subtropicales secos de Madagascar, y por ello es conocida por tener una gran resiliencia.

No requiere de demasiados cuidados, ya que prácticamente no necesita riego.

Cuidados de la Euphorbia milii: Al sol y en macetas con muy buen drenaje

Por su hábitat natural tropical es una planta de temperaturas de entre 20 y 35 grados, que no soporta fríos ni mucha sequía.

Es una planta que si bien puede no estar a la luz del sol, da más flores cuando sí lo está.

Así que si la idea es disfrutar las flores, pon tu Euphorbia milii al sol.

Respecto al riego, debes regarla cada 2 o 3 días (pero procurando que no se encharque). El buen drenaje es FUNDAMENTAL, así que si la pones en maceta, fíjate que tenga agujeros y que el agua no quede debajo si por ejemplo le pones un plato, ponla encima de unas piedras, como «flotando» en el aire.

Además, para que la tierra drene bien le puedes mezclar perlita, turba, arena o humus de lombriz.

Cuidados de la Euphorbia dentata: Una suculenta que sí necesita riego moderado

Lo ideal es que tengas tu Euphorbia dentata planta a pleno sol.

Si decides ponerla en una maceta en el interior deberás sacarla buena parte del día a que reciba su cuota de sol directo.

Puede estar en temperaturas cálidas y no tan cálidas, de 5 a 25 grados Celsius, pero nunca por debajo de ese rango.

Si bien posee hojas suculentas, no debes dejarla sin riego, necesita agua por lo menos una vez a la semana. De hecho, en verano, probablemente debas darle riego con más frecuencia, sobre todo si ves que el sustrato está seco.

El principio de la primavera es el momento ideal para la poda, si encuentras ramas que están dañadas o bien si quieres estimular la floración de tu Euphorbia dentata.

Cuidados de la Euphorbia lactea: Sustrato para cactus y sin encharcamientos

Esta especie necesita sol, sin embargo, no sol demasiado fuerte.

Es muy resistente a las sequías por lo que no necesita mucho riego, con una vez por semana en verano es suficiente. Como con casi todas estas especies de Euphorbia, lo más peligroso es el encharcamiento, porque puede pudrir las raíces (su sistema radicular).

Respecto a la temperatura, no soportará temperaturas inferiores a los 10 grados centígrados.

Necesita un sustrato típico para cactus (del que venden en las tiendas), y no necesitas abonarla más de una vez al mes. Tampoco necesita poda.

Cuidados de la Euphorbia pulcherrima: Ojo con las corrientes de aire

La Euphorbia pulcherrima es una planta para la que la temperatura es crucial.

Verás, si tienes este tipo de Euphorbia, tienes que evitar a toda costa las temperaturas muy frías y muy calurosas. Idealmente entre los 16 y 22 grados centígrados.

Ten también cuidado con las corrientes de aire seco, como las de radiadores o aires acondicionados. Si el ambiente está muy seco te recomiendo la utilización de humidificadores.

¿Necesita luz?

Sí, pero no de sol directo, ya que podrías quemarla.

Es decir, si tu Euphorbia pulcherrima va a estar en exterior, mejor a la sombra o semi sombra y adentro en un área bien iluminada pero no de sol directo.  

Respecto al riego, es una planta que hay que regar unas 3 veces por semana, evitando sobre todo el encharcado que pudre las raíces.

Otro consejo que puedo darte es que no le eches agua a las flores u hojas, ve directo al sustrato y a las raíces. 

Lo ideal, es podarla en primavera para que crezca más fuerte.

Cuidados de la Euphorbia ascot rainbow: Apta para todos tipos de suelo

La Euphorbia «Ascot Rainbow» es una variedad de arbusto perenne, que puede llegar a los 45 cm de altura y aproximadamente a los 60-70 cm de diámetro.

Posee hojas bicolor verdes y amarillas, y a veces tricolor con una tonalidad rojiza.

Esta última tonalidad la adquieren en los meses de invierno. Las hojas se agrupan en el extremo de los tallos y forman rosetas. A findes del invierno y durante la primavera da unas hojas pequeñas de color rojo.

Es una planta que debe estar preferentemente al sol o al semi sol (sol indirecto).

La Euphorbia «Ascot Rainbow» se adapta a cualquier tipo de suelo y puede estar tanto en maceta como plantada directamente en jardín.

Necesita riegos regulares en los meses de calor, aunque siempre se debe dejar secar el sustrato antes de reiterar el riego, te recomiendo que espacies los riegos en los meses más fríos.

Sea como sea, ahora hay algo que me gustaría a MÍ preguntarte a TI…

¿Quieres aprender a cuidar tus suculentas mejor?

Entonces, aquí tienes un enlace para descargar gratis mi ebook ahora mismo:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Aparte, si este artículo sobre suculentas te ha gustado, te pido el favor de que lo compartas en redes sociales, porque así me ayudas a que vengan más personas a este blog, Gracias Naturaleza.

¡Muchas gracias por tu ayuda!

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *