Hortalizas de hoja: Cuáles son, Ejemplos y Cuidados

Hortalizas de hoja

Lo he conseguido.

Tras horas y horas de escribir, he logrado acabar esta guía.

Estoy orgulloso porque es una guía muy completa, como se merecen mis visitantes aquí en Gracias Naturaleza.

Y estoy seguro de que te va a ser MUY útil. 🙂

Aquí encontrarás:

  • La definición de hortalizas de hojas.
  • Una lista de ejemplos completa.
  • Consejos sobre cómo cuidar este tipo de hortalizas.
  • Sus propiedades nutricionales.

¿Qué te parece? ¿Suena bien?

Pues venga, vamos a ello.

¿Qué son las hortalizas de hoja?

Las hortalizas de hojas son aquellas plantas que se cultivan por sus hojas comestibles. Como regla general, estas hortalizas son cultivadas en huertos con clima templado o frío. Pueden ser consumidas crudas o cocidas.

Existen muchos tipos de hortalizas de hojas.

De hecho, escucha esto:

Apuesto a que hay varios ejemplos que ni te suenan.

Échale un ojo a esta ilustración de aquí abajo…

Ilustración de hortalizas de hoja - Lechuga verde y roja, rúcula, butterhead, escarola, acelgas, berza, col rizada de dinosaurio, tatsoi, radicchio, kale, ruibardo, acedera y más
Casi todos conocemos hortalizas como la escarola con sus típicas hojas amarillentas de textura rizada, o la amarga espinaca… pero quizá no te sonaban las verduras más raras como el ruibarbo, radicchio, acedera o tatsoi. La «col de dinosaurio» por su lado es un tipo de col rizada, como el kale. Este tipo de plantas son muy diferentes a las hortalizas de fruto como el tomate o el pepino.

Impresionante, ¿verdad?

Tampoco voy a mentirte…

Yo mismo no conocía muchas de estas hortalizas de hoja antes de investigar durante horas y horas e interesarme por el tema.

Por supuesto, todos conocemos la típica lechuga, escarola, espinaca, acelgas, etc.

Son buenos ejemplos de hortalizas de hoja o verduras muy populares (sobre todo en países europeos), pero… ¿sabías que incluso en los casos de esas verduras existen curiosidades bastante interesantes de cada una de ellas?

En la siguiente sección te cuento sus datos más destacables.

Lista con ejemplos de hortalizas de hoja y sus características

Las hortalizas de hojas más populares y consumidas en Europa y en el resto del mundo son:

Canónigos (Valerianella locusta)

Los canónigos son una verdura de sabor refinado, ideal para mezclar en ensaladas con otros tipos de lechuga, nueces y aceite de oliva. Se suelen sembrar canónigos al final del verano, porque a esta hortaliza no le va nada bien el calor excesivo. De hecho, su temperatura ideal se sitúa en torno a los 17 ºC. Es una buena planta para tener en casa, en tu terraza, en tu balcón, o dónde quieras realmente.

Los canónigos son una hortaliza de hoja llamada como lechuga de invierno

Perejil (Petroselinum sativum)

El perejil, más comúnmente considerado como hierba aromática que como hortaliza de hoja, es una planta que podrás cultivar en lugares de semisombra. Le basta con 3 horas de sol al día, y tampoco necesita una gran cantidad de agua. Pero… eso sí, ¡tiene siempre que conservar su humedad! Este es el caso para muchas hortalizas de hoja, que necesitan estar en tierra húmeda el máximo tiempo posible. Cuidado, porque existen diferencias entre el perejil y cilantro, aunque muchas personas erróneamente los confundan.

El perejil es una verdura también considerada como aromática

Acelgas (Beta vulgaris var. cicla)

Las acelgas son una planta bienal, es decir, su ciclo de vida no excede los 2 años. Esta hortaliza de hoja no forma raíz, ni fruto comestible. Su peso suele oscilar entre los 0,75 kg y 1,00 kg. Sus hojas son ovaladas, grandes y con nervaduras bien marcadas a partir de la mitad del tallo. El color de la acelga puede variar entre amarillo, verde oscuro y verde claro.

Por mi experiencia, déjame decirte que la acelga es una planta SUPER productiva. De hecho, un error común es plantar acelga de más… y hablando de errores, aquí te dejo un enlace de descarga gratuita para mi ebook: 10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Las acelgas son hortalizas de hoja bianuales

Espinacas (Spinacia oleracea)

Las espinacas son la hortaliza de hoja más consumida en todo el mundo. Tienen un alto contenido de hierro en comparación al que tienen otras verduras. Esta planta es anual y presenta un sistema radicular pequeño. Aún así, su tallo puede alcanzar hasta 1 metro de longitud. Como ya sabrás, las hojas de las espinacas son grandes y tienen un color verde oscuro.

Las espinacas tienen propiedades nutricionales al ser altas en hierro

Lechugas (Lactuca sativa)

Esta es otra hortaliza de hoja anual. Aunque a simple vista pareciese no tener tallos, lo cierto es que cada una de sus hojas posee una porción de tallo ramificado en el centro. Según sea la variedad de lechuga, sus hojas pueden ser entre blanco y verde, o totalmente verde en diferentes tonalidades. Existen muchísimos tipos de lechuga diferentes (iceberg, francesa, trocadero, batavia…) y algunos de ellos tienen un aspecto y sabor completamente diferente a las variedades más comunes (como la lechuga romana).

Las lechugas son el ejemplo de las hortalizas de hoja por excelencia

Otros 14 tipos de hortalizas de hoja

Algunos otros ejemplos de hortalizas de hoja son:

  1. Rúcula.
  2. Endibias.
  3. Escarola.
  4. Berza.
  5. Col rizada de dinosaurio.
  6. Tatsoi.
  7. Radicchio.
  8. Kale.
  9. Albahaca.
  10. Diente de león.
  11. Acedera.
  12. Berro.
  13. Mizuna.
  14. Puerros.

Y antes de seguir, déjame hacer un apunte.

El puerro es del género Allium. Este es un género botánico al que también pertenecen la cebolla, los ajos y el cebollino. Todas estas plantas no son tubérculos, sino bulbos… y pueden ser efectivamente considerados como hortalizas.

Ahora bien, exceptuando el puerro y las verduras de su género, el resto de hortalizas de hoja tienen un aspecto similar…

¡Todas parecen simples hojas!

Sí, las hay de todas formas y colores, como puedes ver en esta imagen:

Diferentes hojas grandes y pequeñas de hortalizas comunes

Pero al fin y al cabo, la parte comestible de todas ellas es su hoja (ya sea grande o pequeña, dentada o no detentada, redondeada o irregular, morada o verde…) y eso las caracteriza.

También existen las hortalizas de tallo…

De hecho, en ocasiones hortalizas como el puerro, ruibarbo, apio y la acelga son consideradas como hortalizas de tallo más que de hoja.

El caso del ruibarbo es el más notable, porque sus hojas no son comestibles al tener grandes cantidades de oxalatos, sustancia tóxica también presente en las hojas de la espinaca si bien en mucha menor cantidad.

Aún así, no te dejes engañar.

Los cuidados y condiciones óptimas para el cultivo de estas hortalizas varían mucho entre unos ejemplares y otros.

Este es un dilema del que te informo a continuación.

Condiciones óptimas para el cultivo de hortalizas de hoja

Advertencia importante: Las hortalizas de hoja son un grupo conceptual que ha creado el ser humano, pero pertenecen a distintas familias y géneros botánicos. Esto implica que entre ellas hay más diferencias que similitudes. Por tanto, te recomiendo siempre investigar sobre la especie vegetal que tú te dispongas a cultivar y cuáles son sus cuidados específicos.

Como regla general, para el cultivo de las hortalizas de hoja se suele necesitar lo siguiente:

  1. Abundante agua: Estas plantas suelen tener que ser regadas todos los días, aunque existen excepciones. Más que una gran cantidad de agua, lo que muchas de estas hortalizas necesitan es mantener un nivel constante de humedad en su tierra moderadamente alto – y de ahí la necesidad de riegos regulares.
  2. Siembra a voleo o en línea: Las semillas de hortalizas de hoja pueden sembrarse al voleo (lanzando semillas a puñados de manera no precisa) o en línea (colocando las semillas en hileras previamente demarcadas).
  3. Suelo blando y rico en materia orgánica: En algunos tipos de hortalizas de hoja, por cada metro cuadro de cultivo se recomienda añadir al suelo entre 3 y 5 kg de abono.
  4. Sistema de drenaje: Las hortalizas de hoja necesitan suelo húmedo, pero no encharcado. El encharcamiento favorece enfermedades causadas por hongos, y las podrás sospechar si tus verduras presentan manchas amarillas, blancas, grises o anaranjadas.
  5. Condiciones climáticas: Estas plantas comestibles se pueden cultivar durante todo el año. Sin embargo, en muchas de ellas es ideal un clima templado o frío. Por este motivo, suele ir bien cultivarlas entre el otoño y la primavera.

Un ejemplo importante:

  • Las acelgas, lechugas y canónigos se siembran en época fría (otoño e invierno).
  • Pero el apio, por otro lado, se suele hace en primavera… aunque hay controversia; si quieres saber más mira mi guía con los pasos para plantar y cultivar apios.
  • Y las coles se siembran justo a mitad de verano.

Así que la cosa varía mucho. Por ello resulta difícil hablar de los «cuidados de las hortalizas de hoja» así en general.

Aún así, voy a intentar resumirlo lo mejor que puedo:

Cuidados que necesitan los cultivos de hortalizas de hoja

Para cultivar hortalizas de hoja y lograr una cosecha abundante, lo principal es regarlas todos los días, ya que estas plantas requieren de un suelo húmedo.

Sin embargo, es importante regar con cuidado y que el suelo cuente con un buen drenaje que evite la formación de charcos (detalles).

Lo ideal es regarlas a primera hora del día o al finalizar la tarde.

Así evitas que se evapore el agua de riego cuando los rayos de sol dan más fuertes.

Por otro lado, para estimular el crecimiento de estas plantas, te recomiendo retirar con cuidado toda la maleza que pueda crecer alrededor.

De igual modo, va bien revisar cada planta para verificar si alguna ha sufrido daños por enfermedades habituales causadas por hongos o por plagas, como por ejemplo por pulgones o por trips.

Extra: Mira mi guía sobre cómo eliminar plagas de trips si tienes problemas con este insecto.

De ser necesario, se arrancarán las plantas que estén afectadas, de esta manera, se evitará que las otras plantas se enfermen.

Plagas comunes en las hortalizas de hoja

Algunas de las plagas o enfermedades más frecuentes que pueden atacar tus cultivos de hortalizas de hoja son:

  • Trips
  • Pulgón
  • Mildiu
  • Pulguilla
  • Minadores
  • Caracoles
  • Gusano gris
  • Gusano blanco
  • Gusano de alambre
  • Hormigas cortadoras
  • Mosca de la achicoria
  • Mosca de la remolacha

Aún así, tengo que admitir que esto varía.

Al igual que en el apartado de los cuidados, es importante incidir en que cada planta es diferente y sus condiciones ideales de cultivo también lo son.

Lo mismo pasa con el tema de las plagas y enfermedades.

Por ejemplo:

En el cultivo de canónigos es bastante raro que estos se vean atacados por insectos. Más bien le pueden afectar enfermedades fúngicas (causadas por hongos) y de este modo producir podredumbre en la planta.

Sin embargo, en el caso del perejil sí que suele haber problemas con plagas de pulgones, o con la mosca del apio… aunque también puede enfermar por hongos (como por septoriosis).

Como ayudita, te aconsejo que busques en los archivos de este blog y te leas con atención las guías sobre plagas y enfermedades.

Por ejemplo la guía sobre cómo afrontar la plaga de caracoles, o qué remedios caseros usar para las hormigas.

Propiedades de las hortalizas de hoja

Sus propiedades nutricionales son de gran valor, pues poseen vitaminas del complejo B, K1, C, y minerales como hierro y calcio. Además, estas plantas son ricas en agua y en fibra, y bajas en carbohidratos y en grasa. Como consecuencia, son alimentos muy bajos en calorías. Por esta razón, se utilizan frecuentemente en dietas diseñadas para perder peso corporal.

Por supuesto, existen muchas otras hortalizas más raras típicas de cada país, y en este sentido también se estudian sus propiedades nutracéuticas constantemente.

Conclusiones sobre este tipo de cultivos

Una pregunta rápida:

¿Cómo de en serio te tomas tú el cultivo de hortalizas?

Si la respuesta es nada en serio… entonces, no tengo nada que ofrecerte.

Pero si quieres hacerlo lo mejor posible, te invito a descargar gratis mi ebook visual sobre los 10 errores que debes evitar en tu huerto o jardín. Haz click en el enlace verde y podrás descargarlo ahora mismo.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *