Wasabi planta: Cultivo paso a paso y Propiedades relevantes

Wasabi planta

Dime si estás de acuerdo:

El wasabi es una planta muy especial.

Al fin y al cabo, resulta evidente…

Tanto por sus usos en gastronomía como por sus propiedades medicinales, el wasabi tiene miles de fans en todo el mundo.

Y escucha, si tú eres uno de ellos, estás en el lugar adecuado. 🙂

Porque resulta que aquí te cuento sus características, propiedades, pasos para el cultivo e incluso dónde comprarlo. ¿Suena bien? ¡Pues vamos a ello!

Los muchos nombres y características de la planta del wasabi

Coloquialmente hablando, no puede haber confusión, porque la pasta o crema de wasabi viene de una planta con el mismo nombre, el wasabi. Por otro lado, la planta del wasabi sí que admite muchos nombres científicos diferentes, como Eutrema japonicum, Lunaria japonica, Wasabia japonica o Cochlearia wasabi.

Cuidado con ese segundo nombre científico, porque aunque sea similar al de Lunaria annua, el wasabi no tiene nada que ver con esa preciosa flor morada (aunque es verdad que ambas pertenecen a la misma familia, la familia de las crucíferas o Brassicaceae).

Planta de wasabi, o Eutrema japonicum, Lunaria japonica, Wasabia japonica,  Cochlearia wasabi
Aquí puedes ver las pequeñas flores blancas del wasabi, que no son muy llamativas.

Personalmente, creo que es bastante interesante el hecho de que del wasabi, se come prácticamente todo.

Porque además de la típica pasta del wasabi (que no es más que su rizoma rallado), también se pueden comer sus tallos y sus raíces.

¿Y lo mejor de todo?

Además de su nombre, el wasabi se caracteriza por tener un sabor muy especial y muy complejo, que penetra directamente hasta la nariz con una intensidad muy particular.

Propiedades beneficiosas del wasabi

En términos de salud, las propiedades del wasabi son bastante interesantes, tanto por su perfil nutricional como por su potencial beneficioso en varias áreas del organismo:

  1. Es rico en vitaminas, principalmente en vitamina C: Si conoces la vitamina C, ya sabrás que esta también está presente en gran medida en las frutas de los árboles cítricos, en verduras de hoja verde e incluso en algún que otro tubérculo (como la arracacha o zanahoria blanca). Esta vitamina actúa como antioxidante (revisión), con lo que muchas personas creen que puede combatir contra el proceso de envejecimiento, dado que este se debe al menos parcialmente al denominado «estrés oxidativo».
  2. Anti envejecimiento: Además de su contenido en vitamina C, la planta del wasabi tiene compuestos que ayudan a mantener en tu cuerpo el óptimo estado de proteínas como el colágeno. Estas proteínas son esenciales a la hora de mantener un aspecto juvenil (detalles y estudio).
  3. Tiene la capacidad de ser antibacteriano: Curiosamente, el wasabi también tiene propiedades antibacterianas, y en algún estudio ha mostrado incluso propiedades antibacterianas contra la infame Escherichia coli.
  4. Su cantidad de calorías es mínima: El wasabi puede ser incluido sin problemas en dietas para perder grasa, porque es muy poco calórico. Sea como sea, es tan picante que probablemente aunque quisieras tampoco podrías consumirlo en grandes cantidades.

Sé lo que estás pensando…

Entonces, ¿por qué narices pica tanto?

¿Por qué pica tanto el wasabi?

El wasabi contiene isotiocianato de alilo, que se caracteriza por ser muy picante. De hecho, el isocianato de alilo también le da su sabor único a la mostaza. Este es el «encargado» de hacerte sentir ese picor en la nariz y sabor único en la boca.

Ahora que conoces los beneficios del wasabi, ¿qué esperas para cultivarlo?

Cultivo de wasabi: Los 4 aspectos fundamentales

Cultivar wasabi es un proceso de 4 pasos o aspectos fundamentales que no puedes descuidar.

Te los explico aquí abajo de uno en uno.

1. Reúne los requisitos para cultivar wasabi

El cultivo de wasabi se hace a partir de semillas. En cuanto al sustrato a utilizar, es importante que sea ligeramente ácido, con un pH entre 6 y 7. Por supuesto, también necesitarás utensilios básicos de jardinería: guantes, pala y rastrillo, entre otros.

No obstante, si esto no es posible, está la opción de hacerlo en envases, aunque no es lo recomendable.

Para cultivar esta planta, la temperatura ambiente debe rondar entre los 10 y 21 grados Celsius. Tienes que proporcionar un clima relativamente húmedo y cálido para su crecimiento.

La planta de wasabi crece naturalmente cerca de un río, con mucha humedad
Esta imagen te la pongo para que veas que la planta del wasabi con frecuencia crece cerca de riachuelos, en condiciones de altísima humedad. Estas condiciones son las que tendrás que recrear en su cultivo.

¿Dónde conseguir semillas de wasabi? Rara vez las conseguirás en un semillero local, por lo que tendrás que pedirlas en línea, contactando con un criadero especializado.

Eso si, cuando recibas tus semillas, mantenlas en un lugar húmedo hasta el momento en el que las vayas a sembrar en la tierra.

2. Prepara el terreno para el cultivo

El sitio donde vayas a hacer tu cultivo de wasabi debe estar cubierto por una buena porción de sombra. Básicamente, lo que tienes que evitar es la luz directa del sol.

Además, asegúrate de limpiar y adecuar el área bien antes de la siembra. Elimina cualquier hierba y raíz (lo que de toda la vida se ha llamado escardar), prepara el terreno y procura que el suelo tenga el pH necesario.

Cultivo de wasabi con toldos, perfecto para cosechar rizomas frescos y sanos
El cultivo profesional de wasabi, que se hace principalmente en Japón, es a semi sombra. Como puedes ver, se utilizan telas para tamizar el sol y proteger a las delicadas plantas. También puedes ver un riachuelo que recorre la plantación y se encarga de mantener un entorno muy húmedo.

En este sentido, quizá te venga bien ACIDIFICAR el suelo. Para ello, échale un ojo a mi guía sobre suelos ácidos porque ahí te enseño cómo hacerlo con todo lujo de detalles. En resumen, puedes utilizar turba o bien sustancias químicas menos recomendadas (como sulfato de hierro).

3. Asegura humedad y buen drenaje

El wasabi solo crecerá debidamente si cuenta con la humedad suficiente, pero sin que el agua lo ahogue.

Para ello, el lugar donde siembres las semillas de wasabi debe tener UN BUEN DRENAJE para no dejar acumular líquido por mucho tiempo.

Un consejo útil…

Puedes montar un sistema de riego por goteo, porque este mantendrá la tierra humedad en todo momento, pero sin pasarte, evitando así el riesgo de inundaciones o encharcamientos innecesarios. Incluso tengo una guía en la que te cuento cómo hacer un sistema de goteo casero.

También puedes escoger el sitio de siembra cerca de un río, arroyo o de una caída de agua, dado que en estos espacios la tierra se mantiene húmeda de forma natural y son buenos lugares para cultivar wasabi

4. Haz la siembra de forma correcta

Unas 24 horas antes de la siembra, coloca las semillas en un recipiente y cúbrelas de agua destilada. Esto se hace con la finalidad de que se les ablande la cáscara y germinen mejor.

Después, sigue estos pasos sencillos para empezar tu propio cultivo de wasabi:

  1. Haz un hoyo de aproximadamente 3 cm de profundidad.
  2. Pon un poco de abono dentro del hoyo.
  3. Coloca la semilla dentro del agujero y presiona un poco.
  4. Cúbrela completamente de tierra.
  5. Repite el primer paso tantas veces como sea necesario.

Por favor – repito, POR FAVOR – hazme caso con esto de la profundidad del hoyo. Son cifras aproximadas, pero es muy importante que las tengas en cuenta en la siembra de este tubérculo.

Te lo digo porque si te pasas de profundidad, es posible que las semillas no germinen o arraiguen como se merecen.

A mí me ha pasado ya en cultivo de varias plantas, incluso de varias hortalizas de hojas, como por ejemplo con algunos tipos de coles, y da mucha pena que no germinen tus semillas por haberlas plantado demasiado profundo.

5. Riega tu cultivo de wasabi

Además, como te he venido diciendo, la humedad juega un papel importante en el cultivo del wasabi, así que riégala todos los días, pero sin ahogarla.

Una vez te hagas a esta rutina diaria y le prestes todos los cuidados necesarios contra plagas y enfermedades que pudieran surgir, en cuestión de tiempo podrás empezar a cosechar.

La pregunta es…

¿Cuándo se cosecha el wasabi?

El wasabi se cosecha a partir de los 2 años, porque a partir de los 2 años es cuando la planta del wasabi ya habrá alcanzado unos 61 cm de alto y unos 61 cm de ancho.

Tubérculo picante de wasabi fresco
Un buen rizoma/raíz/tubérculo de wasabi, perfecto para almacenarlo y usarlo fresco.

De este modo, es en este momento cuando los rizomas miden entre 17 y 21 cm de largo.

Entonces, ¿cómo cosechar el wasabi?

¡Fácil!

Usa una pala larga y una horca, concentrándote en sacar la raíz desde la base, evitando a toda costa cortarla, porque esto dañaría a la planta del wasabi.

Pero ojo, que antes de empezar a cosechar wasabi a lo loco, lo mejor es desenterrar una sola planta para comprobar el tamaño del rizoma. De esta manera te asegurarás que es momento de sacar la cosecha completa. Recuerda comprobar pues que los rizomas midan unos 15 a 20 centímetros.

Prepara la siguiente cosecha y almacena la cosecha

Una práctica muy común es la de dejar algunas plantas intactas, de forma que produzcan semillas las cuales puedes usar para la siguiente cosecha.

¡Pero cuidado!

Trata de dejar una distancia de al menos 30 cm entre las plantas semilleras que dejes, para evitar que las hojas crezcan amontonadas, se marchiten y mueran.

En algunos mercados japoneses se puede comprar toda la planta de wasabi
Naturalmente, como no te encuentres en Japón, donde el cultivo del wasabi es mucho más frecuente (de hecho también se le llama rábano picante japonés), pues te será extremadamente difícil ver esta planta en tu mercado local, como puedes ver en esta imagen que es de un mercado local japonés.

Además, te recomiendo seguir estos pasos para guardar la cosecha:

  1. Almacénalas en la nevera para su posterior uso.
  2. Utiliza solo la cantidad necesaria para mantener su picante característico intacto.
  3. Puedes secarlo y moler todo el wasabi para guardarlo en forma de polvo, así durará más.

Sea como sea, entiendo que no tengas el tiempo o ganas para cultivar wasabi, y simplemente te estés planteando dónde puedes comprarlo, y cuánto suele costar. En la siguiente sección te respondo a estas dudas.

¿Dónde comprar wasabi fresco?

Es posible comprar wasabi fresco en tiendas que vendan alimentos naturales y comercios especializados en cocina japonesa. Por la poca oferta del wasabi, es probable que no lo encuentres en supermercados o mercados estándar.

¿En pocas palabras?

No será fácil que lo consigas, y si lo haces, no será barato.

Aunque para ser honestos, también depende del país en el que te encuentres.

Si eres un ávido consumidor de wasabi, sin embargo, la mejor solución es tener tu propio cultivo personal en tu hogar, tal y como te he contado ya en esta maravillosa guía de este maravilloso blog (Gracias Naturaleza).

Pasta de wasabi hecha con el tubérculo fresco, con propiedades medicinales muy beneficiosas
La pasta de wasabi fresco tiene un sabor dinámico, porque evoluciona con el paso del tiempo. Al principio es muy picante, y con los minutos adquiere notas más bien dulces.

Generalmente, a quienes más les interesa comprar wasabi fresco es a los restaurantes japoneses. Lo compran por gramos, ¡y una pieza pequeñita puede costar unos 15 euros!

En este tipo de establecimientos se hace la pasta de wasabi en vivo y en directo, simplemente mediante el rallado con pequeñas tablillas de superficie rugosa.

Mucho ojo con el «wasabi falso»

Por favor, ojo con esto.

En España, y probablemente en muchos otros países, llevamos comiendo durante años un sucedáneo del wasabi que REALMENTE NO ES WASABI.

La mejor manera de llamarlo es «wasabi falso», porque eso es lo que es.

Es básicamente una mezcla de mostaza, rábano picante, azúcar y colorantes, que le dan un color verde fosforito como este:

Wasabi falso servido en un restaurante japonés
Lo más habitual, sobre todo en woks y en sitios baratos de comida japonesa, es que pongan cremas de wasabi falso, las cuales en cierto modo también suelen incluir algo de salsa de soja. Su sabor no tiene por qué ser malo, pero no tiene nada qué ver con el wasabi fresco.

Su sabor es mucho más agresivo y vulgar que el del wasabi fresco verdadero.

La diferencia es como el día y la noche. Lógicamente, también es más barato, razón por la cual lo compran muchos restaurantes (para bajar sus precios y porque quien nunca ha probado wasabi real no notará la diferencia).

Conclusiones y curiosidad: Cultivo de wasabi hidropónico

Como curiosidad, te diré que puedes cultivar wasabi sin tierra, cultivando la planta en agua en vez de en el sustrato habitual. A esto se le conoce como cultivo hidropónico, y ya se está poniendo bastante de moda a la hora de conseguir forraje hidropónico para el ganado.

Mira esto, tus tubérculos lo agradecerán…

Antes de marcharte, tengo un regalito para ti.

Más concretamente, tengo un ebook gratis en el que te explico cuáles son los peores errores que puedes cometer al cuidar tu huerto.

¿Te interesa? Aquí tienes un enlace para descargarlo:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Si este artículo sobre tubérculos te ha gustado o te ha ayudado, te pido que lo compartas con tus familiares, amigos, o en la redes sociales, porque así me motivas a seguir escribiendo más artículos útiles como este y a traer a más personas a la comunidad de Gracias Naturaleza.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *