Forraje hidropónico para el ganado – Guía COMPLETA

Forraje hidropónico

Parece magia, ¿verdad?

Pero no lo es.

El forraje hidropónico es aquel que se cultiva SIN tierra.

Las semillas crecen solo en agua. 🙂

Es barato, es productivo y es rápido.

Por todo esto es una técnica cada vez más popular.

Pero… ¿Realmente merece la pena? ¿Y cómo se hace?

En esta guía completa de Gracias Naturaleza te doy la respuesta a estas frecuentísimas dudas y a muchas otras. No hay tiempo que perder, ¡así que vamos a ello!

¿Qué es el forraje hidropónico para el ganado?

El forraje hidropónico es un tipo de forraje (alimento para el ganado basado en cereales o leguminosas) cultivado con sistemas hidropónicos. Los sistemas hidropónicos emplean bandejas con soluciones de agua y nutrientes, sin usar tierra o sustratos. Este forraje se caracteriza por su alta digestibilidad.

Lo sé, parece un tema complicado.

Pero cuando lo entiendes, es más simple de lo que parece.

De hecho, tiene todo el sentido del mundo….

¿En qué consiste la hidroponía?

La palabra hidroponía viene de «hydro» (agua) y «ponos» (trabajo).

La hidroponía está cada vez más a la orden del día en el mundo de la agricultura, y resulta que también sirve para la generación de forraje con el que alimentar al ganado como vacas, caballos, cerdos, gallinas y demás.

Estos sistemas solo utilizan nebulizadores, agua y nutrientes (sin tierra), y además de forraje sirven para cultivar verduras.

Por ejemplo, fíjate en esta foto:

Sistema hidropónico de agricultura verde
Los sistemas de hidroponía y aeroponía se están popularizando. Aunque este sistema no está produciendo forraje, es un buen ejemplo de lo que se puede lograr con simples soluciones nutritivas y agricultura vertical. La mayor ventaja es la independencia del clima local y de las estaciones del año.

Las semillas que se emplean suelen ser de gramíneas y leguminosas.

Destacan sobre todo las semillas de trigo, centeno, cebada, maíz o alfalfa, como algunas de las más relevantes y conocidas.

Como ya verás más adelante en esta guía, una de las opciones más prácticas en su producción es a través de bandejas de plástico.

Son baratas y prácticas.

Y por su lado, una de las aplicaciones más óptimas de esta clase de forraje verde hidropónico (FVH) va dirigida a granjas para vacas, cerdos, caballos, conejos o incluso gallinas.

Esto del forraje hidropónico es una técnica innovadora especialmente beneficiosa para producir biomasa vegetal para instalaciones de agricultura familiar o de pequeña escala.

En la siguiente imagen puedes ver un buen ejemplo de forraje hidropónico:

Forraje verde hidropónico para el ganado con sus semillas, brotes y raíces
El proceso dura tan solo 1 o 2 semanas, y requiere muy buena iluminación solar a partir del quinto día. Necesitarás también las correctas condiciones de temperatura: unos 15 a 20 ºC estables durante todo el día es lo ideal. Si las temperaturas de tu área bajan mucho durante la noche, harás bien en conseguir un invernadero hermético que mantenga el calor.

Con un bajo consumo de agua y dinero puedes generar una notable producción de esta clase de alimento para el ganado.

Pero… ¿cómo se hace?

¿Cómo hacer esta clase de forraje hidropónico?

El objetivo primario a la hora de hacer forraje verde hidropónico es conseguir la germinación de las semillas sometiéndolas a diferentes condiciones de humedad, calor y nutrientes.

Cuando las semillas germinan, aumenta la cantidad de nutrientes que se encuentran en su interior.

Este principio no solo se aplica en forraje para el ganado, puesto que en la alimentación humana los germinados de semillas también se utilizan, como por ejemplo los germinados de soja (dientes de dragón), que nada tienen que ver con la planta de boca de dragón (Antirrhinum majus).

Este es su aspecto:

Germinado de semillas con hidroponía
El principio por el cual se obtienen brotes germinados de las semillas siempre es el mismo: aumentar la humedad y tener paciencia. En estos casos como el germinado de soja para consumo humano, suelen preferirse utilizar tarros de cristal… pero para hacer FVH se utilizan recipientes de plástico de muchísima mayor capacidad.

Pero volviendo al FVH, en ese caso verás tres capas (como un sándwich): las raíces, las semillas y los brotes del forraje.

Los pasos para hacer forraje verde hidropónico son:

1. Seleccionar el tipo de semilla gramínea o leguminosa

Trigo, avena, centeno, cebada, o maíz. Esas son las semillas de cereales más populares para hacer forraje verde hidropónico. En este sentido, la decisión se centrará en optar por la más adecuada al terreno, si es de secano o por el contrario de regadío (en lugares de secano las semillas de cereales como el maíz suelen ser baratas y por tanto convenientes), y en todos los casos libre de maleza y otras imperfecciones.

2. Decidir la dosis o densidad de la siembra

Asumiendo un tamaño de bandeja de unos 40 x 40 centímetros de ancho y largo (aunque en la vida real lo más común será de 35,5 x 45 cm), lo habitual es utilizar un kilogramo de semillas por cada tres bandejas.

Es decir, unos 330 gramos de semillas por bandejas. Esto bastan para cereales como el trigo, avena, centeno y cebada, mientras que para el maíz se recomienda usar 500 gramos en cada bandeja.

Otro método para enfocar esta decisión es por metros cuadrados. Como regla general, por cada metro cuadrado se usan entre 1 y 3 kilogramos de semillas.

3. Remojar las semillas para conseguir la pregerminación

Esta fase es muy sencilla. Consiste en sumergir las semillas en un recipiente de plástico y agua limpia durante 12 horas. Una vez pasadas las 12 horas, tendrás que sacar las semillas del recipiente para que se escurran y oxigenen, y cambiar el agua (de nuevo, utilizando agua limpia).

Tras otras 12 horas ya puedes sacar las semillas, que deberían haber germinado. Si hay algunas en las que no se ha dado la germinación, puedes retirarlas de la muestra.

4. Desinfectar las semillas

El siguiente paso de este trabajo en el forraje para ganado consiste en la total desinfección de las semillas en cuestión. En este caso, el objeto de esta medida es evitar la aparición de hongos y bacterias que puedan perjudicar el resultado de este trabajo. Suele hacerse con soluciones de hipoclorito de sodio al 1% durante un 1 minuto. Es vital no pasarse de tiempo, puesto que esto podría arruinar la calidad de tus semillas y por tanto la de tu forraje verde hidropónico.

5. Obtención de las bandejas

Asegúrate de tener a mano una o varias bandejas de polietileno de 45 x 35,5 cm para hacer bien tu forraje hidropónico. También puedes utilizar otras bandejas más grandes, de 80 centímetros de largo. Se suelen usar bandejas de polietileno porque son resistentes, no se corroen, ni se oxidan, se lavan con facilidad, se pueden utilizar tantas veces como quieras y apilar unas sobre otras.

Bandeja de polietileno para sembrar las semillas forrajeras de gramíneas o leguminosas
No todos los productores de forraje optan por utilizar bandejas de plástico, pero entre los que sí lo hacen, las de polietileno son la opción preferida. En otros contextos, se montan pasillos de anaqueles de 6 niveles para poder gestionar las bandejas con más facilidad.

Previamente a la siembra es muy recomendable realizar una perforación de 5 mm en las bandejas en uno de sus extremos.

Así tienes un drenaje del exceso de agua para que las semillas no estén sumergidas y evitar pudriciones.

6. Sembrar las semillas en las bandejas

A la hora de «sembrar» tus semillas, tendrás simplemente que colocarlas en las bandejas formando una fina capa uniforme de 1 o 2 centímetros de grosor. Opcionalmente, puedes cubrir esta capa de semillas con un papel de periódico hasta que has semillas hayan brotado. Como te digo, esto es totalmente opcional y de hecho no suele necesitar hacerse.

7. Riego, fertilización y temperatura del forraje hidropónico

El riego que hay que hacer en este tipo de sistemas es frecuente pero no muy abundante. Por ejemplo, puedes utilizar nebulizadores unas 7 veces al día durante 2 minutos o menos cada vez.

La humedad ambiental perfecta para el FVH está entre el 60 y 80%.

Otra de las facetas a considerar en esta clase de trabajos es la fertilización. Hay quien dice que es mejor no fertilizar tu forraje verde hidropónico porque una cantidad excesiva podría quemar el forraje. Por otro lado, también hay quien defiende que la fertilización es importante y ha de hacerse para que puedas conseguir los objetivos con el forraje.

Cuando las plantas han crecido suficientemente es el momento de proporcionar una solución nutritiva con nitrógeno, fósforo, potasio, calcio y magnesio (según lo que ya contenga el agua de riego).

La temperatura de las bandejas deberá estar IDEALMENTE (no pasa nada porque haya muy ligeras variaciones) entre los 15 y 20 ºC.

¡Puedes monitorizarla con un termohigrómetro!

8. Cosecha del forraje hidropónico

Unos 8 o 10 días después de la siembra tendrás ya varios kilogramos de alimento. Podrías estimar que por cada 2 kilogramos de semillas de maíz tendrás unos 10 kilogramos de alimento. Ojo porque todo esto depende de la luz que reciban tus bandejas hidropónicas.

A los 5 días de la germinación ya debería verse verde tu forraje y es ahí donde debes asegurar que les de bien la luz solar.

Intenta que obtengan al menos 6 o 9 horas de luz solar directa al día.

Vamos, que tengan muy buena luminosidad, como este buen ejemplo de FVH:

Cosecha de FVH - Forraje verde hidropónico

A estas alturas, quizá te estés preguntando para qué tanta parafernalia.

O sea, si esto del FVH acaso tiene sentido o es solo innovar por innovar.

Escucha las ventajas y desventajas y decide.

Ventajas y desventajas del forraje hidropónico

Las principales ventajas del forraje hidropónico son las siguientes:

  1. El valor nutritivo de este forraje es alto
  2. Logras obtener independencia del clima de tu zona
  3. Puedes producir forraje durante todo el año
  4. Crece muy rápido y no tendrás que esperar para cosechar
  5. Es una buena opción en lugares con suelos degradados y pobres

Las principales desventajas del forraje hidropónico son las siguientes:

  1. Tienes que invertir en nuevo material
  2. Asimismo, se necesita adquirir nuevos conocimientos y hábitos para poder hacer bien tu forraje verde hidropónico, y de hecho quizá te cueste algunos intentos de prueba y error
  3. El contenido en fibra de este forraje es bajo, aunque el resto de su valor nutritivo sea muy alto

Como ves, hay cosas buenas y hay cosas malas.

Nada en este mundo es perfecto.

Entonces… quizá te preguntes si realmente merece la pena probar con el forraje hidropónico o si es todo una moda estúpida que realmente no aporta nada nuevo.

Echemos un ojo al rendimiento que puede dar este método.

Rendimiento del FVH y datos nutricionales

En la elaboración de forraje verde hidropónico puedes esperar producir entre 5 y 10 kilogramos de alimento (forraje) por cada kilogramos de semillas que utilices. ¡Es un rendimiento impresionante!

Su aporte de proteínas alcanza el 16 o 17%, con lo que también es alto.

Y su digestibilidad está en torno al 90%. No tiene desecho alguno porque los animales se comen las raíces, los brotes y las semillas del forraje.

Es decir, se aprovecha todo.

No está nada mal, sobre todo porque puedes producir forraje hidropónico de una manera relativamente rápida (en una o dos semanas) y bastante económica.

La guinda del pastel es no tener que usar productos agroquímicos que dañan el suelo a largo plazo.

Conclusiones sobre el innovador forraje hidropónico: ¿Merece la pena?

La conclusión es la siguiente:

Sí que merece la pena.

Pero sobre todo merece la pena si tú estás teniendo problemas con la producción de tu propio forraje (por variaciones en las condiciones climáticas o por suelos pobres), o si quieres conseguir un alimento aún más nutritivo que lo normal para tu ganado.

Sistemas que estos ya funcionan en algunos invernaderos de Madrid, Asturias y Andalucía.

Así que no es tan solo una idea.

Es una realidad.

Hay que afrontar la realidad de la erosión del suelo

Los suelos de cultivo cada vez son más y más pobres.

Están sufriendo una enorme erosión y desertificación.

Y cuando digo pobres, me refiero a la capa del suelo que podría considerarse como tierra fértil, es cada vez más fina. Su grosor disminuye con cada década que pasa.

Esto se traduce a que nuestros alimentos tienen cada vez menos nutrientes, como por ejemplo importantes minerales que cumplen funciones vitales en nuestro organismo.

Esto es una crisis muy seria.

Naturalmente, estos efectos (resultantes de la agricultura intensiva a escala industrial, y de la falta de aplicación de los principios de la permacultura, agricultura regenerativa, cultivos familiares biointensivos y bosques comestibles) también se notan en el alimento del ganado como vacas, gallinas y caballos. El forraje hidropónico se alza como alternativa al forraje tradicional.

Mira esto, tus plantas te lo agradecerán:

Hey, soy Mario, autor de Gracias Naturaleza.

Tanto si eres principiante como si eres algo experimentado en jardinería u horticultura, NO PUEDES PERDERTE el ebook gratis que tengo a disposición de todos los visitantes de mi blog.

En este ebook, explico en detalle cuáles son los peores errores que puedes cometer al cuidar tus plantas.

Aquí tienes un enlace de descarga:

10 Errores a evitar en tu huerto o jardín.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

Recursos bibliográficos: Universidad Nacional La molina, Manual técnico de la FAO, SciELO Online y SEDICI.

5 comentarios en “Forraje hidropónico para el ganado – Guía COMPLETA”

  1. Buenos días Mario, me interesa mucho la hidroponía (forraje verde para ganado) me gustaría saber si me puedes solventar algunas dudas. Un saludo

    1. Hola Carmen, puedes hacerme las dudas que quieras aquí a través de los comentarios, y así todos los lectores del blog podrán verlas posteriormente y beneficiarse de las respuestas. Si son dudas que incluyen información más privada o más técnica, eso quizá requeriría ya un servicio propio de consultoría, el cual actualmente no ofrezco.

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *