Cómo plantar Chirivías en tu huerto debidamente (guía fácil)

Plantar chirivía

Creo que es innegable:

Estás aquí porque quieres plantar chirivías.

Me parece entendible…

Las chirivías están ricas, son nutritivas, y resultan un genial cultivo para tu huerto.

Pero si estás aquí significa que no sabes exactamente cómo cultivarlas. Pues has hecho bien en buscar está guía de Gracias Naturaleza. Aquí te cuento todo lo que tienes que saber. 🙂

Además, resulta que comprar chirivías en el mercado puede resultar difícil, porque son un tubérculo relativamente raro en algunos países.

Por todas estas razones, cultivar chirivía es una genial idea.

Así que vamos a ello.

¿Cómo sembrar semillas de chirivía en huerto o maceta?

Para iniciar tu siembra de chirivía deberás buscar un espacio en tu jardín o huerto donde introducir tus semillas, ya sea en macetas de al menos 20 cm de profundidad o bancales.

Así que sí, sembrar chirivía en maceta es posible, pero asegúrate de que no sea demasiado poco profunda.

¿A qué distancia plantas las semillas entre sí?

Te recomiendo no mover mucho la tierra, por está razón, asegúrate de introducir las semillas al menos 3 cm bajo tierra con al menos 4 cm de distancia entre cada semilla.

Cultivo de la chirivía
En cierto modo, la chirivía tiene la apariencia de una zanahoria blanca, aunque no son exactamente lo mismo, y además su sabor es bastante diferente. En cualquier caso, la adición de chirivías en tu huerto puede ser buena idea, pero tendrás que asegurarte de plantar las semillas a la profundidad y distancia correcta.

Es de gran importancia mencionar que las semillas de chirivía cuando son extraídas de tu cultivo anterior, no debe ser de plantas mayores a dos años, debido a que puede que tengas problemas con la germinación.

En tal sentido, lo mejor será utilizar las semillas de tu planta anterior o adquirir semillas seleccionadas en cualquier tienda de agricultura.

Al final, la solución más simple suele ser la mejor.

No le des demasiadas vueltas a al cabeza. Cuánto antes siembres antes tendrás la cosecha.

La única advertencia que te quiero hacer es que escojas bien la época de siembra para tu cultivo de chirivías. Cualquier estación no vale.

¿Cuándo sembrar la chirivía? ¿Deberías usar siembra directa o bien semilleros?

El momento ideal para sembrar las semillas de chirivía, es durante el inicio de la primavera. Se estima que ya para otoño estés cosechando tu fruto.

Recuerda sembrarla de forma directa y no trasplantarla, por las dificultades de germinación que pueden sufrir algunas semillas de esta planta, suele ser mejor no jugártela.

Esto mismo ocurre con un montón de plantas leguminosas.

Plantar chirivía en huerto para usar
Las chirivías se están poniendo cada vez más de moda, y sobre todo si te gusta la cocina podrás sacarle a este curioso tubérculo un montón de usos y utilidades.

Te digo esto porque en ese caso también suele ser mejor opción hacer siembra directa en su sitio definitivo.

Aunque no en el 100% de los casos, pues alguna planta leguminosa como a la hora de plantar lentejas, también sirve usar semilleros para posteriormente trasplantar al lugar definitivo.

Clima y temperatura ideal para el cultivo de chirivías

Esta planta puede resistir bajo sol o sombra.

Sin embargo, obtendrás una excelente cosecha de chirivía si es sembrada en zonas con suficiente iluminación.

Otra de las características de esta planta es que es capaz de adaptarse a los climas de diversas regiones.

Incluso en invierno, en temporadas frías la raíz acumula más nutrientes y esto le da un toque dulce a la hortaliza.

¿Dónde sembrar Chirivía?

Esta planta puede ser sembradas en diversos suelos, como ya te mencionaba en párrafos anteriores, se adapta a diversos tipos de clima. Sin embargo, te recomiendo que, una vez siembres las semillas en algún lugar, no las muevas de allí, debido a que son plantas delicadas en el proceso de germinación.

En tal sentido, corres el riegos de perder la siembra en caso de trasplantar las chirivías.

Cuidados y riego de la planta de Chirivía

El riego de la planta debe realizarse de forma periódica, la tierra debe estar húmeda, pero no encharcada debido a que esto puede dañar las raíces.

Es importante que antes de sembrar las semillas la tierra esté abonada y con buena cantidad de nutrientes.

Riego, abonado y cuidados de chirivía recién sacada de la tierra
A la chirivía le va bien un poquito de humedad, pero sin pasarse, como ocurre en el cultivo de la mayoría de hortalizas.

¡Pero tranqui, que no cunda el pánico!

Si no hiciste el abonado antes de sembrar las semillas, podrás realizar cuidados posteriores como usar humus en cultivo o crear tu propia composta con desechos orgánicos.

Por otro lado, deberás estar muy pendiente de eliminar toda aquella planta que crezca a su alrededor, es decir, quitar la maleza, retirar hojas secas, o ramas innecesarias.

Enfermedades y plagas de la chirivía

La principal plaga que afecta la planta de Chirivía son las moscas de la zanahoria, también conocida como larvas… estos gusanos deterioran y dañan la raíz de la planta.

Por este motivo, es necesario que el lugar donde siembres tu chirivía esté libre de insectos.

¡Aunque ya sé que no siempre es posible!

Para asegurarte de esto, podrás aplicar algún principio de la agricultura o huertos sinérgicos, en dónde incluyas plantas capaces de ahuyentar este tipo de bacterias, plagas e insectos.

Por ejemplo…

En caso de querer alejar de tu planta de chirivías a los caracoles y orugas, podrás usar la borra del café, no solo mantendrá a tus plantas libre de caracoles y orugas, sino también le proporcionará nutrientes al suelo que harán de tu huerto un territorio más fértil.

Conclusiones sobre el cultivo de chirivías en tu huerto o jardín

La chirivía es un tubérculo muy interesante.

Es una nutritiva hortaliza en el que, al igual que la zanahoria, su crecimiento es subterráneo y el premio se encuentra en la raíz.

Está hortaliza es común en diversas partes del mundo y es utilizada para realizar caldos y purés, entre otros deliciosos platos.

Su principal característica es su agradable sabor. Es un tanto dulce, pero sin pasarse.

Sin duda alguna es una buena fuente de variedad, y si ya te gusta o estás empezando con el cultivo de los típicos tubérculos (patatas y demás), puede ser buena idea sembrar alguna que otra chirivía.

Mira esto, tus tubérculos lo agradecerán…

Antes de marcharte, tengo un regalito para ti.

Más concretamente, tengo un ebook gratis en el que te explico cuáles son los peores errores que puedes cometer al cuidar tu huerto.

¿Te interesa? Aquí tienes un enlace para descargarlo:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Si este artículo sobre tubérculos te ha gustado o te ha ayudado, te pido que lo compartas con tus familiares, amigos, o en la redes sociales, porque así me motivas a seguir escribiendo más artículos útiles como este y a traer a más personas a la comunidad de Gracias Naturaleza.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *