Peperomia – Tipos y Cuidados (Guía fácil y completa)

Peperomia

Te entiendo.

Te apetecía darte un capricho.

Así que has dicho…

¡Quiero una peperomia! 🙂

Ciertamente es una planta de interior de lo más bonita. ¿Pero cómo se cuida? ¿Y qué variedades existen?

Estas son 2 preguntas MUY importantes, dado que pocas plantas conozco yo en las que haya tanta variedad como en el caso de la peperomia.

Así que venga, vamos al lío.

¿Qué es la peperomia y cuáles son sus características?

La Peperomia es un género de plantas de interior, perteneciente la familia Piperaceae. Se emplean con fines ornamentales por sus vistosas hojas. Como regla general, las peperomias son plantas pequeñas que no superan los 20 o 25 centímetros (excepto algún tipo que podría llegar a los 35 cm)

Como guindal del pastel, resulta que sus cuidados son bastante sencillos, por lo que es ser una planta ideal para «novatos» en jardinería, como el poto.

Planta de interior - Género botánico Peperomia, plantas tropicales ornamentales
En esta imagen puedes ver una ilustración de una de las muchas especies de Peperomia que se han popularizado, en este caso es la «variedad sandía» o mejor dicho, la Peperomia argyreia.

En este artículo te voy a hablar sobre todos los tipos de peperomias que existen y sobre cómo puedes tener una en casa aunque no seas un especialista en botánica.

Los muchísimos tipos o especies de peperomia

Existen diferentes especies de peperomias.

Si bien comparten características comunes, como el lugar de origen, se diferencian entre ellas en el color y morfología de sus hojas y tallo.  

Veamos cada una de ellas en más detalle

Peperomia argyreia o «Sandía»

Esta especie tiene hojas con rayas verticales que recuerdan a la piel de una sandía y que cuando le da la luz genera una sensación visual muy única.

Es originaria de Brasil, Perú, Ecuador y Venezuela. Llega a adquirir unos 30 centímetros de altura.

Tipos de peperomia - Peperomia argyreia o Sandía

Peperomia caperata

Esta especia o variedad de peperomia es una de las más populares y fáciles de encontrar. Es una planta originaria de Brasil. Su altura llega a ser de unos 20 centímetros.

Posee hojas de color verde con una forma similar a un corazón y un pecíolo de color rojizo.

Tipos o variedades de peperomias - Peperomia caperata

Peperomia obtusifolia

Es originaria de ciertas zonas de México, Florida (Estados Unidos), y las islas del Caribe. Es una planta de hojas verdes con ribetes amarillos, de forma redondeada y terminación en punta. Cuenta con unas espiguillas que ofrecen unas florcitas blancas muy pequeñas.

Sus hojas brillan o son firmes, lo que puede que te haga pensar en una planta artificial. Con el tiempo los tallos empiezan a declinar, pero no se trata de un mal signo, sino del proceso normal de envejecimiento de la planta.

Peperomia obtusifolia, originaria de México y Estados Unidos

Peperomia polybotrya

La morfología de sus hojas es bastante redondeada y es originaria de las zonas tropicales de América.

«Corazón de hombre» y «gota de lluvia» son dos apodos por los que se conoce a esta especie, y se deben a la forma de sus hojas.

Tipos de peperomias de interior - Peperomia polybotrya

Peperomia rosso

Es una especie proveniente de Bolivia.

Se diferencia de las anteriores por tener hojas con terminación en punta, por lo que también se la conoce como «Peperomia Velita», además de tener la parte posterior de las hojas de color rojo.

Peperomia rosso con hojas de color rojo

Peperomia rotundifolia

Es una planta rastrera de las zonas tropicales del Sur de México, Colombia, Brasil, Ecuador y Perú. Quizás hayas oído referirse a ella como «Berrito Caminante» o «Hierba linda». Es de tallos blandos y hojas pequeñas en forma de círculos.

En la naturaleza se encuentra en zonas boscosas, arrastrándose por la parte baja de los árboles (son plantas rastreras) y también entre las rocas o ramas caídas.

Tipos de peperomias rastreras - Peperomia rotundifolia

Peperomia prostata

Esta peperomia tiene unas hojas muy particulares que recuerdan al caparazón de una tortuga, de ahí que también se la conozca como String of Turtles (cadena de tortugas). Es ideal para conservar como planta colgante porque tiene tallos largos y rastreros.

Peperomia albovittata

Es una especie originaria de Ecuador, de las regiones tropicales y subtropicales de Sudamérica. Tiene tallos de color rojo y hojas verdes con nervaduras bien marcadas.

En casa la puedes tener en macetas colgantes o a nivel del suelo donde formará una alfombra verde.

Cuidados de la peperomia en detalle

Tienes que pensar que las peperomias son siempre originarias de zonas tropicales, por lo que provienen de climas húmedos, pero también que son plantas de baja estatura, así que no reciben mucho sol directo.

Clima y cantidad de luz ideal

Por su hábitat natural podemos deducir que no soportará climas fríos ni tampoco sol de frente.

La temperatura ideal para esta planta ronda los 20-24 grados Celsius.

Por debajo de los 15 grados es cuando lo empieza a pasar mal.

Si la planta va a estar en el exterior, la tienes que colocar preferentemente en un área donde esté a la sombra y quede bien resguardada de los vientos. Eso sí, si en tu área hace frío mejor que la pongas directamente en el interior.

Cuidados de peperomia en interior - Hojas húmedas pero riego escaso
Como ves, dentro de la familia Piperaceae y del género Peperomia hay una increíble variedad estética. ¡Hay plantas para todos los gustos!

Si la colocas en un ambiente interior, debes buscar que haya luz natural pero que no le dé de frente.

¿Y qué pasa si vives en un piso o casa con poca luz natural?

Entonces, tendrás que colocar tu peperomia donde tenga algo de luz artificial. En general, se suelen tener en el salón, o en balcones, donde también funcionan muy bien.

Lo que más importa es la humedad

Volviendo a su hábitat natural, ya te he dicho que las peperomias son plantas no muy altas, y entonces no es a ellas a quienes la lluvia llega primero, sino que viven con la humedad que les llega.

Por eso es importante crear un ambiente donde haya humedad.

Controlando los niveles de humedad y luz para cuidar una peperomia
Las hojas de la peperomia son más o menos rugosas según el tipo del que hablemos, puesto que nada tiene que ver la típica Peperomia caperata con la Peperomia polybotrya, por ejemplo.

Te voy a aconsejar dos maneras para lograrlo:

Ojo porque si te pasas con la humedad, no es de extrañar que aparezcan mosquitos en tus plantas (más aún si vives en un clima cálido). En la moderación está la virtud.

Si las hojas se empiezan a debilitar y a caer puedes verlo como un signo de falta de humedad.

El mejor tipo de tierra para la peperomia

Si la vas a plantar en el jardín, selecciona una zona con tierra fértil que tenga buen drenaje.

Es decir… la peperomia no es una planta demasiado exigente con el tema del sustrato, pero debes asegurar que haya ben drenaje (tanto si la plantas en el suelo como si la plantas en maceta), para evitar encharcamientos y asfixia radicular.

También funciona bien con sustrato universal o tierra para plantas de interior que es la que mantiene una buena humedad sin perjudicar las raíces. Puedes añadir también turba, perlita o akadama.

Cantidad y frecuencia de riego

No le tienes que dar mucha agua porque es una planta que acumula agua, por así decirlo, al igual que hacen las suculentas y los cactus.

Si le das mucha agua, corres el riesgo de «ahogarla» y que se te pudra.

En resumen, lo mejor es regar tu peperomia 3 veces a la semana en verano, y muy poca cantidad cada vez. En los meses de menos calor una vez a la semana parece suficiente.

Para ser claros, es mejor no darle agua, que darle de más. Si no ves la tierra seca, no necesitas darle agua.

Abono o fertilización

Sólo tendrás que dar abono a tu peperomia cuando tenga más de un año de edad, ya que durante el primer año tiene tierra nueva, y por tanto todos los nutrientes necesarios para que la planta viva y crezca.

  • Si le pones abono le estarías dando más nutrientes de los que necesita y haciendo que crezca más rápido de lo que debe, lo que no es bueno para su salud.
  • Si la peperomia ya tiene más de un año de plantada, y ya estás en primavera o verano, entonces sí, puedes ponerle un poco de abono.

Te recomiendo leer mi guía sobre con qué abonar si no tienes idea de por dónde empezar.

¿Cómo trasplantar una peperomia?

La verdad es que no es habitual trasplantar la peperomia AL PRINCIPIO porque se trata de una planta más bien pequeña. Sin embargo, con el paso del tiempo (frecuentemente una vez pasado el año), el trasplante se convierte en algo imprescindible.

Básicamente, tienes que pasarla de maceta a maceta, siendo cada más grande la maceta hasta llegar a una óptima para una planta de 35 cm.

Macetas de peperomias caperatas que han sido trasplantadas tras el primer año de cultivo
Generalmente, si empleas macetas de 30 o 40 centímetros en tu huerto o jardín, la grandísima mayoría de plantas tendrán suficiente espacio para que sus raíces crezcan correctamente, incluida la peperomia.

Se trasplanta una sola vez por año, durante la primavera.

Además, te recuerdo que es mejor utilizar un suelo fértil a base de mezclar turba y arena para favorecer el drenaje (los suelos arenosos tienen buen drenaje y los arcillosos tienen mal drenaje).

Cada año puedes sustituir el sustrato superior por sustrato fresco.

Como maceta, la mejor que puedes usar es una que sea de terracota, porque permite a la tierra transpirar y que no se genere ningún exceso de agua que afecte a tu planta.

Multiplicación de la peperomia: Los métodos más fiables

Para multiplicar la peperomia se pueden usar semillas y sembrarlas en primavera. Pero si lo que quieres es tener más de una Peperomia que resulte de la misma planta, lo más recomendable es que lo hagas a través de esquejes.

Es decir, corta unas dos hojas, con 2 o 3 cm de peciolo y con una tijera afilada, para que no se deshilache el tejido.

¡Recuerda desinfectar las tijeras antes de nada!

Después, pon estos esquejes en una maceta pequeña con tierra de turba y un pH algo ácido, de entre 5,5 y 6,5.

Recuerda que cuando los vayas a plantar, la tierra debe estar húmeda. Además, la humedad debe mantenerse por el primer mes y tiene que tener luz directa del sol.

Variedad Abricos de Peperomia caperata, con tonalidades rojas en sus hojas
Variedad de Peperomia caperata conocida como Abricos. Sus hojas presentan tonalidades rojizas, y la apariencia exótica de esta planta de interior sin duda la hará la protagonista de cualquier espacio. Si te gusta este aspecto, te recomiendo leer mi listado de plantas rosas. Seguro que te encantará.

Una buena idea es montar un invernadero casero con una bolsa o un plástico, a fin de que la luz solar pase a través de él y mantenga la humedad.

Es importante que durante este periodo las hojas no toquen la tierra, ya que podrían pudrirse por efecto de la humedad.

A los 60 días de que hayan comenzado a crecer y veas los brotes definitivos se puede cambiar a maceta definitiva. También en ese momento la debes sacar de la zona de luz directa.

Plagas y enfermedades importantes en el cultivo de peperomia

Las peperomias son plantas fuertes, que rara vez sufren de enfermedades o plagas, pero nunca digas nunca.

Algunos de los síntomas que podrían tener son:

Hojas decaídas o podridas

Esto se puede dar por exceso de riego, recordemos que la peperomia requiere de muy poco ya que acumulan agua. Cuando tienen exceso de agua las hojas se pudren y se caen.

Lo que hay que hacer es quitar las raíces podridas, hacer secar la tierra y rociar la superficie con un fungicida casero o químico para matar los hongos que estén afectando a la planta.

Hojas descoloridas o manchas amarillas

Esto suele deberse a la falta de luz. Mueve la planta a una zona más luminosa (pero no a la luz directa del sol).

Si al acercarte a las hojas ves que tienen manchas amarillas, y si además de estas manchas amarillas hay pequeñas telarañas, estarás en presencia de arañas rojas.

Son dañinas y aparecen a menudo por la falta de humedad, así que procura que no falte humedad. Puedes usar un humidificador o aumentar las nebulizaciones. También pásale un algodón con un poco de jabón a la planta y luego procura de quitar los restos de jabón con un algodón humedecido.

Manchas blancas

Si tu peperomia tiene manchas blancas, podría ser la cochinilla algodonosa, uno de los muchos tipos de cochinillas que existen.

Es un insecto con un escudo blanco y de tipo algodonoso que podrías ver con lupa. En caso de ser la cochinilla, debes pasarle un algodón con alcohol, aunque hay muchas otras soluciones también útiles.

Las hojas de la peperomia se caen

En este caso, podría ser frío. Recuerda que no puede estar a menos de 15 grados. El exceso de agua también puede hacer que se pierdan las hojas basales.

Estos son los síntomas que tendrás que tener en cuenta. Así aumentas tus probabilidades de la variedad de peperomia que optes por cuidar salga bien parada.

¿Sabías que…?

¿Sabías que los errores más comunes a la hora de cuidar plantas interior son EXTREMADAMENTE similares a los errores más comunes a la hora de cuidar un huerto o un jardín de exterior?

Pues sí. ¡Así es!

Y yo mismo he recopilado estos errores en un ebook de acceso gratuito para todos los visitantes de Gracias Naturaleza. Aquí tienes el enlace de descarga:

10 Errores a evitar en el cuidado de cualquier planta.

Te aconsejo descargártelo ahora mismo (porque si no, se te acabará olvidando).

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

2 comentarios en “Peperomia – Tipos y Cuidados (Guía fácil y completa)”

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *