Plantar Amorphophallus konjac: Características y cuidados

Plantar konjac

Supongo que estarás de acuerdo conmigo:

La planta Amorphophallus Konjac es un tubérculo muy deseable de cultivar.

Más que nada debido a su gran belleza y sus formas tan espectaculares.

Además, está muy indicada para plantar en invernaderos, viveros o incluso en grandes jardines.

Aunque también la puedes plantar desde la comodidad de tu casa.

En cualquier caso, el konjac o glucomanano requiere de unos cuidados especiales para que pueda crecer correctamente y por tanto lucir en toda su intensidad.

Así que en esta guía de Gracias Naturaleza te cuento cómo plantar y cuidar konjac, paso por paso.

Características del konjac a saber antes de plantar

También conocida por el nombre de lengua del diablo, otra de las características del konjac es que tiene unos tubérculos muy robustos que pueden alcanzar hasta los 30 centímetros en su diámetro.

De la misma manera que por una hoja muy reconocible y que mide algo más de un metro.

Otra de sus propiedades más relevantes, es que si bien es una plata muy vistosa y espectacular, tiene diferentes usos para el consumo… que generalmente están vinculados a la producción de alimentos, como por ejemplo una amplia gama de mermeladas.

Tubérculo de konjac

¿Cuándo sembrar konjac? Esta es la mejor época

La siembra del konjac se debe empezar entre los meses de marzo y mayo.

Siendo la temperatura más indicada la que está integrada entre 21 y 26ºC.

Y con un pequeño detalle, suele ser mejor plantar konjac en la sombra y con tierra bien enriquecida (más abajo en esta guía te hablo sobre cada cuánto deberías abonar tu konjac).

Espectacular planta de Amorphophallus Konjac
Como ves, esta planta es increíblemente espectacular.

De la misma manera que los tubérculos cuentan con períodos más flexibles para su multiplicación. A los meses de primavera se le unen los de otoño.

Crecimiento de la planta

Esta planta tan exuberante tiene un crecimiento entre medio y alto.

Este es un motivo más que suficiente como para implementar una serie de medidas para su correcto desarrollo.

En primer lugar, el encargado de su cuidado deberá priorizar en dónde plantarla. En este sentido, el consejo de los expertos apunta a esta actuación deberá llevarse a cabo en una maceta con turba.

Pero como en esta sección de abajo te cuento, realmente puedes plantar tu konjac fuera de una maceta sin problemas.

Su ubicación: ¿Dónde plantar konjac?

Puedes cultivar konjac en varios sitios.

Por ejemplo, en una maceta como ya te he comentado con anterioridad.

Si es en una maceta la mejor estrategia en el cultivo pasa por potenciar este trabajo con algún sustrato enriquecedor.

Como por ejemplo, el pómice al estar muy indicado a esta clase de plantas.

No obstante, también puedes optar perfectamente por llevar a cabo la plantación en un jardín o huerto.

En cuyo caso, la mejor de las soluciones reside en aprovechar la tierra orgánica para conseguir los objetivos perseguidos. Es decir, algún abono orgánico le puede venir bien a este tipo de tubérculo.

¿Cuánto deberías regar el konjac? Ni mucho ni muy poco…

Para que te hagas una idea, la acción de regar el konjac puede oscilar entre tres y cinco veces a la semana.

Más o menos esa es la recomendación habitual.

Pero DEPENDE y mucho del clima de tu zona.

Riega de una manera moderada para que surjan sus efectos de forma muy eficaz y natural. No obstante, puede que vivas en una zona muy seca y en cuyo caso se requerirá de una actuación ligeramente diferente.

En ese caso no te queda otra que regarla en la mayoría de días (o todos) de la semana.

También va bien pulverizar agua sobre el konjac directamente, porque la sequedad no le va nada bien.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la humedad de su sustrato. Pues bien, nada mejor que secar la tierra o el sustrato antes de que vuelva a hidratarse. Esto se debe a que esta planta lleva muy mal la sequía, pero esto no quiere decir que debamos estar todos los días regándola.

Ni mucho menos. 🙂

Teniendo en cuenta este factor, es de gran utilidad doblar o incluso triplicar el riego a tu konjac en los meses de verano respecto a los de mayor frío y humedad.

¿Cada cuánto deberías abonar el glucomanano?

No menos importante es la tarea del abonado. Sobre ella, siempre es muy eficaz reforzar la planta con abonos, no más de dos días a la semana. Preferentemente en los períodos de mejor temperatura (primavera y verano). Los efectos sobre su estructura se empezarán a notar al cabo de unos meses.

¿Cuánto tarda en crecer la flor del konjac?

Otra de sus propiedades más notables es la dimensión realmente ampulosa de su flor.

Se requieren hasta tres o cuatro años para que emerja la flor.

Así que ten paciencia mientras esperas, y no te olvides de dar a la planta todos los cuidados que necesita.

Conclusiones sobre plantar konjac o glucomanano

En conclusión, debido a su mayor desconocimiento por parte de algunos de los amantes de la jardinería, es muy habitual que quieran saber cómo plantar esta especie tan especial, de la familia de las Aráceas.

La verdad es que es un tubérculo bastante grande de tamaño, con muchas propiedades, y cuya flor es simple y llanamente espectacular.

Mira esto, tus tubérculos lo agradecerán…

Antes de marcharte, tengo un regalito para ti.

Más concretamente, tengo un ebook gratis en el que te explico cuáles son los peores errores que puedes cometer al cuidar tu huerto.

¿Te interesa? Aquí tienes un enlace para descargarlo:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Si este artículo sobre tubérculos te ha gustado o te ha ayudado, te pido que lo compartas con tus familiares, amigos, o en la redes sociales, porque así me motivas a seguir escribiendo más artículos útiles como este y a traer a más personas a la comunidad de Gracias Naturaleza.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

2 comentarios en “Plantar Amorphophallus konjac: Características y cuidados”

    1. Hola, buenos días. La verdad es que no estoy del todo seguro dado que no tengo experiencia en ese país. Es posible que puedas obtener bulbos de Konjac en algún vivero de tu zona… y si no, pues podrías probar en comprar online. Saludos.

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *