Cómo plantar RUDA: Cuidados y sorprendentes beneficios

Plantar ruda

A ver si adivino…

Te estás planteando sembrar ruda.

Pero no tienes claro si es buena idea, ni cómo se hace.

Pues bien, déjame decirte que es MUY BUENA IDEA.

La ruda es una planta con unos beneficios realmente asombrosos.

Por otro lado, no te preocupes porque es muy fácil de cultivar.

Tanto en huerto como en macetas para casa.

Así que… ¿a qué esperas?

Venga, vamos a plantar un poquito de ruda. 🙂

Cómo sembrar ruda paso a paso

Aquí te cuento todos los pasos a seguir para sembrar ruda con semillas:

  1. Prepara el semillero y las semillas de ruda.
  2. Esparce las semillas por la tierra humedecida.
  3. No es necesario cubrir las semillas.
  4. Ubica el semillero en un lugar bien iluminado.
  5. Haz un primer riego con cuidado.
  6. Mantén humedad y temperatura constantes, alrededor de 20 grados.
  7. A las 3 semanas aproximadamente las semillas comenzarán a germinar.
  8. Cuando las nuevas plantitas alcancen 10 centímetros es el momento de trasplantarlas a su lugar definitivo.

La ruda se reproduce fácilmente con semillas. Así que si sigues estos pasos es muy probable que tengas éxito en tu cultivo de ruda.

Así que adelante, te animo a ello.

Ojo porque también puedes plantar ruda a partir de esquejes, si quieres hacerlo todo sin semillas. Más adelante en esta guía explico cómo preparar esquejes de ruda desde cero.

Por otro lado, es importante también no solo saber cómo plantar ruda, sino cuándo plantar ruda.

Sigue leyendo y te cuento cuál es la mejor época de siembra.

¿Cuándo sembrar ruda durante el año?

La mejor época para sembrar ruda con semillas son las últimas semanas del invierno.

Te aconsejo que siembres ruda en semillero o en maceta, y que lo ubiques en un lugar soleado y protegido, con humedad y temperaturas constantes.

Tardará unas 2 o 3 semanas en germinar.

Lo cual no es ni mucho ni poco, en comparación a otras hierbas aromáticas y medicinales.

El cultivo de ruda en huerto o maceta resulta en flores amarillas
Las pequeñas flores amarillas de la ruda son desde luego de lo más vistosas, y de hecho esta planta a veces se cultiva con fines ornamentales.

Al cabo de 2 o 3 meses, cuando las plantitas tengan alrededor de 10 centímetros de altura ya estarán listas para trasplantarlas a su ubicación definitiva.

Cómo cultivar ruda con esquejes: pasos a seguir

Y por supuesto, si ya tienes una planta de ruda a partir del segundo año la puedes reproducir a partir de esquejes.

Para ello lo primero que tienes que hacer es conseguir unos buenos esquejes.

Te cuento como preparar esquejes de ruda paso a paso:

  1. Corta en diagonal varias ramas sanas y fuertes de 10 a 15 centímetros de largo.
  2. Retira las hojas del tercio inferior de la rama.
  3. Prepara una pequeña maceta con sustrato de interior y haz un agujero de unos 5 centímetros de profundidad.
  4. Pon la rama vertical en el agujero de la maceta como si ya la estuvieras plantando.
  5. Riega con cuidado, y mantén el esqueje húmedo y bien iluminado.
  6. Pronto el esqueje comenzará a echar raíces y a renovar las hojas en su parte aérea.

Cuando veas que el esqueje ‘ha tomado’ ya lo puedes trasplantar a su ubicación definitiva.

Atención, te voy a compartir un truquillo importante:

Cuando elijas la rama a cortar para hacer esquejes es importante que sea de un grosor intermedio. Si la rama es demasiado tierna no aguantará el trasplante, y si es demasiado leñosa no tendrá savia suficiente para que el trasplante prospere.

¿Dónde y cómo trasplantamos ruda a su lugar definitivo?

La primavera es un buen momento para trasplantar la ruda a su ubicación definitiva.

Podrás trasplantar tus esquejes al jardín o huerto, en un lugar bien soleado.

Distancia a la que plantar ruda

Si vas a plantar varias rudas formando un conjunto, deja una distancia de 40 o 50 centímetros entre ellas.

Y tengo que darte una buena noticia…

Preparación del terreno

Para cultivar ruda no necesitas hacer una gran preparación del terreno, ni tampoco que lo abones previamente, como ocurre con otros cultivos.

De hecho, la ruda se suele reproducir espontáneamente en terrenos secos y calcáreos sin ningún cuidado humano.

Si estás pensando por ejemplo en preparar un jardín de rocalla la ruda te puede venir muy bien.

¡Así que plantar ruda en exterior es sumamente fácil!

Pero en interior también puedes cultivar y cuidar ruda, inclusive en macetas. De hecho es bastante fácil.

Cuidados para sembrar ruda en maceta para casa: también es posible y muy fácil

La ruda se adapta perfectamente al cultivo en maceta. Ten la precaución de colocar la maceta en un lugar soleado y con mucha luz.

Por lo demás los cuidados y necesidades de la ruda son mínimos.

Solo tendrás que regar la planta de vez en cuando, aunque aquí abajo te dejo una lista-resumen con los cuidados de la ruda para los más perfeccionistas.

Principales cuidados de la ruda en tu huerto o maceta

  1. Clima: Lo ideal es un clima cálido, aunque aguanta el frío.
  2. Sol o sombra: La ruda crece bien lugares soleados, aunque tolera la sombra parcial.
  3. Sustrato: Le va a ir bien sustratos alcalinos, arenosos, sueltos y bien drenados.
  4. Riego: La ruda requiere de poco riego, ¡más no es mejor!
  5. Abonado: No necesita abonado, pero si enriqueces con abono orgánico le irá bien.
  6. Poda: Poda vigorosa en invierno.

¿Cómo y CUÁNTO regar la ruda?

La ruda es una planta rústica que requiere un riego moderado.

O incluso escaso…

Si vives en un lugar cálido puedes regar 1 o 2 veces por semana, según las condiciones externas, si ha llovido hace poco, etc.

Hojas verdes de ruda con propiedades aromáticas
Aquí puedes ver cómo se ven las hojas de la ruda desde cerca. Estas hojas tienen un fuerte olor amargo muy característico, lo cual desde luego la diferencia de casi todo el resto de plantas aromáticas.

Si vives en un lugar donde llueve con cierta frecuencia, puedes incluso no regarla.

Pero ojo, no la dejas sin regar del todo. Si se seca demasiado puede sufrir ciertas plagas y eso es un problema que es mejor prevenir que curar, créeme.

De todas formas ,el consejo con la rueda es que es preferible que te quedes corto de agua a que te pases.

Por favor métete esto en la cabeza, porque somos muchos (incluido yo) los que tendemos a regar en exceso nuestras plantas, y luego se nos mueren.

Recuerda, más no es mejor.

Clima y necesidad de sol: el temita de la ruda y el viento

Como planta mediterránea que es tiene preferencia por las temperaturas cálidas.

Aunque también resiste el frío.

Sin embargo, el viento excesivo no le sienta nada bien. Así que si en tu terreno o jardín se da esta condición, ya sabes… te toca protegerla del viento. Por supuesto, puedes proteger tus plantas del viento con estructuras artificiales o bien con otras plantas que hacen de cortina. Eso ya es tu decisión.

También puedes ubicar la ruda en un lugar de tu casa, jardín o huerto en el que simplemente de menos el viento.

En lo que respecta al sol, la ruda claramente necesita un lugar soleado para desarrollarse bien.

Es cierto que puede aguantar unas horas de sombras, pero lo notarás, crecerá menos y te dará menos flores.

Sustratos, nutrientes y abonados: no te comas la cabeza

Al igual que con el riego, con el tipo de suelo la ruda tampoco es demasiado exigente. Crece fácilmente en muchos suelos, incluso secos, pedregosos y calcáreos.

Pero puestos a pedir prefiere sustratos alcalinos, arenosos, sueltos y bien drenados.

Por el contrario, no se desarrollará bien en sustratos compactos y arcillosos.

No necesita abonado, pero lógicamente si aportas un poco de nutrientes orgánicos se notará en su desarrollo.

O sea… lo normal, en este sentido la ruda no es una planta que destaque por necesitar cuidados especiales. Por eso te digo que mejor no te comas la cabeza excesivamente con este tema.

Recomendaciones para la poda de la ruda

Puedes hacer una poda vigorosa en invierno, cuando la planta va a perder su follaje.

De esta forma controlas su crecimiento, fortaleces la planta y verás como rebrota rejuvenecida en la siguiente primavera.

Además no hay problema en que en otros momentos la podes y recortes para darle forma.

Asociaciones favorables y desfavorables de la ruda con otras plantas

Asociaciones favorables: Judías, habas y tomates.

La ruda es un planta anti-pulgón por ser repelente, así que otros cultivos como las judías, habas, y otras que suelen padecer la visita de los pulgones se van a ver beneficiadas al tener cerca plantas de ruda.

Igualmente, las raíces de la ruda tienes acción nematicida (en contra del nematodo), así que los tomates y las berenjenas se verán favorecidos de tener a la ruda como compañera de huerto.

Asociaciones desfavorables: Crucíferas, albahaca, salvia y pepinos.

Plagas más comunes en el cultivo de ruda

La ruda no es de sufrir demasiadas plagas y enfermedades.

La ruda puede sufrir el ataque de mosca blanca y de ácaros, sobre todo si se ha dejado secar mucho por falta completa de riegos.

Otras plagas que puede sufrir la ruda son: pulgones, polillas, escarabajos, pulgas, gusano de la cebolla, caracoles y babosas.

Cosecha y recolección de la ruda

Toda la planta, tallos, hojas y flores tienen el principio activo que le da sus propiedades a la ruda.

Puedes recoger las hojas de ruda antes de la floración o en el mes de agosto.

Pon las hojas recogidas a secar en un lugar fresco. Después guárdalas en un frasco hermético protegido de la luz.

Entre los beneficios de plantar ruda están sus propiedades insecticidas
La ruda es una planta aromática que, gracias a sus propiedades tóxicas, sirve como insecticida para gran cantidad de plagas e insectos. Este es un aspecto positivo de plantar ruda, y de hecho es la razón por la que gran cantidad de personas se deciden a iniciar su cultivo de modo doméstico.

Puedes recoger las semillas de otras plantas de ruda a finales de verano.

¿Cómo es la planta de ruda? Características muy básicas

La ruda (Ruta graveolens) es una planta herbácea vivaz que se distingue muy bien por sus hojas carnosas de un color verde azulado.

Desarrolla tallos leñosos y alcanza una altura de 50 a 80 centímetros.

Las hojas despiden un fuerte olor acre y amargo muy característico, responsable de muchas de las propiedades que luego te contaré. Pero cuidado porque es una planta tóxica en cierto grado.

En verano florece dando unas pequeñas flores amarillas, que le dan gran vistosidad.

Y precisamente esas flores de un brillante amarillo le dan su valor ornamental. Te quedará muy bien en jardines con suelos secos.

Propiedades y beneficios de la ruda en el huerto

La ruda es otra aromática más que puedes incluir en tu jardín de aromáticas.

Es cierto que hoy día no es de las más conocidas y populares, pero te puedo decir que desde antiguo se la conoce y ha sido una planta usada por sus propiedades medicinales.

Se la conoce como la planta de los 1000 usos. Se ha usado para aliviar dolores digestivos, dolor de oídos, para desparasitar internamente, para la hemorroides, para tratar la ansiedad etc.

Pero también se la conoce desde antiguo como una planta abortiva. Así que ojo, si estás embarazada o sospechas que puedes estarlo mantente alejada de las infusiones de ruda.

Hay que tener cierto cuidado con la ruda porque es una planta tóxica, y aparte de sus propiedades beneficiosas hay que usarla con cuidado y precaución.

La ruda, por su fuerte y característico olor y por su sabor amargo espanta y repele a pulgones, gatos, roedores, babosas, moscas, tábanos.

Las raíces de la ruda (al igual que la caléndula y los tagetes) segregan sustancias que combaten los nemátodos.

Y con sus florecitas de un brillante amarillo atrae a los polinizadores y sírfidos beneficiosos en el huerto.

Vamos, que en el huerto o jardín la ruda es una joya.

Y no solo mantiene alejadas las plagas, también las combate. La ruda es usada para preparar insecticidas.

Y atención, la ruda también tiene su renombre por sus poderes mágicos.

A ver, yo de esto no sé mucho y no pongo la mano en el fuego, pero te puedo decir que en algunos países de Sudamérica se la considera una planta protectora del hogar, muy capaz de alejar malas energías. Incluso existe cierta tradición de colocarla en la puerta de las casas. Realmente la ruda forma parte de tradiciones bastante curiosas.

En fin, estos temas ya lo dejo a tu consideración. 🙂

Resumen y conclusiones sobre plantar ruda en tu huerto, jardín o casa

Como conclusión, para que tengas de un solo vistazo las condiciones idóneas para cultivar ruda, aquí te dejo un resumen:

  • Puedes sembrar ruda con semillas fácilmente, y también con esquejes.
  • Sitúa tus plantas de ruda en un lugar bien soleado.
  • Utiliza un sustrato alcalino, arenoso, suelto y bien drenado.
  • Las necesidades de la ruda son muy básicas, y necesita de pocos riegos.
  • Una poda en invierno le sentará fenomenal.

Y este es el fin de esta guía sobre plantas aromáticas. 🙂

Espero que te haya sido super útil.

Si te ha gustado o te ha parecido interesante, te agradeceré muchísimo que compartas esta guía con tus seres queridos o grupo de amigos, porque así me ayudas a seguir esforzándome con este blog Gracias Naturaleza.

También te animo a echarle un ojo a todos mis otros artículos, te aseguro que te encantarán.

Un abrazo enorme y hasta la próxima,

-Mario Angulo

¿Y tú qué opinas?

¡Tú opinión me importa! Por favor, escribe tu comentario o duda con claridad y sin errores ortográficos. Procura que mantenga algo de relación con la temática del artículo. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *